España

Hernández, presentado en Zaragoza: "Estaba necesitando acción"

11:14 06/11/2020 | El bahiense respondió a las preguntas de la prensa en su primer día oficial como coach del equipo español.

Oveja con su buzo del Zaragoza por primera vez (Foto Prensa Zaragoza)

Sergio Hernández viajó el miércoles por la noche a España, llegó el jueves, y hoy viernes por la mañana ya tuvo su presentación oficial con el equipo, al que dirigirá por primera vez el domingo ante el Manresa. La conferencia fue en el hermoso estadio Príncipe Felipe, donde hace de local el Casademont. Aquí, las principales frases de Sergio.

"Estoy muy feliz, y cuando uno está feliz, el cansancio o los nervios se llevan de mejor manera, pero estoy contento por razones obvias. Que tenga trabajo de lo que a uno le gusta, y con esta oportunidad que estaba esperando desde hace tiempo que era entrar en la acb, le hace todavía mejor".

"El Zaragoza es un equipo de la acb y es parte de la cultura de la ciudad y eso es algo que me atrae mucho. Recuerdo hace muchísimos años seguir al Zaragoza porque estaba nuestro gurú, León Najnudel. Él volvió desde acá y creó la Liga Nacional. Por eso Zaragoza es parte de nuestro básquet. Cuando apareció la oportunidad, me fijé que había un club histórico que se fijaba en mí. Y conozco a la plantilla, como a todas las de España, más en las que hay argentinos, así que ví los 8 partidos del Zaragoza. Me parece que tiene un potencial superior al que hoy lamentablemente ha podido demostrar. Y eso es un desafío grande para un entrenador. A veces nos gustan estos desafíos, porque pensamos que estamos preparados para cosas difíciles. Hay que tratar de convertir esa presión a energía positiva".

"Imagino lo que imagino con cada equipo que tomo. Basquetbolísticamente, mi idea es tratar que el equipo tenga más dinámica, que sea más vertical, intentar subir la velocidad de juego, más agresivo, que sepa utilizar mejor los primeros 10 segundos de posesión, para que pueda intimidar al rival y no permitirle llevar la iniciativa defensivamente. Lo mismo cuando defendemos nosotros. Tratar de ser más agresivos y subir un poco más la presión. Tienen el personal para hacerlo y es lo que siento. Tengo que liderar al equipo desde lo que siento. En principio lo va a intentar y después lo va a hacer".

"Creo que a veces cuando los equipos pasan por estos momentos de urgencia, en los que necesitás ganar, pasan a jugar más contra sí mismos que contra el rival, y pasan a pensar más en el resultado que en el rendimiento. Entonces hay que tratar de llevar al equipo a una identidad de juego, a buscar la excelencia, que gane o pierda con una misma idea. Y que cuando esté jugando no esté pendiente del resultado sino del juego. Esos parciales amplios que le han pasado al Zaragoza, y que le pasan a muchos equipos, tiene que ver con esa urgencia por el resultado. Hay que encontrar qué problema hay en el juego que hace que el equipo no se sienta poderoso. Espero encontrarlo pronto".

"No sé cuál era el objetivo del Zaragoza porque no estoy desde el principio. Me imagino que sería estar entre los 8 primeros. Yo quiero estar arriba. Sé cuál es mi objetivo. Pero para estar arriba hay que jugar bien al básquet, y eso es lo que intentaremos hacer".

"Fue difícil lo del Zaragoza, pero hubiese sido más fácil si no estuviera este reglamento que impide hacer las dos cosas a la vez, por lo que tuve que cortar mi contrato con la selección. Fue un dolor fuerte. Tuve sensaciones encontradas. La ilusión y alegría de tomar este desafío que me interesa. Pero con la dificultad de tener que dejar mi cargo de seleccionador. Pero había que tomar una decisión y tomé la que creía que era la correcta".

"No ví un equipo triste. Vi a un equipo arriba, con un club con muchas ganas de trabajar. Tenían a un compañero como Diego Ocampo por el que también dieron toda su energía. De pronto aparece alguien nuevo que es el que toma las decisiones y no debe ser fácil, pero la actitud que tuvieron me lo ha hecho muy fácil. Me encontré con un equipo con muy buenos hábitos de entrenamiento. Muy bueno. Estoy contento con eso. Espero que dure".

"A Nico lo quiero muchísimo. Es un chico genial. Lo dirigí por primera vez en Peñarol de Mar del Plata. Fue raro, porque vino a Peñarol, tuvo un rol determinante muy joven y de ahí fue a la NBA. Raro. No me extraña en realidad porque él es el básquet en estado puro. Sabe poner la pelota en el piso, sabe jugar para los demás, sabe definir. Espero que también mi llegada le ayude a seguir creciendo. Fundamentalmente lo que tiene que hacer Brussino es lo que tienen que hacer todos, que es ayudar al equipo a ganar en el rol que les toque". 

"No creo que el domingo vayan a ver tácticamente muchos cambios, pero sí algo de mi impronta va a haber, claro. Yo tengo que tener cuidado porque quizá soy un poco avasallante, entonces los puedo perjudicar. Tengo que ir de a poco. Con cuidado. Pero todo en beneficio de los jugadores, que son los que deciden. Quiero que tengan pocas cosas pero claras para hacer. Ya habrá tiempo para agregarles otras cosas".

"No tuve tantas ofertas antes. Mucha gente cree que porque dirigís una selección están todo el tiempo llamándote. Pero soy sincero. He tenido algunas pero no me pareció el momento o no me parecieron suficientemente interesantes. Esta me pareció atractiva. El entrenador es como el jugador. Tiene que estar en ritmo. Y sentía que llevaba muchos años donde tenía solo un mes de competencia. Estaba necesitando más acción".

 

Compartir

 



X