NBA 2019/20

Otro capítulo del conflicto China-NBA: en Hong Kong prenden fuego camisetas de LeBron James

10:21 16/10/2019 | El mánager general desató un conflicto político-mediático con una frase y cualquier protagonista que entre con su voz será difícil que salga.

Manifestantes quemando una camiseta de LeBron (foto: @HotepJesus)

"No quiero entrar en una disputa de palabras o frases con Daryl Morey, pero creo que no estaba lo suficientemente preparado sobre la situación en cuestión, pero igualmente habló. Tantas personas pudieron haberse sentido perjudicadas, no solo financieramente sino también física, emocionalmente y espiritualmente. Así que hay que tener cuidado con lo que tuiteamos, lo que decimos y lo que hacemos", fueron las primeras palabras de LeBron James sobre el conflicto China-NBA, antes de un partido de preparación ya en tierras americanas.

En Hong Kong se hicieron eco rápidamente de estas declaraciones de una de las caras visibles más importantes para el negocio millonario que implica el desembarco de la NBA en tierras chinas. Mientras ese acuerdo pende de un hilo cada vez más fino y las franquicias NBA piensan en recalcular cuestiones presupuestarias como consecuencia, las camisetas de LeBron (por sus palabras particulares y por su imagen simbólica como NBA) fueron prendidas fuego a modo de protesta, en Hong Kong.

Todas las palabras de protagonistas, a esta altura del conflicto, pueden tener un tono de sencilla opinión, pero nunca hay que perder de vista las aristas comerciales y económicas. LeBron, que tiene acuerdos importantes con Nike y tiene una película, Space Jam 2, a estrenar dentro de poco, volvió a hablar para ponerle punto final a su participación: "Se cómo sonaron para mí. Cuando yo hablo de algo, lo hago desde la lógica de cómo las percibo cuando las recibo. Ayer hablé de cómo me había sentido con el tuit de Daryl Morey durante la semana que los Lakers pasamos en China".

Y agregó: "Voy a centrarme en ser el capitán de los Lakers e intentar ganar un anillo de campeón con ellos. Ese es mi objetivo. Ya hablé ayer, expliqué luego las cosas en Twitter. Estoy hablando ahora. No voy a hablar más. No puedo perjudicar a mis compañeros de equipo hablando de algo que no nos beneficia. Estamos concentrándonos en ganar un anillo. No somos políticos y este es un asunto de enormes ramificaciones políticas. Somos líderes y a veces podemos dar un paso al frente. Pero si sientes que de algo no tienes que hablar, no deberías hacerlo. Esta es una situación delicada para la NBA, los jugadores, los ejecutivos, propietarios".

El conflicto entre China-NBA sumó un capítulo más, pero las declaraciones de cada protagonista que pasa por los micrófonos hace mella. Pasó con Daryl Morey (mánager Houston) y siguieron esos pasos Adam Silver (comisionado NBA), Gregg Popovich (entrenador Spurs) y Donald Trump (presidente EEUU), entre tantos otros.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.