NBA

Julius Erving, Atlanta Hawks y el traspaso que pudo cambiarlo todo

16:46 29/07/2020 | El alero había arreglado un contrato con la franquicia antes del Draft de 1972. Una orden judicial evitó el movimiento y rompió el acuerdo.

Erving en una de las prácticas con Hawks (Foto: NBA)

Los 70 fueron la década del sexo, las drogas y el rock and roll. La liberación plena, con varios fenómenos convergiendo en tiempos revolucionarios. Predominaba lo fogoso, lo decorativo, la vida misma. No había redes sociales, ni teléfonos móviles o computadoras. Algunos dirán que era una vida mejor, otros que simplemente era todo menos complejo.  

La NBA vivía unos años irregulares, luchando con la ABA por el monopolio del básquet en Estados Unidos. Una de las figuras de la segunda liga mencionada era Julius Erving, aquel afroamericano de jopo que siempre salía bien en las fotos, especialmente en las más espontáneas. En 1972 el alero jugaba en Virginia Squires y fue elegible para el Draft de la Asociación Nacional de Básquet.  

Hasta acá todo normal, pero la cosa se empieza a poner complicada. Había sido elegido en el pick 12 por Milwaukee Bucks, el equipo que logró juntar a Oscar Robertson y Kareem Abdul-Jabbar. Pero, ¿se imaginan un trío conformado por The Big O, Erving y el exinterno de Lakers? Tres jugadores que en su época fueron los dominantes de su puesto, uno desde la base, el otro desde el ala y el último desde la pintura.  

Sin embargo, nada pasó porque Erving ya había firmado un contrato antes del Draft con Atlanta Hawks. Incluso, el alero jugó tres partidos amistosos con los Hawks, pero por culpa de una orden judicial tuvo que regresar a su anterior equipo. A su vez, las águilas fueron multadas con 25.000 por cada partido que disputó.  

Eventualmente Julius fue cambiado a New York Nets, que todavía estaba en la ABA, y ganó el campeonato ese mismo año. Luego los de la Gran Manzana fueron absorbidos por la NBA y los Knicks les exigieron que les pagaran 4.8 millones de dólares por invadir su territorio. Primero los recién llegados intentaron pagarle a los del Madison Square Garden con el contrato de Erving, pero no aceptaron. 

Encima Julius se enojó porque los Nets tuvieron que pagarle la suma a los Knicks y no pudieron darle el aumento que le habían prometido. Finalmente, Philadelphia Sixers desembolsó seis millones para comprar a Erving y todo salió de la mejor manera. El del bigote kilométrico salió campeón con el equipo que lo compró en la temporada 1982/83. ¿Y Atlanta? Nunca más ganó un campeonato. Lo mismo los Bucks 

 

 

Ignacio Miranda/ nachom[email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir