Argentina

Casalánguida: “Siento la obligación y la responsabilidad de ayudar a mi país”

10:21 16/01/2024 | Nico regresa al representativo nacional luego de su experiencia en los Juegos Olímpicos Río 2016. Dialogamos con él para conocer su función, sus sensaciones y más.

Nicolás Casalánguida fue el entrenador en el Mundial U19 del 2013

Si bien el cimbronazo por haber quedado afuera del Mundial FIBA 2023 que se jugó en Indonesia, Filipinas y Japón y los próximos Juegos Olímpicos Paris 2024 todavía retumban y duelen, Argentina se prepara para comenzar otra competencia internacional. A partir del próximo 22 de febrero dará inicio la clasificación a la Americup 2025 con la primera Ventana FIBA en la cual se enfrentará a Chile.

El equipo, como ya contamos anteriormente, presentará un mix entre jugadores de experiencia y jóvenes que están dando sus primeros pasos en el seleccionado mayor. El líder de este equipo será, nuevamente, Facundo Campazzo y contará con un regreso importante y vendrá desde el banco de suplentes.

Nicolás Casalánguida vuelve al seleccionado nacional en rol de asistente luego de su última experiencia que fue en los Juegos Olímpicos Río 2016. El argentino es uno de los entrenadores albicelestes de mayor éxito en el extranjero en los últimos años. Dialogamos con él para conocer cuáles son sus sensaciones, su función y mucho más.

-¿Cómo llegó esta oportunidad y cómo lo tomas?
.Llegó por un llamado directo de Pablo Prigioni. Me invitó a sumarme al cuerpo técnico para realizar una función en la que considera que lo puedo ayudar tanto a él como al equipo debido a una necesidad dado que hubo movimientos en el staff. Consideró apropiado incorporarme para esta función. Lo tomo con mucha alegría. Para mí siempre estar en la Selección es una satisfacción enorme. Esta es la cuarta etapa en la Selección Mayor y lo tomo con mucha responsabilidad por la situación, el contexto, la necesidad de enfocarse en una nueva oportunidad de clasificación al próximo Mundial. Que Pablo haya pensado en este momento adverso, por la sensación colectiva que tenemos todos los argentinos por no poder clasificar, es un motivo que me alimenta, que me genera, sobre todo, sentido de responsabilidad para cumplir una función fundamental en el equipo de ayudar puntualmente en la coordinación defensiva que es lo que me pide Pablo. Lo tomo con mucha responsabilidad y con energía sabiendo que, también, en el último tiempo la experiencia que he tenido en la Selección en procesos anteriores y los últimos años de trabajo en diversos países de América me permiten estar seguro de poder ayudar en esta función vital.

-Pablo tiene una función similar en Minnesota pero en la parte de ataque. ¿Sentís que puede ser un complemento ideal para él por suplir en la otra fase importante del juego?
.Siento que Pablo está acostumbrado, porque está trabajando en el más alto nivel que hay en los últimos años, las tareas sean delegadas. En este caso él necesita de mí una función crucial para la eficiencia del equipo. Él está conviviendo en un medio donde se delegan responsabilidades específicas y en este caso delega en mi esta situación a la que él considera que prefiere delegar. Él está conviviendo con una metodología similar a la que está imponiendo con su mirada y su liderazgo en la Selección. Para mí es algo que, si bien ya lo hice anteriormente, como lo es la coordinación o liderar el aspecto defensiva, tanto en los equipos que ya me ha tocado dirigir como en los que me tocó ser asistente. Aunque en este último caso, fue más ayudar a estructurar el programa defensivo de un equipo para los distintos compromisos que se presente.

-¿Tu incorporación es por todo el proceso de Ventanas de la Americup?
.Mi incorporación es pensando en el objetivo fundamental, en el más importante que es la clasificación del equipo al Mundial de Catar en el 2027. Mi función es part time.

-¿Tuviste opinión en la selección de los jugadores para poder sumar a algunos que tengan cualidades defensivas específicas?
.Fui convocado para esta Ventana como el resto de los jugadores. Acepté la propuesta de Pablo hace unos días y recién comienzo mi función esta semana, a preparar el programa defensivo de la Selección para esta Ventana y para el futuro. En esta oportunidad, no tuve injerencia en el armado. Es decir, eso lo determinó Pablo con el resto del cuerpo técnico antes de mi incorporación. Lógicamente, como parte del cuerpo técnico, iré haciendo las observaciones que crea pertinente para que la estructura defensiva del equipo sea lo más eficiente posible con la convocatoria de los jugadores también. Progresivamente iré dando mis puntos de vista con respecto a qué jugadores pueden ayudar más para que la faceta defensiva del equipo sea más eficiente.

