NBA 2016/17

Wanda Durant criticó los insultos que recibió su hijo en su vuelta a OKC

21:13 13/02/2017 | Kevin Durant no tuvo un feliz regreso a OKC independientemente de que Golden State haya ganado. Wanda, su madre, habló del doloroso clima que se vivió el sábado.

Wanda Durant salió a bancar a su hijo, recibido con un clima vicioso el pasado fin de semana
Kevin Durant volvió a Oklahoma City el pasado sábado cuando visitó por primera vez a los Thunder. Esta vez ya no se calzó los colores de aquella franquicia a la que defendió por ocho años con tantas alegrías mediante, sino que lo hizo vistiendo la camiseta de Golden State Warriors. Después de la novela que protagonizó en la última agencia libre donde se mudó de equipo, OKC tomó la salida de Durant como una traición y el público presente en el Chesapeake Energy Arena se lo hizo saber a través de un clima hostil.
 
Era uno los partidos esperados de la temporada, no solo por el cruce que iban a protagonizar el propio Durant contra Russell Westbrook sino también por el recibimiento que podía llegar a darle OKC a su ex estrella. Y no solo el alero terminó sufriendo una incómoda situación al límite, sino que su madre, Wanda Durant, también tuvo que atravesar este mal trago.
 
En declaraciones recogidas por ESPN, Wanda Durant se refirió a las duras críticas que hicieron sobre su hijo y dio una respuesta intachable. La madre de la figura de Golden State inclusó confesó llorar a causa del mal recibimiento que recibió Kevin el pasado sábado.
 
"Las cosas más perversas que podrías decir, ellos las dijeron sobre mi hijo esta noche, es doloroso. Hemos dejado nuestro corazón en este lugar, no solo él, nuestra familia. Esto es básquet, no es si vas a llegar al cielo. Entiendo que pensaban que nunca se marcharía. Desafortunadamente lo hizo, pero él dejó un legado en Oklahoma City que es indiscutible", explicó Wanda.
 
"Fueron lo suficientemente audaces para llamarlo delante mío una víbora, un vendido, un cobarde, una mierda. Entiendo que lo amaban, lo entiendo, pero los insultos... la gente con los cupcakes en la espalda... No tenía por qué ser así".
 
"Esta no es la primera vez que vuelvo desde que Kevin se fue. Esta es quizás mi cuarta o quinta vez. Cada vez que he vuelto, la gente parece que tienen miedo de decirme algo agradable. La gente susurrará, 'Ahí está su madre. ¡Oooooh!'. Hay personas que me dicen que todavía lo aman, pero también tienes a la gente que quemó su camiseta".
 
"Mi hijo puso su corazón y el alma en este lugar durante ocho años, y que se le trate así porque decidió ir a otro lugar para jugar es realmente difícil. No quiero decir nada despectivo sobre la organización: me preocupo por ellos. Pero creo que él sentía que su tiempo allí se había acabado. El lo dio todo aquí y era la hora de seguir adelante".
 
 

Compartir

 



X