Torneo Federal

TFB Sur: Zarate le ganó al puntero en dos prórrogas

15:40 23/03/2019 | Repasamos las crónicas de los encuentros que se disputaron en las Divisiones Bonaerense, Cuyo, Metropolitana y Patagonia del Torneo Federal de Básquet

Foto: Prensa Zárate Basket

División Bonaerense
Zárate Basket 96 – Atlético Pilar 92

Aunque el resultado no variaba las posiciones que tienen ambos equipos en la tabla, el partido se jugó como una verdadera final.

Si bien el desarrollo del juego fue muy parejo, en la mayor parte del partido Zárate fue al frente en el tanteador. Ya en el primer cuarto el local sacaba tres puntos de ventaja (22-19) con un exquisito y efectivo Pineda.

En el segundo capítulo ambos equipos intensificaron sus defensas y bajaron el porcentaje de efectividad. Zárate pudo correr en un pasaje de 3 minutos y sacó una máxima diferencia de 9 puntos (34-25), pero reaccionó la visita, metió un parcial de 8-0 y se fueron al descanso 34-33.

En el tercer episodio, Barreto (21 puntos y 15 rebotes) se transformó en una pesadilla para Gutiérrez y Thorp, que no podían pararlo. Pero Calvi (18 puntos) y Pelorosso (7/9 en triples) mantenían a la visita en partido.

Al comienzo del último cuarto, Zárate Basket ganaba 57-51. Fue allí donde comenzó un duelo de individualidades. Por el local, Pineda y Cassinelli. Y en la visita Pelorosso y Fidalgo. Así, faltando un minuto y medio estaban empatados en 70 puntos. Ambos equipos tuvieron la oportunidad de pasar al frente, pero fallaron, el tanteador no se movió y se llegó al alargue.

En el primer tiempo extra, Cassinelli parecía que definía el partido con un triple desde más de 7 metros, pero Fidalgo respondió con la misma moneda a segundos del final. Empate en 83 y la activación de otros 5 minutos de juego.

Aún con evidentes signos de cansancio (había jugado el miércoles contra Derqui), Zárate tomó mejores decisiones, sacó 4 puntos faltando un minuto y medio y sostuvo la diferencia hasta el final.

Con este triunfo, Zárate Basket derrotó por primera vez en la temporada al puntero de la División Bonaerense, consolidó su buen momento y sumó su quinto partido consecutivo con victoria.

División Cuyo
9 de Julio 87 – Jachal 72

. El inicio del encuentro arrancó con ambos equipos erráticos para definir las acciones que generaban en ofensiva. El Nueve apostaba a su juego interior, mientras que la visita se mostraba efectivo desde la línea de los tres puntos. En los primeros cinco minutos, el marcador se mantenía 11-10 para el local. En la recta final del cuarto, un parcial de 15-5 le permitiría al Nueve escaparse en el marcador que se cerraba 26-15.

Con la misma actitud con la que había cerrado el primer cuarto, los dirigidos por Bernardo Lardone continuarían dominando las acciones para sacar la máxima de 18, 33-15. Jáchal no lograba contrarrestar el ritmo que proponía el Patriota en ambos costados de la cancha y el partido se le hacia cada vez mas cuesta arriba. Sin embargo, una serie de desconcentraciones del Patriota le permitiría a la visita volver al partido con un parcial de 10-0. A falta de tres minutos, el marcador se mostraba en 35-25 para el Nueve. En el momento que mas lo necesitaba el equipo aparecieron los triples de Núñez y de Luchino para volver a recuperar la ventaja de 18. El segundo cuarto finalizaría 48-32 para el Patriota con la destacada actuación de Matías Núñez autor de 13 puntos.

En la reanudación de las acciones, el local continuaría estirando la diferencia que pasaría a ser de 21 puntos (58-37). La visita, con la necesidad de achicar la diferencia lo antes posible logró generar un parcial de 15-2 partiendo de una defensa presionante a lo largo de toda la cancha. El marcador continuaba siendo dominado por el Nueve, pero por tan solo 8 puntos, 60-52. Con otra predisposición se mostró Jáchal en el cierre del tercer cuarto lo que le permitió reducir la diferencia a once puntos (65-54) para llegar con chances de remontar el partido en el último cuarto.