-También tendrá que ver los rivales que toquen en cada Ventana.
.Sí y no. Acá hay un objetivo claro que es ir construyendo el futuro para el objetivo principal que es la clasificación al próximo Mundial de 2027 y en el mientras tanto hay que ir tomando cada espacio de competencia como una oportunidad para desarrollar este objetivo que se viene. Por un lado, lógicamente, se toma cada Ventana, cada partido como un encuentro sumamente importante pero también se debe pensar en la construcción que requiere el equipo en el mediano plazo.

-¿Por qué crees que pasó tanto tiempo desde tu último paso con la Selección?
.Para mí no fue tanto tiempo. Creo que hubo, en realidad siempre hay, excelentes cuerpos técnicos en la Selección Argentina. Les tocó a otros compañeros acompañar los procesos. Que vuelva Pablo a confiar en mi luego de siete años de mi última participación en la Selección, lo considero una excelente oportunidad para transmitir no solamente la experiencia recolectada en los distintos torneos que me tocó participar con la Selección Argentina, sino también en mi experiencia internacional en los últimos años. Lógicamente el hecho de haber estado también con la Selección de Venezuela en el último Mundial indica que es una tarea que vengo desempeñando últimamente. Sinceramente no me parece que haya sido tanto tiempo, los cuerpos técnicos van mutando, distintas caras que van colaborando, hay etapas que se van cumpliendo. Son tiempos normales, tiempos lógicos. Ahora se presenta la oportunidad y para mí es bienvenida.

-¿Cómo fue esa experiencia en el Mundial con Venezuela?
.Fue muy buena. A mí me tocó acompañar a Fernando Duró en un proceso en Argentina con Gimnasia de Comodoro Rivadavia, fue el primer entrenador con el que trabajé y que él me haya pedido el año pasado que lo acompañe al Mundial fue una grata satisfacción dado que hacía mucho tiempo que no trabajábamos juntos. Él consideró que era apropiado que pueda ayudarlo y fue una muy buena experiencia. Fernando con su cuerpo técnico venían con un proceso de muchos años, con un equipo que clasificó al Mundial superando un montón de adversidades, no tenían ningún jugador ni en ACB ni en Euroliga. Fue una experiencia positiva. A pesar de que no nos tocó conseguir grandes victorias, sí fue una experiencia positiva para mí, el hecho de volver a acompañar a Fernando que es una persona que respeto y a quien le tengo una profunda admiración y cariño personal. Además volver a estar en un Mundial, para mí fue la cuarta experiencia en un Mundial y son cosas que te van nutriendo como entrenador.

-¿Te sentís un privilegiado de haber podido estar en cuatro Mundiales distintos?
.Sí, ni hablar. Nunca me hubiese imaginado estar. La primera vez me llamó Sergio Hernández en 2009 para el Premundial de Puerto Rico, después pasé con Julio Lamas el Mundial de 2014 y el Mundial U19 de 2013 y que me invite Fernando con Venezuela para estar en mi cuarto Mundial, es algo sumamente gratificante. Te genera una experiencia que por suerte ahora puedo transmitir en mi país, ayudar a Pablo, al cuerpo técnico y al equipo en un momento que es muy difícil porque venimos de no clasificar al Mundial después de mucho tiempo y yo siento la obligación, en principio, y la responsabilidad de ayudar a Pablo y a la selección de mi país. No hay nada más movilizante que volver a trabajar para la Selección Argentina y estoy lleno de ilusión y motivación de que podamos cumplir el objetivo.

-¿Cómo se vivió la eliminación de Argentina, qué repercusión tuvo fuera del país?
.Que un equipo grande como Argentina no clasifique al Mundial, es noticia. Hubo repercusión a nivel mundial. En todos los lugares que me tocó estar luego de la no clasificación de Argentina fue una novedad. Una novedad decepcionante para los que hemos estado tanto en la Selección pero una novedad al final.

