NBA

Portland, el equipo que peor eligió en la historia del Draft

09:13 15/03/2020 | A lo largo de los años, la franquicia de la Conferencia Oeste dejó pasar a varios jugadores que luego se convirtieron en leyendas.

Los Blazers no han sido muy sabios a la hora de elegir. (Foto: NBA.com)

Debido al Coronavirus, la temporada regular de la NBA se ha suspendido por tiempo indefinido y hasta existe la posibilidad de que esta se cancele. Mientras tanto, apenas faltan tres meses para que se celebre una de las ceremonias más importantes de la competencia y es necesario bucear a través de sus mejores (o peores) momentos. Se trata del Draft, evento que reúne a los prospectos jóvenes más interesantes del mundo. La historia demuestra que una de las franquicias es la que, a causa de sus malas decisiones, más ha sufrido a la hora de seleccionar: Portland Trail Blazers.

En seis ocasiones, la franquicia tuvo uno de los dos primeros picks de la ceremonia: 1971, 1972, 1974, 1978, 1984 y 2007. Cuatro de esas elecciones, a excepción de las de Sidney Wicks en 1972 y la de  Bill Walton en el 1978, han sido muy contraproducentes por alguna razón. Wicks ganó el Rookie del Año en su primera campaña, en la que promedió 24,5 puntos y 11,5 rebotes por partido. Además, fue All-Star cuatro veces durante su paso por Oregon. Poco para decir de Walton: fue MVP de la temporada regular en 1978 y de las Finales con los Blazers en 1977. Tras su retiro, fue incluido en el Salón de la Fama.

Sin embargo, el primer número uno del Draft de su historia fue usado en LaRue Martin. ¿Quién era? Un hombre que pasó cuatro temporadas en la NBA, con promedios de 5,3 unidades y 4,6 rebotes por juego. Decidió retirarse a los 25 años. Ese día, Portland dejó pasar la chance de escoger a dos MVP: Julius Erving y Bob McAdoo. En 1978, eligieron a Mychal Thompson (el papá de Klay) con el puesto uno. Duró seis años en la liga y tuvo buenos números, ya que no bajó de los 14 puntos y 7 rebotes por temporada. Pero los directivos dejaron pasar a Larry Bird sólo porque iba a pasar un año más en la NCAA. Y así perdían a otra leyenda.

Seis años después, ocurrió el mayor error en la historia de la ceremonia: con el segundo pick, los Blazers decidieron seleccionar a Sam Bowie por encima de Michael Jordan, Charles Barkley y John Stockton, aunque este último pasó desapercibido para muchas franquicias. Bobby Knight, quien había dirigido a Jordan durante los preparativos para los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984, le sugirió al General Manager Stu Inman que lo eligiera. El dirigente, más preocupado por el juego interior del equipo que otra cosa, respondió: "No puedo, necesitamos un interno." "¡Entonces hagan jugar a Jordan de pívot!", replicó Knight. Finalmente, Portland escogió a Bowie y el resto es historia.

La más reciente es una de las peores. En 2007, los Blazers se guiaron por el indudable dominio de Greg Oden en NCAA y por las críticas al físico de Kevin Durant para seleccionar al pívot y relegar al alero al segundo puesto. Lamentablemente para ellos, el primero vivió entre lesiones y jamás pudo establecerse en la liga, mientras que el segundo se convirtió en una superestrella que ganó un MVP de la temporada regular, dos de las Finales y cuatro títulos de anotación.

 

Leandro Carranza/[email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @leocarranza99

 

Compartir

 



X