Liga Nacional

La noche en la que el Gallo Pérez lo meó a Juan Espil

21:31 07/04/2020 | Se enfrentaban GEPU de San Luis y Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Al Gallo Pérez se le ocurrió una artimaña para ayudar a Juan Espil.

Pérez y Espil finalmente se consagraron campeones (Foto: La Nueva)

Se estaban disputando las semifinales de la Liga Nacional de Básquet en la temporada 1992/93, en donde GEPU, el conjunto favorito para quedarse con el título, se enfrentaba a Gimnasia de Comodoro Rivadavia. A pesar de ser considerados candidatos preferenciales a ganar el campeonato, los de San Luis estaban imposibilitados de anotar, especialmente porque su goleador, Juan Espil, se encontraba incómodo. 

¿El motivo? La defensa del equipo del sur. “Merchant, que era un gran defensor, lo volvía loco a Juan. El primer partido ganamos y Juan hizo 0/8 en triples. En el segundo, en San Luis perdimos y Juan tiró 0/9. En el tercero, después de recorrer 1.700 kilómetros en micro, con todo lo que eso significaba, sabíamos que Merchant estaba esperando a Juan con los colmillos afilados”, recordó Esteban Pérez, en el programa 3x3 de Uno contra Uno. 

Pero lo que nadie esperaba era que al Gallo Pérez se le ocurra una artimaña para mitigar el poderío defensivo del rival: “Estábamos por salir a la cancha y le dije a Juan: "Poné la mano en el inodoro". Y le oriné. ¡No dejé que se lavara! Ese fue el quiebre. Hicimos como 72 puntos (en realidad fueron 69) entre los dos y ganamos en dos suplementarios. Además, Moten (Andrew) hizo el récord de la Liga: 63 tantos”. 

Precisamente en ese partido, el foráneo rompió la marca de puntos que ostentaba el Pichi Campana, quien había anotado 62 el 1 de febrero de 1990, cuando todavía jugaba en River. A pesar del récord, GEPU logró el triunfo por 113-109 y la dupla Pérez-Espil se combinó para revertir una situación que parecía completamente adversa. 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X