Especiales

Stephen Curry y Lionel Messi: ¿por qué son tan parecidos?

15:30 13/02/2021 | Ambos no se destacan por su físico, sino por su talento. Son fieles a sus equipos, se divierten en las canchas, quiebran récords y ganan en el intento.

Curry y Messi

Uno cambió la forma de jugar al básquet para siempre, otro revolucionó las bases del fútbol con buen tocar y le peleó el puesto del más grande de todos los tiempos a un tal Diego Armando Maradona. Los dos se divierten, quiebran récords y ganan en el intento, consiguiendo infinitos títulos en los Warriors y el Barcelona. Son Stephen Curry y Lionel Messi, y lo suyo es mucho más que una simple similitud.

Empezando por el presente de ambos, tanto Curry como Messi se encuentran en etapas de transición, no en cuanto a rendimientos individuales, sí con respecto a sus equipos. Ni Golden State ni Barcelona son las amenazas que eran en el pasado y están buscando su mejor versión. Los Warriors se ubican en la octava posición de la NBA con 14 ganados y 12 perdidos, a la vez que los catalanes marchan terceros en La Liga, con un regular balance de 13 victorias, cuatro empates y cuatro derrotas.

Se llevan apenas un año diferencia, debido a que Curry nació en 1988 y el rosarino en 1987. También no se destacan por tener físicos predominantes. Stephen solo mide 1.91, una estatura que para los valores de la NBA no es mucho, mientras que Lionel llega a los 1.70. Pero ambos destrozan rivales con talento e inteligencia, sin importar las diferencias contra sus rivales.

Disruptivos desde que llegaron al mundo, a los dos de pequeños les dijeron que no tenían muchas oportunidades de llegar a ser profesionales en el básquet y el fútbol, y se sobrepusieron a duras pruebas, desde inyecciones para fomentar el crecimiento hasta contratiempos con diferentes lesiones, para llegar a ser lo que son.

32 (Stephen) y 33 (Lionel) son sus edades y todavía tienen récords interesantes por reclamar. El base del conjunto de la Bahía está a 347 conversiones de pasar a Ray Allen para convertirse en el jugador con más triples en la historia de la NBA, como así también el rosarino está a solo un partido de alcanzar los 505 encuentros disputados en La Liga, cifra que ostenta Xavi. 

Por último, la fidelidad de los dos es única, en un mundo deportivo en el que la mayoría de los jugadores se venden al mejor postor. Ambos debutaron profesionalmente en sus equipos y se mantienen allí después de 12 y 17 temporadas respectivamente. 

Estirpe, personalidad y un corazón de otra dimensión. Tan lejos y tan cerca. No importa el fútbol, tampoco el básquet ni el deporte. Los ganadores piensan igual, sin discriminar el lugar. Una sonrisa y a disfrutar, magia y con el balón a jugar.  

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X