NBA 2017/18

Pacto de silencio: Mitchell, Utah Jazz y un draft que quedará en la historia

12:00 12/05/2018 | El anotador se convirtió en uno de los robos más grandes del último draft y de la época reciente; así se gestó su llegada al Jazz.

Donovan Mitchell no fue solamente uno de los rookies del año, sino que su talento y capacidad para anotar lo transformó en el líder de Utah Jazz y en uno de los jugadores más destacados de la NBA. Su historia con la franquicia comenzó hace casi un año, allá por el 27 de mayo del 2017, en el marco de un workout que el Jazz realizó con diferentes prospectos en vistas al Draft que se avecinaba.

En esa jornada de entrenamientos, participaban Frank Mason (Kansas), Josh Hart (Villanova), Amile Jefferson (Duke), Devin Robinson (Florida) y London Perrantes (Virginia) y un tal Donovan Mitchell (Louisville). Lo que rápidamennte destaco fue el talento de Donovan y sus mil y una formas para anotar, pero nada de lo que sucedió allí se conoció hasta ahora, porque entre todos hubo un pacto de silencio sobre lo que ocurrió aquel día en las instalaciones del Jazz.

En primera instancia, los directivos de la organización de Utah se sorprendieron de que el escolta aceptara, ya que tenían los picks 24 y 30 de aquel Draft, mientras que se estimaba que Mitchell podría ser elegido en la primera mitad de aquella primera ronda. “Quería entrenar para todos los equipos de la primera ronda. Ese era mi objetivo. No soy uno de esos chicos que buscan una promesa o garantías”, explicó luego el propio jugador.

Finalmente ocurrió lo que se pensaba en los despachos y Mitchell fue elegido en el puesto 13 del Draft por Denver Nuggets. Utah lo quería a toda costa, por lo que les ofreció un trato que en Denver pensaron que era más que aceptable: Utah Jazz adquirió los derechos de Donovan Mitchell a cambio del alero Trey Lyles y de los derechos de Tyler Lydon (pick 24 deñl Draft). Esta transferencia se conviritió en el robo más grande del último tiempo, en gran parte porque el pacto de silencio funcionó al pie de la letra.

David Locke, periodista que estuvo presente en aquel ya famoso entrenamiento del 27 de mayo, se refirió al respecto en una entrevista con The Washington Post: “Se iba a enfrentar a Josh Hart, que es realmente bueno. Así que ahí empezó todo. Observabas a Josh Hart y pensabas para ti mismo ‘Wow, este chico es bueno’. Y de pronto: ‘Dios mio, Donovan es genial’. Su energía, su equilibrio, su fuerza… desprendía un aura especial”.

En ese momento en GM Dennis Lindsey se decidió absolutamente de que Mitchell era el jugador a fichar en el Draft, sin importar lo que costase. Así lo explicó Locke: “Uno de los muchachos con los que Lindsey trabaja se acercó y dijo literalmente: ‘Dennis quiere dejarlo claro, si sale una sola palabra sobre este entrenamiento, estás despedido. Todos estarán despedidos”.

“No voy a sentarme aquí y decir que planeamos esto magistralmente. Que podría ser un anotador líder, que podría hacerlo siete partidos seguidos y hacer historia como novato… No vimos eso. Es como si de pronto hubiese crecido hasta este nivel. Ciertamente estamos disfrutando con este viaje”, concluyó el propio GM Dennis Lindsey. Vaya que lo disfrutaron esta temporada, en la que promedió 20.5 puntos, 3.7 asistencias y 3.7 rebotes, en un Utah Jazz que se amoldó de forma ideal a su estilo de juego. En los playoffs subió la vara aún más, por que el el futuro de este chico es absolutamente brillante.

 

Compartir

 



X