NBA

La soberbia de sentirse el mejor, y hacerlo notar

12:11 21/05/2020 | Son pocos los que dicen abiertamente sentir que son los número uno, y Michael Jordan fue uno de esos. Aquí, una de sus tantas anécdotas al respecto.

Jordan ante Webber y Howard, ese día

Domingo 27 de abril de 1997. Estado United Center. Segundo partido de la primera ronda de playoffs entre Chicago Bulls y Washington Wizards. El plantel visitante llega al predio y se detiene en el parking, donde obviamente están también los autos de los jugadores locales.

Bajan del colectivo Chris Webber y Juwan Howard y ven a un hombre dentro de su Ferrari fumando un habano. Faltan pocas horas para el juego. Es Michael Jordan. "¡Está fumando un maldito cigarro antes de que empiece el partido como si ya hubiera terminado!", recuerda Webber. 

Pero eso no es lo peor. Cuando pasan cerca suyo, MJ los ve y los mira como diciéndoles, "Hey, ¿quién me va a defender hoy?", sonriéndose. La reacción de Jordan los toma tan desprevenidos que no saben que contestarle y siguen camino a su vestuario. 

Un rato más tarde, Jordan completa una tarea antológica: 55 puntos (21/33 dobles, 1/2 triples, 10/10 libres), 7 rebotes, 2 asistencias y 2 robos en 44:13 minutos en cancha. Fue el segundo que más tiempo jugó en todo el partido, entre ambos equipos, solo superado en dos segundos por Howard.

Los Bulls ganaron 109-104 el partido tras ir perdiendo la primera mitad 65-58, pero con un gran tercer cuarto (28-15), lo dieron vuelta y luego manejaron el resultado. La serie terminaría 3-0 con el triunfo de Chicago en Washington tres días después, con Jordan más controlado, anotando apenas 28.  

 

 

Compartir

 



X