NBA 2018/19

¡San Antonio metió primera en Denver!

02:29 14/04/2019 | El equipo de Gregg Popovich se impuso 101-96 sobre los Nuggets tras un final emocionante que pudieron cerrar con libres y robos; 1-0 para los Spurs.

Pese a ciertas imprecisiones, DeRozan lideró a los Spurs en puntos, asistencias y rebotes (Foto: @spurs)

San Antonio es un equipo que no te querés cruzar nunca en playoffs, ya que cuenta con una base de jugadores que están acostumbrados a jugar en la postemporada. Ni hablar de Gregg Popovich y su staff técnico, que nació para esta clase de compromisos. Es cierto que se han tenido que reconstruir tras la salida del Big 3, junto con Kawhi Leonard y Danny Green, pero lo han hecho con creces a lo largo de la temporada regular y lograron dar el salto de calidad en el inicio de la postemporada, superando 101-96 a los Nuggets en Denver.

Los Nuggets se quedaron con el segundo puesto de la Conferencia Oeste (récord 54-28), pero a pesar de este fabuloso presente deben vivir la situación inversa a sus rivales de primera ronda: es la primera vez que entran en la postemporada desde la temporada 2012/13 y muchos de los jugadores de su plantilla tenían muy poca o nula experiencia hasta esta noche. Recordemos que para los Spurs es el 22° viaje al hilo a los playoffs. Esa diferencia se notó claramente en los minutos finales de un partido sumamente cerrado: algunos jugadores de Denver, especialmente Murray, decidieron mal cometieron errores no forzados, mientras que San Antonio facturó cada vez que pudo. Así los texanos estamparon el 1-0 en la serie y se robaron la ventaja de localía.

El equipo de Popovich terminó el juego con cinco jugadores en doble dígito anotador, destacándose la tarea de Derrick White (16pts-5asis-3reb y 1 robo clave en la última posesión), LaMarcus Aldridge (15pts-8reb) y DeMar DeRozan (18pts-12reb-6asis). Por el lado de Denver, Nikola Jokic (10pts-12reb-11asis) se convirtió en el primer debutante en playoffs en lograr un triple doble desde LeBron James en el 2006. Pero el dueño de casa se quedó corto, especialmente por una noche muy porbre con el triple: 6/28 para un 21.4 por ciento de efectividad.

San Antonio llegó a sacar una diferencia máxima de 12 puntos en el segundo cuarto, pero luego la distancia fue recortada por Denver y fue de un dígito durante todo el complemente. En la segunda mitad el trámite del encuentro fue lenti y muy parejo, pero el denominador común fue que los Spurs estuvieron siempre por encima en el marcador. A falta de un puñado de segundos le dieron una chance al local, pero la dejaron pasar y ya no hubo vuelta atrás. Los Spurs no dan segundas oportunidades y no lo hicieron en este inicio de la postemporada: con los libres y buenas acciones defensivas sellaron el 101-96 final con el que no solo pisan fuerte, sino que llenan de dudas al rival.

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.