Entrevista

Alessio: "Me da mucha tranquilidad estar en Instituto y en Córdoba"

08:47 15/08/2020 | Tras anunciarse su fichaje en la Gloria, hablamos con el pivote sobre este regreso luego de su paso por Chile.

Foto CD Valvidia

Ignacio Alessio es uno de los pocos jugadores que desde un principio, pese a la oleada para irse al exterior, dijo que quería jugar en la Liga Nacional. Temas familiares y cuestiones personales lo trajeron de vuelta tras su paso por Chile y en la 2020/21 lo disfrutará Instituto. 

-¿Por qué Instituto?
. Porque fue el club que se acercó primero a hablar conmigo y porque tengo una gran relación con los dirigentes del club y también con algunos compañeros que voy a tener allí. Y la verdad es que la pasé muy bien los dos que estuve en la Gloria en el TNA. Fueron muy buenos para mí deportivamente, que me ayudaron a dar un salto de calidad. También quería ser parte de esta etapa del club en la que juega torneos internacionales. Y estar siempre compitiendo arriba en la Liga. Quería volver para poder disfrutar de este momento, y me encuentro en otra situación en relación a aquel que estaba en el TNA. Pasaron varios años que me ayudaron a tener un poco más de experiencia. Y creo que puedo ayudar bastante. 

-¿Te costó mucho este año afuera?
. No, pero a nivel personal y familiar tomamos la decisión de quedarnos, para priorizar la salud de toda la familia. Si bien uno está expuesto acá y en todo el mundo, no es lo mismo viajar con toda la familia y tener la mala suerte de enfermarse y no estar cubierto sanitariamente. Me pasó que mi hijo se enfermó en Chile, tomó fiebre para las fiestas, lo tuve que llevar a una clínica y los precios que se manejan para atenderte son altísimos. Acá uno está cubierto, tranquilo, esperando que se acomode un poco. Lo usamos como un año de transición, esperando ver qué pasa en este tiempo. 

- Es un tema el de la salud, porque acá uno tiene a mano hospitales gratis y no le da bola porque le parece natural, y en el extranjero te pasa algo así y te das cuenta que no es natural. 
. Tal cual. Uno no lo piensa, no cree que te puede pasar. Uno como jugador está cubierto, pero una cosa es irte solo y otra con la familia. Yo me muevo con mi familia. Si tengo que irme a jugar a Israel, voy con ellos, porque hay cosas que no me quiero perder. Y esto lo tenés que tener en cuenta. Me pasaron cosas en Chile que tengo que tomar como experiencia. Hace cinco meses viví una situación saliendo de Chile, con miedo de no saber si me iban a dejar entrar al país. Entonces hay que tomar decisiones inteligentes, esperar que haya una vacuna y después ver cómo seguir. 

-¿Hablaste algo de esto con los chicos que decidieron irse afuera?
. Con los que pude hablar, que fueron pocos, les comenté cuál fue mi experiencia. Yo respeto un montón la decisión de los muchachos, porque hay algunos que tienen la necesidad de trabajar, que han tenido problemas en los clubes y necesitan ir a algún lado porque tienen que sumar ingresos. A algunos les podés decir que tengan en cuenta esto, porque puede pasar. Vas a algún lugar donde los riesgos son altos, los contagios están altísimo, donde no está todo tan controlado como acá. Uno está expuesto igual en cualquier país de esta región que están pensando en jugar sus torneos. 

-¿Te quedás con paz interior entonces?
. La verdad es que me da mucha tranquilidad estar en Instituto y en Córdoba. Un club como Instituto, que ya conozco, sé cómo trabajan, me da mucha tranquilidad. Pasar este año de tanta incertidumbre acá me da mucha tranquilidad. 

-¿Cómo ves la parte deportiva?
. Lo veo bien. Me gusta que se haya mantenido la base. Sepo (Ginóbili), el Panda (Scala), el Negro (Espinoza), Locu (Cuello). Es importante en el momento de encarar un año de transición para la Liga, donde muchos equipos van a contratar a jugadores nacionales y van a darle la posibilidad de mostrarse y de dar un salto de calidad. Me parece además que va a depender mucho de nosotros si el nivel de la Liga va a ir para arriba o va a caer un poco. El jugador argentino es muy competitivo, se entrena para estar cada vez mejor, y eso se ve cada año. Que se mantenga la base, a nosotros nos va a ayudar para estar más afianzados, y que los que llegamos nos acomodemos rápido a lo que nos pida Sepo. 

- Hace 6 años hiciste vos ese camino de subir del TNA a la A, desde Instituto a Argentino. Este año puede haber récord de jugadores que den ese salto. Tu experiencia fue buena. ¿Ahora lo ves como algo saludable?
. Creo que hay que esperar a ver cómo transcurre todo. También tenemos que entender el momento que estamos pasando, donde va a ser difícil reforzarse con extranjeros porque el dólar se disparó. Donde tampoco está fácil la entrada al país. Hay un contexto en este rearmado de temporada que no hay que hacer a un lado. La mayoría de los equipos quieren jugar, ser competitivos y no perder la categoría, y dentro de su presupuesto se van a armar. Algunos equipos estarán un escalón arriba, porque tienen una base, o traen extranjeros, pero creo que va a ser competitiva. Nosotros vamos a ir a tratar de mantener al club arriba, con la mira puesta todos en el mismo lugar. Eso a mí me gusta. Veo que tenemos bien la cabeza. Ahora tenemos que empezar de a poco ponernos a tono físicamente. Y después basquetbolísticamente. 

-¿Te asusta un poco el tema del retorno desde lo físico después de estar tanto tiempo parado?
. No. Al principio, cuando volví de Chile y estuve un tiempo aislado en Neuquén, lo viví como el receso. Tranquilo. Al pasar el tiempo y ver que la cuarentena se extendía, al ver que en algunos lugares permitían más cosas que en otro, no te voy a mentir que la cabeza empezó a jugar. Porque yo quería moverme, tirar al aro, ir a un gimnasio. Porque entrenar solo llega un punto que te cansa. No estamos acostumbrados. Y no sabemos hasta cuándo se va a mantener. Pero miedo no. Algo estoy haciendo y me siento mejor de lo que creía. No tengo dolores ni molestias. 

-¿Qué primera impresión tenés de estas burbujas que podrían ser el formato inicial para volver a jugar?
. Ví que ustedes subieron una nota, pero no la leí todavía. Sé que es una de las posibilidades. Sería maravilloso que Lammens pueda juntarse con la mesa directiva de la AdC para poder presentar este proyecto. No me parece alocado, porque si la AdC lo propone debe ser porque lo puede afrontar. Ojalá sean escuchados y se pueda avanzar, porque todos queremos volver a jugar. 

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X