Informe

¿Por qué Michael Jordan fue elegido en el número 3 del draft de 1984 y no en el 1?

22:06 20/04/2020 | La historia dice que fue el robo más grande de la historia del deporte profesional, pero la verdad es que eso es con el diario del lunes.

Bowie y Olajuwon, los dos primeros del draft de 1984

Desde que Michael Jordan jugó su primera temporada en la NBA, una de las historias más repetidas que se han contado ha sido la del draft de 1984, en el que MJ fue elegido en el puesto número 3, detrás de Hakeem Olajuwon y Sam Bowie. ¿Pero cuál es el trasfondo de lo ocurrido?

Con el diario del lunes, está claro que todos hubiesen elegido a Jordan en el primer puesto, incluido Houston, pero la realidad de ese momento y el contexto eran muy distintos. Si bien es cierto que Jordan había tenido tres temporadas muy buenas en la NCAA, no era la megaestrella del básquet universitario. Había ganado un título con North Carolina en 1982, pero en 1983 y 1984 no se podría decir exactamente que habían fracaso, aunque sí decepcionado, sobre todo en 1984, en donde llegaron al cuadro de 64 final con marca de 27-2, cayendo en segunda ronda ante Indiana (20-8). Además, el draft de 1984 se realizó antes de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, donde de alguna manera Jordan explotó definitivamente. 

La noche del 19 de junio de 1984, entonces, en el Madison Square Garden, Rod Thorn, en ese momento general manager de los Bulls, fue muy confiado a la ceremonia, y su razonamiento no intenta justificar a sus antecesores en la elección, sino dar la explicación lógica del caso: "El número uno del draft era Olajuwon, no hay dudas de eso. Si yo hubiese tenido el primer pick también hubiera elegido a Olajuwon. Y en el segundo lugar estaba Portland, que el año anterior había fichado a Clyde Drexler, que jugaba en el mismo puesto que MJ. Ellos necesitaban un pivote. Por eso yo sabía que en el puesto tres iba a poder elegir a Mike".

Lo de Olajuwon no requiere ninguna discusión. Nadie en la historia se hubiese perdido a un pivote de 2.13 con la calidad de Olajuwon en ese momento. Nadie. Y lo de Portland tiene obviamente un análisis paralelo por lo que ocurrió luego con Sam Bowie, otro pivote. Medía 2.16 y tenía muchas condiciones. Es cierto que la elección era un riesgo porque Bowie se había perdido dos años en la Universidad de Kentucky por una fractura por estrés, pero en la temporada 1983/84 había regresado a jugar en alto nivel. Era muy tentador.

Portland no lo dudó demasiado y se llevó a Bowie, que tuvo una primera campaña más que correcta en la NBA (10.0 puntos y 8.6 rebotes en 76 partidos), pero que se desmoronó en la segunda, cuando empezaron las lesiones. La tercera directamente no la jugó y, al retornar, volvió a romperse una pierna, por lo que esta vez los Blazers se cansaron y decidieron canjearlo cinco años después de haberlo elegido (junio de 1989) a New Jersey, junto con Mookie Blaylock, a cambio de Buck Williams.

Hasta allí, si bien Jordan ya era una estrella, al menos no había ganado ningún título aún. Los seis que se llevaría en la década siguiente dejaron en situación de estúpidos a los que esa noche de 1984 se mostraron alegres cuando seleccionaron a Bowie. No solamente por Jordan, sino porque además se perdieron a varios más en el que, casi unánimemente, fue el mejor draft de la historia, como Charles Barkley (nº5) y John Stockton (nº16).

 

 

 

 

Compartir

 



X