En el último cuarto, el Nueve nuevamente volvió a sacar a relucir todo su poderío en ofensiva para volver a escaparse en el marcador por 16 puntos. Con un gran ultimo cuarto, el Patriota cosechó una gran victoria que le asegura el tercer puesto en la División Cuyo lo que le garantiza tener la ventaja de localía en el primer playoffs. El resultado final del partido fue 87-72. En el local cinco jugadores finalizaron en doble digito: Assum 17, Gerlero 15, Luchino 14, Núñez 13 y Rosales 10.

Ferro 84 – Club Bell 65

La visita arrancó con una gran efectividad en triples, pero Ferro llegaba al aro con tiros cómodos y mantenía igualado el marcador. Triple de Facundo Marcos para poner a Ferro arriba por tres puntos y obligar al técnico Aguilar a pedir minuto. El cuarto cerraría 22-22.

Parcial de 9-0 a favor de Bell. A falta de 7 minutos para el final del primer tiempo, Bell lanzaba su triple número 20 de los 23 tiros que llevaba en ese momento.

Los dirigidos por Carlos Bualó estaban enchufados y con una tremenda defensa ponen un parcial de 19-0, gran pasaje de juego del Verde que su gente reconocía. La visita sumó sus primeros dos puntos después de seis minutos sin convertir. Los piquenses se llevarían el cuarto 20-11 para cerrar 42-33 los primero 20 minutos de partido.

El tercer capítulo arrancó con baja efectividad en ambos equipos, cuando parecía que los cordobeses se arrimaban en el marcador, dos triples, uno de Agustín Bualó y otro de Diego Alba, le devolvieron la diferencia para clausurar 57-48.

Ferro marcó máxima de 15 a falta de seis minutos del final del juego, tiempo muerto de Aguilar pero el local no perdió intensidad. El anfitrión se lució en los últimos minutos, 19 puntos de Martín Chervo en el último periodo para cerrar con 27 unidades. Diego Alba congelaba las ofensivas y los de barrio talleres cerrarían el partido con la máxima diferencia, 84-65.

División Metropolitana
Racing 66 – José Hernández 56

Los dos equipos ya se habían asegurado su lugar en la reclasificación, pero estaban necesitados del triunfo para llegar lo más arriba posible y aterrizar de la mejor forma a los playoffs. Por lo tanto, se vaticinaba un encuentro muy parejo, en el que el vencedor sería el que menos se equivocaba. Y fue Racing el que mejor jugó en los últimos minutos del encuentro, logrando ganar por 66-56 ante José Hernández, y de esta manera se recuperó de la difícil derrota por 67-66 ante Los Indios de Moreno en la jornada anterior, la cual le frustró la posibilidad de soñar con estar entre los tres mejores de la División Metropolitana.

En el inicio, el encuentro estuvo intenso, ambos equipos trataron de resolver en ataques rápidos. Más certero estuvo Hernández, que logró meter un parcial de 7-2, con intervenciones de Marcelo Piuma y Federico Rellihan. Sin embargo, luego la visita tuvo sus buenos momentos, que provocaron que el encuentro quede en su favor con las penetraciones de Sebastián Álvarez y Santiago Zocchi. También lastimaron con sus tiros Maximiliano Segón y Juan Pérez, siendo este último con una bandeja quien a 39 segundos del cierre del primer cuarto ponga a siete (22-15) la diferencia para los de Germán Intonio.

Mejoró Hernández en el segundo capítulo, con un parcial de 22-10, que se dio producto de lograr una buena racha en cuanto a tiros de tres puntos (cuatro, dos de Juan Talpone y dos de Matías Aluzzo), dejando sin sentido la defensa zonal 2-3 que plantó Racing. También el dueño de casa logró abrir espacios jugando estacionado y en reiteradas ocasiones quedando Piuma solo debajo del canasto. Así los de Flavio Fernández lograron ganar el entretiempo por seis (38-32).

En el tercer segmento se dio un juego más equilibrado, aunque de marcador bajo (10-8 para la visita). Los motivos fueron que ambos se esforzaron mucho por defender intensamente, lo cual dio resultado, pero que no supieron capitalizarlo en ataque. Las decisiones apuradas en ofensivas rápidss (que generaron pérdidas en ambos equipos) y la falta de efectividad en el canasto fueron los factores de por qué el resultado terminó en 46-42 ganando parcialmente el dueño de casa. Racing se mantuvo en juego por los 5 tantos anotados por Matías Barrionuevo y luego un triple de Sebastián Alvarez, quien a 4:32 minutos del final del cuarto dejó a un punto (43-42). No obstante, Hernández tuvo mejor cierre gracias a las anotaciones de Piuma (totalizó 4 tantos) y los dos libres de Facundo Varela, que dejó 4 arriba al local (46-42).

