Preolímpico 2007

Paolo Quinteros, Kobe Bryant y una gran anécdota en Las Vegas 2007

21:20 24/05/2020 | "Hola Quinteros, ¿cómo está tu mano?", le dijo Kobe Bryant. El tirador no lo podía creer. El de Regatas fue uno de los mejores en ese torneo.

Quinteros y Bryant

Kobe Bryant era un figura imponente, no sólo por su calidad como jugador, sino también por todo lo que conllevaba su personalidad competitiva y determinante. Dentro de la cancha era un depredador, pero, de vez en cuando, mostraba una cara amable, especialmente cuando podía hacer uso de su raro español. Su esposa, Vanessa, tiene raíces latinas y siempre lo incentivaba para que lo practique sea donde sea. 

Paolo Quinteros, jugador de Regatas, tuvo la oportunidad de vivirlo en carne propia durante el Preolímpico de Las Vegas en 2007, cuando Argentina se enfrentó a Estados Unidos por los cuartos de final. El escolta venía teniendo un gran torneo y rápidamente se convirtió en uno de los más importantes del equipo. Eso también le permitió ser uno de los jugadores conocidos dentro del círculo interno del certamen. 

A pesar de eso, Quinteros no esperaba que esa preponderancia lo llevara a ser reconocido por el propio Kobe, quien en el medio del partido lo sorprendió. Así lo recordó el escolta en una nota en el canal Todo Noticias, en el momento que se conoció el fallecimiento del exjugador de Lakers: "Entré a defenderlo y cuando iba caminando hacia él me preguntaba cómo hacer para pararlo. No sólo que no convierta, sino que trate de no tirar al aro". 

Paso a paso, el tirador se iba acercando a su colega norteamericano y, al momento del encuentro, Kobe lo miró y le dijo: "Hola Quinteros, ¿cómo está tu mano?". "Yo quedé en silencio, no sabía qué decirle", confesó Quinteros, que se había quedado completamente atónito ante el comentario de uno de los mejores escoltas de todos los tiempos. 

Antes de ese torneo Paolo había dicho que no iba al Preolímpico de vacaciones y de qué manera lo demostró, siendo una de las figuras de Argentina y llevándose el reconocimiento de nada más y nada menos que Kobe Bryant. Además, los nacionales lograron la clasificación a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 luego de una victoria en las semifinales ante Brasil. Finales soñados sí los hay. Soñados... e inesperados. 

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 

Notas Relacionadas




X