Informe

Una NBA de 50 partidos: la opción si empieza en enero

09:59 31/10/2020 | La liga se pondría dura para negociar con el gremio de los jugadores porque hay un punto clave: la TV no quiere pisarse con Tokio 2020.

Las estrellas como LeBron, Paul y Giannis no quieren jugar y Silver deberá encontrar una solución con Roberts (Foto Clutchpoints)

Cuando se rumoreó por primera vez, hace ya varios meses, que la NBA podría pensar en jugar la 2020/21 desde febrero o marzo y terminar en agosto o setiembre, una de las primeras alarmas que se prendió fue la de superponerse con los Juegos Olímpicos. 

Después de la muy exitosa burbuja realizada en Orlando, se acabaron los tiempos de besos y abrazos y ahora la NBA y la NBPA se deberán calzar los guantes de box, porque la pelea viene complicada, con razón, porque lo que se está discutiendo implica miles de millones de dólares. 

Intentaremos simplificar. Por un lado, los jugadores no quieren empezar el 22 de diciembre, como pide la NBA. Aunque baje los partidos a 72. La razón es sencilla. Pretenden descansar más, luego de una burbuja agotadora. Acostumbrados a 4 meses de receso, tener dos les resulta demasiado, sobre todo porque en la burbuja, en general, estuvieron alejados de sus seres queridos. 

Del otro lado, les tiran por la cabeza con números. También es bastante simple. Si pasan el inicio de la temporada a enero, se pierde una fecha muy productiva desde lo económico para la TV, que es la Navidad. Con lo cual, según afirma el colega Mark Stein del New York Times, la contrapropuesta de la NBA, si no aflojan con jugar en diciembre, será: OK, empezamos en enero, pero jugamos 50 partidos de serie regular. 

Aquí entrará a tallar entonces el tema económico, ya de por sí muy complicado por la ausencia de público, que en otra nota de hace pocos días explicamos los millones que genera. Eso no tiene solución por ahora por el tema Covid. Entonces, a las pérdidas que inevitablemente ocurrirán, si se les agrega lo de Navidad, la NBA necesita medidas drásticas. Y jugar 50 partidos sería una de ellas, porque eso bajaría notoriamente los salarios de los jugadores. De todos modos, de arrancar en enero, la NBA calcula pérdidas adicionales de 500 a 1.000 millones de dólares, según Adrian Wojranowski

El punto central, obvio, es la televisión. ESPN (Disney), tiene un contrato firmado desde el 2014 (que comenzó formalmente en la 2016/17) de 9 años por 24.000 millones de dólares (2.700 por temporada). Está claro que su voz será escuchada más que ninguna otra. Y ellos no quieren montarse con los Juegos Olímpicos. De alguna manera, un tema se deja de discutir. La NBA no irá más allá de junio. 

La postergación ayer de la fecha límite para llegar a un acuerdo que mantenga el Convenio Colectivo vigente, es un primer riesgo que toma un tamaño preocupante. Sin embargo, se espera que esta semana se avance firmemente, porque si no el riesgo de un lockout empezará a tomar color. Y nadie quiere llegar otra vez a eso, como en 1998 y 2011. 

Etiquetado como:

Fuente: 
Mark Stein

Compartir