NBA

Cuando Tracy McGrady estuvo a punto de ir a los Lakers

10:00 24/05/2020 | Durante 1997, el GM Jerry West analizó diferentes negociaciones para conseguir en el Draft al actual miembro del Hall of Fame y unirlo a Kobe Bryant y Shaquille O'Neal. Sin embargo, Jerry Buss se negó a realizar algún traspaso.

McGrady y Bryant, enfrentados. (Foto: Getty Images)

Kobe Bryant, Shaquille O'Neal y... Tracy McGrady. Ese es un Big Three de miembros del Salón de la Fama que no solo suena arrollador, sino que estuvo muy cerca de volverse una realidad. Antes de llegar a la NBA y ser seleccionado en la novena posición del Draft de 1997 por los Toronto Raptors, T-Mac captó el interés de Los Ángeles Lakers y estos analizaron varias negociaciones para conseguirlo.

Todo ocurrió en los días previos a la ceremonia de selección. McGrady, el prospecto de secundario más impactante de su camada, había aparecido como un joven que no exhibía debilidades en cuanto a su físico y que estaba listo para saltar al profesionalismo. Durante un entrenamiento privado que realizó con Jerry West, General Manager de los Lakers, el jugador de Mount Zion Christian Academy brilló y dejó bien en claor que tenía los atributos para ser una estrella de la liga.

El Logo, quien había sido el gran responsable de la elección de Kobe Bryant apenas un año antes, comenzó a elaborar planes para hacerse con sus servicios. Sabía que había encontrado una joya y estaba dispuesto a traspasar componentes del quinteto para quedársela. ¿El objetivo? Armar un tridente ofensivo prácticamente imparable con Bryant, McGrady y el ya establecido O'Neal. Sin embargo, una orden desde la cima de la organización frenó todo: cuenta Dell Harris, entrenador del conjunto angelino en ese momento, que Jerry Buss se negó a desprenderse de integrantes del plantel como Eddy Jones, pieza importante del equipo.

En 2017, a través de ESPN, McGrady se pronunció acerca de esta historia: "He oido sobre ello. ¿Saben lo que hubiera sido para mi carrera compartir cancha con esos dos? Por Dios. Lo que hubiera significado para mi evolución, para mi madurez. Durante mis primeros tres años en Toronto, no fui un anotador. Me dedicaba a compartir la pelota y a defender al mejor atacante del rival. Eso es lo que hubiera hecho en Los Ángeles." 

Compartir

 



X