Claramente fue un juego en el que ganaba el que menos se equivocaba. Racing empezó con todo el primer minuto del último cuarto, anotando Segón dos triples consecutivos que nuevamente dejaron al mando al elenco blanquiceleste (48-46). De todos modos, la paridad continuó durante los primeros cinco minutos, pero a falta de 4:58 minutos, un triple de Pérez estiró a cinco (58-53) el marcador, lo cual significó un punto de quiebre y despegue para el vencedor.

Desde ese entonces, Intonio mandó a sus dirigidos a defender 2-2-1 en toda la cancha, lo cual provocó yerros de José Hernández y malas elecciones en ofensiva, abusando de tiros de tres puntos (cuatro consecutivos sin convertir). Lo contrario se dio en Racing, que luego tuvo otro triple de Fabricio Caamaño que dejó 63-53, que empezó a marcar el camino de la victoria. En el cierre, la experiencia de Álvarez, quien tomó la conducción del equipo en los últimos dos minutos, fue la guía para cerrar mejor un juego que requirió de mucha inteligencia para ser resuelto.

Ramos Mejía 94 – River Plate 71

Ramos Con este resultado, el Rancho logró continuar en el liderazgo de la División Metropolitana, a falta de dos jornadas para ingresar a zona de playoffs.

Federico Glinberg fue el hombre dominante de la noche y culminó con una planilla de 33 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias. El pivote anotó 14 unidades en el tercer parcial y encabezó la gran remontada de Ramos.

En el inicio, River (sin Maxi Pellegrino y Juan Ignacio Bruno en pista) se las ingenió para sorprender al puntero en el Rancho Garden con los goleos de Leonel Rodríguez (16 puntos) y Gianluca Pellegrino (13). El Millonario, que buscaba cortar una racha de dos derrotas seguidas, mostró intensidad e inteligencia para comandar las acciones y sacó 12 de máxima tras un doble de Gabriel Cejas (29-17) ante una permeable defensa local.

Ramos, que tampoco tuvo en cancha a Diego García, comenzó a limar la diferencia con el ingreso de Galo Terrera (13) en la base y aprovechó un momento de protestas en el banco de suplentes de River que derivó en la expulsión del entrenador Roberto Santín. Fueron cuatro faltas técnicas sancionadas por los árbitros José Domínguez y Cristian Díaz, quienes le aplicaron sanciones a Cejas y Piaggio, además de descalificar al DT.

En el aluvión de tiros libres, el Rancho se puso a un punto, pero una corrida de 7-0 del conjunto de Núñez, con un inspirado Cejas, le devolvió la ventaja al visitante (36-28). Ramos achicó con un triple de Sebastián Sevegnani y pasó al frente 45-41 con otra daga de Patricio Piñero en el cierre del segundo cuarto. Comenzaba otro partido de cara al complemento.

Los dirigidos por Marcelo Travnik volvieron a salir dormidos en el inicio del tercer capítulo y River retomó la delantera con cuatro puntos seguidos de Ignacio Bastian. Pero Ramos cambió el semblante en un abrir y cerrar de ojos y trituró a su rival con un parcial de 17-0. Glinberg se hizo gigante en el poste bajo, borró a Rodríguez y además apareció Raúl Salvatierra (7 y 12 rebotes) para sumar en la causa. Santiago Yaskulka aportó defensa y puntos desde la banca y Terrera le puso el moño al cuarto con un triple: 74-55.

No hubo vuelta atrás en el marcador. Ramos demostró su capacidad anotadora con 27 puntos en diez minutos, misma cantidad que le había convertido River en el primer período, y terminó sentenciando el partido con una sólida producción colectiva, para no dejar dudas. La única mancha de la noche fue la expulsión de López Banegas por un cruce con Gianluca Pellegrino. Ambos se fueron a las duchas y se perderán el próximo partido.

Ramos, ya clasificado a la segunda ronda de playoffs de Conferencia, llegó a su triunfo número 20 en el Torneo Federal, alargó su invicto en el Rancho Garden a 23 juegos y el domingo visitará a Caza y Pesca en Don Torcuato. River, por su parte, sigue en la racha negativa, y ve lejana su chance de alcanzar el tercer puesto.

