NBA 2018/19

Pop, con récord positivo en el 99,2% de su carrera con los Spurs

17:51 19/03/2019 | Un dato descomunal que permite reafirmar que su franquicia no solo es una dinastía, sino que además es una aplanadora.

Gregg Popovich es un sinónimo de ganar. El entrenador de San Antonio Spurs comenzó su carrera como entrenador en jefe de la franquicia el 18 de diciembre de 1996 y desde ese momento se modificó para siempre el paradigma de una organización, que dejó de ser un mercado chico de la NBA para transformarse en una de las dinastías más grandes de la historia. Es cierto, en esa primera temporada las cosas no funcionaron y San Antonio culminó la fase regular con un récord 20-62 que los posicionó como uno de los peores equipos del Oeste. Pero se quedaron con el pick 1 del siguiente Draft y eligieron a Tim Duncan; después llegaron Tony Parker y Emanuel Ginóbili. El resto es una historia gloriosa repleta de victorias, con cinco anillos y con un estilo de juego vistoso que llegó a ser reconocido por todo el ambiente de la NBA.

A lo largo de estos 23 años, Gregg Popovich siempre estuvo al frente de los Spurs. Fue la constante de la franquicia y la mente maestra detrás del Big Three más ganador de la historia (Duncan-Parker-Ginóbili), así como también del minucioso scouting para intentar contratar jugadores cortados con la misma tijera y con un espíritu colectivo que superara al ego individual. Esa línea también bajaron sus jugadores franquicia, por lo que todo se hizo más fácil y los jugadores casi siempre terminaron adaptándose al rol necesario.

Actualmente no están ni Tim Duncan, ni Parker, mientras que el 28 de marzo le retirarán la camiseta número 20 a Manu Ginóbili. Además los Spurs tuvieron que superar el cimbronazo Kawhi, quien dejó la franquicia pese a que las expectativas de todos estaban centradas en que tomara el mando que habían dejado las leyendas con su adiós; Danny Green lo acompañó en el traspaso a los Raptors. Pese a todos los inconvenientes, el capitán Pop supo reencausar el barco. Es cierto, le costó y es lógico, pero el final de temporada está siendo fantásico.

DeMar DeRozan y LaMarcus Aldridge son cada vez más dueños de un equipo sin egoísmos y con muchos jugadores eficientes en su rol. Sin ir más lejos, esta noche de lunes derrotaron al campeón reinante Golden State para acumular su noveno triunfo consecutivo en un cierre de temporada de altísimo nivel. Pop fue pragmático, cambió puntos centrales del sistema de acuerdo a la nueva fisonomía del plantel y dio otro paso para agigantar su leyenda como uno de los mejores entrenadores de la historia.

Sus Spurs, acostumbrados a ser protagonistas, están actualmente en la quinta posición de la Conferencia Oeste con un récord 42-29. Esto que culminarán la fase regular con récord ganador por 22° vez consecutiva. Al centrarnos en Pop el dato es mucho más abrumador: desde aquel 18/12/96, su equipo solamente estuvo con récord negativo durante 65 días de un total de 8.125. Lo que, dicho en otras palabras, quiere decir que los Spurs de Pop estuvieron en ganador el 98.2 por ciento de su carrera, algo que se extenderá hasta el final de esta 2018/19. 

En términos globales, Gregg Popovich acumula 1.239 victorias de temporada regular como entrenador en jefe de San Antonio. Esto lo coloca en el tercer lugar de la tabla histórica de triunfos entre los entrenadores, solamente por detrás de Don Nelson (1.335) y Lenny Wilkens (1.332). 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.