Estados Unidos

Se cumplen 15 años de los 13 puntos en 33 segundos de McGrady

20:50 09/12/2019 | Un nueve de diciembre de 2004, Tracy McGrady tuvo una de las mejores actuaciones individuales de la historia. A continuación, lo que ocurrió esa noche.

Tracy McGrady fue el héroe de la noche (Foto: Clutch Points)

El partido estaba complicado, la defensa de San Antonio Spurs había dominado a Houston Rockets durante los tres cuartos anteriores. El tanteador marcaba 76-68 y restaban 42.7 segundos. Tracy McGrady tenía el balón e inmediatamente pide el pick and roll tras pasar la mitad de cancha. A pesar de la incisiva marca de Malik Rose, el escolta se eleva y castiga con un triple que le permitió a los suyos ver un haz de luz en la oscura noche texana.

A partir de eso un quiebre, una inyección de adrenalina que despertó a los rojos. La regla dice que si algo da resultado hay que continuar haciéndolo. Quizás por eso McGrady volvió a pedir una cortina y sin dudar tomó un triple que no sólo entró haciendo el majestuoso ruido del "chas", sino que también recibió una infracción que le permitió convertir desde la línea.

Hasta aquí, restaban 24 segundos y los Rockets continuaban por detrás en el tablero electrónico (78-75). Los de Greg Popovich estaba enardecidos, como alguien que ve un fantasma por primera vez. Y ese espectro fue T-Mac, quien otra vez volvió a aparecer con un bombazo desde el eje que colocó a los suyos dos puntos por debajo con 11 segundos restantes. 

Hacía falta un milagro, pero Houston estaba lejos de rendirse. Tras un pedido de tregua de Popovich, los de San Antonio idearon una jugada para que Brown recibiera la pelota. Inmediatamente cuando ocurrió eso, Houston le puso una doble marca y cuando quiso atacar la línea se resbaló y perdió la pelota, permitiendo a los rojos tener la última jugada del partido.

Con siete segundos la naranja llegó al que la necesitaba. Seis, cinco, cuatro... McGrady descontaba el reloj y recibía una cuádruple marca que fue sólo polvo ante su deseo de tomar un lanzamiento de tres puntos, el cual volvió a entrar sin encapricharse para darle el triunfo por 81-80 a Houston Rockets, en una de las mejores actuaciones individuales de todos los tiempos que provocó el delirio de los fanáticos, sus compañeros y todos aquellos que presenciaron aquel mítico enfrentamiento. 

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X