Lanús 91 – Unión Vecinal 78

El equipo de Ezequiel Vallet continúa con la excelsa campaña y engordó su récord a 20-2, así como clausuró su recorrido de local con un altísimo 11-1. Ahora terminará la Fase Regular con dos visitas: el domingo a José Hernández y el viernes en Racing.

El Amarillo terminó sus presentaciones como visitante con una cosecha de 2-10, mientras aguarda la confirmación de su pasaporte a la Reclasificación, ya que marcha en la novena ubicación (7-16).

En una performance colectiva consistente, con cinco hombres en doble dígito, Lanús disfrutó de las producciones de Martín Franchino con 13 puntos y 12 rebotes y Sebastián Chaine con 16 unidades (6/9 en dobles). En la visita se destacó Fidel Álvarez con 28 unidades (11/18 de campo).

El dueño de casa dominó el trámite durante toda la noche. El punto de inflexión se produjo en el tercer cuarto, cuando el Granate logró destrabar definitivamente la oposición del rival, que siempre exhibió enjundia para intentar equiparar fuerzas. En ese capítulo, que se llevó 28-17, Lanús fluyó con sus virtudes, a partir de la lectura de Jerez Pilotti (10 asistencias), la circulación del balón, la concentración defensiva y la peligrosidad de Chaine (9) y Funes (6).

Con anterioridad, en el primer tiempo, el equipo de La Plata se sostuvo con el goleo de Álvarez y la contracción de todos los elementos. Pero, el local no se amilanó ante cada intento de apuro del oponente y siempre mantuvo un rendimiento parejo, más allá de las rotaciones de nombres.

El último capítulo se rompió rápido con la máxima 79-54, a los 2 minutos. Luego solo quedó tiempo para los juveniles del anfitrión y el amor propio de Unión Vecinal para achicar cifras.

Estudiantes 74 – Pedro Echagüe 70

Estudiantes tiene el 50% del boleto para participar la próxima temporada en el Torneo Federal a punto de guardárselo en el bolsillo. Su triunfo 74-70 sobre Pedro Echagüe lo deja a un sólo peldaño de conseguir el objetivo con una fecha para el final de la ronda regular. Michele Castro (18 puntos, 12 rebotes, 2 asistencias) fue el estandarte del equipo pincha que ahora depende del resultado de Huracán de San Justo, el domingo visita a Racing; para completar su faena en la temporada y así jugar sin presión en la última fecha ante Unión.

El partido para Estudiantes era una final y así lo encaró. Con un plantel muy corto, Mauricio López no pudo contar por lesión con Lautaro Noguera, Facundo Attademo y apenas usó de la banca a Franco Zanassi, y Telmo Schmidt (el reemplazo del zurdo y cuya habilitación llegó horas antes del juego); el quinteto pincha sufrió casi hasta el infarto para quedarse con el éxito. Además de Castro, y lo que aportaron Vallejos (15 puntos, 42% de tiros de cancha) y Sartorelli (14 puntos, 8 recuperos, 2 asistencias), la defensa fue clave para sentenciar la victoria.

A partir de dicha situación, y sin recambio en la zona pintada, Estudiantes se recostó en una zona a fin de que ni Peralta ni Fernández hagan mella el poste bajo. Esta apuesta le dio réditos a partir del segundo parcial, donde tras acomodarse ofensivamente y ajustar aún más la marca, con mucha presión sobre la bola, no sólo tomó el control del pleito sino que tras empatar en 20 con Mazza, Schmidt y Zanassi en cancha, pasó a ganar 25-24 y con cinco puntos seguidos (un triple y un doble) de Sartorelli el equipo se fue al descanso largo 34-30.

Lo mejor de esta versión de Estudiantes, con mucha actitud para afrontar este duelo ante un rival que tiene buen material y que ya sabe que jugará playoffs; se vio en la segunda mitad y en especial en el tercer capítulo y el inicio del último período. Vallejos con una bomba de tres puntos (arma que en la primera mitad no dio resultados con 3/11) amplió la ventaja 37-30 y fue el propio pivote que una transición rápida de defensa-ataque se paró detrás de la línea de tres y clavó otra triple para poner el score 40-30 con apenas 3 minutos de juego.

