NBA

NBA: la edad de Manute Bol, una increíble conspiración

19:05 16/10/2020 | En el día de su cumpleaños número 57, un repaso a uno de los misterios más inverosímiles en la historia de la liga norteamericana.

Bol jugó en los Warriors en la NBA (Foto: NBA)

“Yo decidí su fecha de nacimiento porque nadie sabía con exactitud cuándo había nacido. Opté que fuera después del 1 de septiembre, para asegurarme de que tuviera la edad adecuada para jugar en la Universidad”.

Eso fue todo lo que necesitó decir Kevin Mickey en Zagsblog para que la conspiración que era una imagen en la oscuridad exploté. El protagonista en cuestión es Manute Bol y quien pronunció esa declaración era su entrenador en Cleveland State University, que trajó al africano desde Sudán hasta Estados Unidos. 

Resulta que el gigante de 2.31 metros fue anotado de una manera aleatoria, por la mera decisión de su técnico. Cleveland State lo reclutó, pero Bol nunca pudo jugar en la universidad por tener problemas con el inglés (a pesar que el africano hablaba con fluidez los idiomas dinka, swahili y árabe sudanés), que apenas llegó a controlarlo en sus últimas temporadas en la NBA. Solo pudo jugar en la División II en Bridgeport University y luego se presentó al Draft.

Así fue que los Bullets lo seleccionaron en el pick 31 del sorteo de 1985, cuando tenía, según los datos de la NBA, 23 años. Se mantuvo en la NBA hasta los 32, aunque su edad, de acuerdo con lo que comentó Mickey, era otra: “Probablemente él tenía entre 40 o 50 cuando jugó en la liga”.  

Bol terminó su carrera en la NBA con los Warriors en 1995. Hubo varias historias similares en diferentes deportes sobre jugadores que se presentan como más jóvenes de lo que son para obtener un contrato, pero es significativo cómo Manute, siempre afectado por las lesiones, pudo mantenerse en la pista con 40 o 50 años, siendo sólido en todas sus campañas en el certamen.

Durante sus 10 temporadas en la NBA, en las que representó a Washington, Golden State y Philadelphia, jugó 624 partidos con los siguientes promedios: 2.6 puntos, 4.2 rebotes y 3.3 tapones. Desafortunadamente su cuerpo dijo basta el 19 de junio de 2010, cuando falleció a causa de una grave enfermedad renal mientras se encontraba ingresado en un hospital de Virginia, Estados Unidos, aquejado del síndrome de Stevens-Johnson.

Hoy cumpliría 57 años y su huella, más allá del aura conspirativa que siempre lo rodeó, continúa presente. Fue uno de los primeros internos que se animó a lanzar de media y larga distancia y en su paso por el torneo se erigió como un gran taponador gracias a su kilométrica e inverosímil altura. Donde quiera que esté, seguro está disfrutando de esta era, con los pivotes emulándolo y rompiendo paradigmas, límites y enigmas.  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X