-¿Fue doloroso estar en el Mundial y no ver a Argentina ahí?
.Claro que sí. Es algo que podía suceder porque siempre, si bien cuando estuve en los distintos procesos de Selección no me había tocado esta situación, pero siempre supimos que era algo que podía suceder. De hecho hubo muchísima paridad y le tocó a Argentina quedarse afuera por diferencia de puntos. Lógicamente hay motivos que habrá que tomarlos como una experiencia para no volver a cometer los mismos errores y nos toca a nosotros, que tenemos la responsabilidad de estar ahora, de aprender de esos errores cometidos y ser más eficientes a la hora del accionar.

-Si bien hay nombres de peso propio como Campazzo, Deck, Brussino, hay varios jóvenes incluidos. ¿Cómo ves vos y cómo lo analizas a los jóvenes que se están incluyendo en la Selección?
.Siento que hay un mix. Hay jugadores que son muy experimentados y no solo en la Selección, sino en los torneos más importantes alrededor del mundo. Tenemos jugadores que lograron cosas muy importantes a nivel internacional y que ya son para la Selección jugadores muy experimentados como Facundo, Lapro, Tortu, Marcos, Brussino, Garino. Hay un grupo de jugadores muy experimentados. Lógicamente y como en todos los procesos, hay algunos jugadores jóvenes que están haciendo las primeras experiencias a nivel selección, en torneos internacionales que van a ir incluyéndose. Hay un mix que tenemos, junto a todo el cuerpo técnico, que dosificar, amalgamar para que este mix llegue en el máximo nivel posible a los momentos más álgidos de la clasificación o de los torneos grandes si es que nos toca clasificar. Eso es algo que se ha generado siempre, una renovación en las camadas y esta no es la excepción. Hay jóvenes jugadores que están pidiendo pista, que lo están haciendo muy bien pero que tienen que estar acompañados por la experiencia de los que ya han recorrido un gran trayecto con la Selección y con sus equipos en el plano internacional.

-¿Te sorprendió la actitud de los jóvenes en sus primeras experiencias con la Selección como Chapero, Cáffaro, Fernández, Bocca, principalmente al hacerlo en situaciones complicadas como el torneo en Santiago del Estero?
.No, sinceramente no me sorprende que Cáffaro, Fernánde y los demás chicos que están empezando tengan el presente en la Selección y en su equipo que tienen porque he visto su evolución en los torneos de menores de la Confederación y en sus equipos en los que se están desempeñando. No me sorprende. Es un proceso natural que no es simple de realizar porque algunos que hacen muy buenos procesos en las selecciones menores o en sus equipos, no lo pueden plasmar en la Selección Mayor. Considero que los que lo están haciendo, están en un proceso natural de renovación y de aplicación de lo que venían preparando para hacer. Hay algunos casos en la U19 por ejemplo que le tocó dirigir a Mauro Polla, que ahí en esos equipos sí aparecen algunos jugadores que nos llaman la atención y nos demuestran a futuro. Después, los que están en la selección adulta han pasado distintos filtros para poder ser una realidad en la Selección Mayor, no llegan de una manera sorpresiva, todo tiene un proceso detrás para poder llegar al lugar de mayor complejidad.

-¿Qué opinas de los jugadores argentinos nacidos en otro país con nacionalidad argentina o los jóvenes que están jugando y desarrollándose fuera del país?
.Es una necesidad que la Selección ponga atención en los jugadores nacidos en Argentina y que les tocó emigrar de jóvenes o los argentinos que se han desarrollado completamente en el exterior. En la última U19, si no me equivoco, había siete jugadores formados fuera de Argentina. Creo que es una necesidad de poner el ojo y utilizar las herramientas más eficaces posibles, no solamente para poder detectar, sino para detectar, seguir y acompañar a aquellos talentos que son argentinos, que están disponibles para jugar con la Selección que pueden ser una opción en cualquier momento. Es una tarea, tanto para el cuerpo técnico de la Selección como para la Confederación de tener, debido al contexto que vivimos en nuestro país desde hace varios años de un éxodo de muy jóvenes, de poner el foco no solo en la Liga Nacional y en los jóvenes que se desarrollan acá que se hace siempre y es muy bueno, pero también no hay que dejar de ver a los que decidieron por decisión o por obligación, desarrollarse en otro lugar y que pueden ser recursos disponibles para la Selección. Acá no nos podemos dar el lujo de dejar a nadie fuera del radar porque la Selección necesita que todos los jugadores que tienen el talento para ser jugadores de selección sean al menos observados para ocupar un lugar.

Federico Radulovich / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @FRadulovich

Compartir