La defensa zonal siguió siendo un gran dolor de cabeza para la visita, que no encontró a sus tiradores libres y mucho menos a sus internos. Entonces Castro se adueñó de los tableros y Estudiantes pudo correr la cancha con Mazza, Schmitd y Zanassi. Tras permitir apenas 9 puntos de Echagüe y llevar la diferencia a 17 puntos (60-43), dos triples en fila (Suárez y Fernández) y la salida por cinco faltas de Sartorelli descontroló a Estudiantes que perdió la brújula y dejó revivir a su oponente que parecía que ya había tirado la toalla al piso.

Con un parcial de 18-4, la visita no sólo volvió al partido, sino que metió en aprietos a un Estudiantes que reaccionó de la mano de su estandarte: Michele Castro. El pivote se cargó el equipo en sus espaldas, volvió a dominar los tableros, anotó desde la línea para darle el último aliento al equipo y obtener una ventaja de seis puntos, 69-63 con 2:15 para el cierre que le sirvió, luego con una seguidilla de tiros libres de Barraza y Vallejos, para sentenciar la victoria.

Estudiantes quedó a tiro de lograr su objetivo. Si Huracán de San Justo no gana el domingo en Avellaneda la permanencia estará asegurada.

División Patagonia
Independiente 109 – Pacífico 75

Hernán Etchepare brilló con 20 puntos y 9 asistencias, secundado por Dentis con 20 unidades y 7 rebotes. Por el lado de Pacífico, no alcanzaron los 17 tantos de Juan Manuel Fabi.

El local logró imponerse en los primeros minutos a través de su intensidad en ambos costados de la cancha, y una gran efectividad en sus tiros. Levrino y Etchepare estuvieron finos desde larga dimensión, ante un Pacífico condicionado por la cantidad de bajas por lesión. Independiente sacó 11 de ventaja, obligando a Pablo Romero a pedir tiempo muerto para ajustar cuestiones tácticas. Tras la vuelta del mismo, la visita pudo acercarse con Batistino y López Cerdan a la cabeza, en un encuentro que se volvió por demás atractivo para el espectador. Es que ambos elencos se encontraban muy certeros en sus lanzamientos, tal es así que el primer cuarto finalizó 32-28 en favor del local.

Tras haber anotado en los últimos minutos del primer período, Juan Fabi, incorporación de último momento para el Decano, continuó intratable desde larga distancia: comenzó el segundo cuarto con cinco puntos al hilo, producto de un triple y un elegante doble a mano izquierda. El base se convirtió en la principal cara ofensiva de la visita, mientras que en el local apareció Pablo Almendra desde el banco, aportando goleo para el Rojo. El dueño de casa se mostró claro en ataque, con una gran conducción de Etchepare, quien aportó dinámica y puntos. Por su parte, Fabi continuó dando volumen de juego a Pacífico, que se mantenía en partido bancando el ritmo del rival. Merodeando el período, el Deca llegó a acercarse a cuatro con una buena labor de López Cerdan, pero rápidamente Levrino puso paños fríos con su destacada mano para el tiro de tres puntos. Independiente, que volvió a mantener el alto goleo, tuvo un mejor cierre con la bola en manos de Etchepare, y se retiró al descanso largo 60-49 al frente en el marcador.

Los primeros minutos tras la vuelta del vestuario fueron fundamentales para el quiebre del partido. El local salió determinado a imponer su ritmo de juego, y así fue, por eso primero clavó un parcial de 9-4, obligando a Romero a pedir tiempo muerto. La visita debía frenar el ritmo del rival para también no desgastarse tanto físicamente dado a que, por las lesiones, contaba con una rotación corta. No obstante, el dueño de casa no dio lugar a una posible reacción, y de la mano de Etchepare y Dentis, sumado a una enorme intensidad defensiva, empezó a aumentar la ventaja hasta sacar 32 de ventaja (88-56). A partir de ese momento, con Independiente siendo claro dominador del encuentro, Remolina comenzó a rotar el equipo, aprovechando para darle descanso a los habituales titulares. Romero hizo lo propio, y el último cuarto fue prácticamente un partido entre quintetos formados por juveniles en ambos elencos. Un claro momento para observar a las formativas de ambos clubes en acción. El cotejo fue atractivo hasta los primeros minutos del tercer cuarto, luego fue todo de un equipo en la cancha. Independiente se llevó la victoria por 109-75, obteniendo así su octava victoria al hilo y su tercer clásico de la ciudad.

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.