NBA

La NBA y la NBPA acordaron retrasar de nuevo las negociaciones por el CBA

22:19 30/10/2020 | Hasta el 6 de noviembre se extendió el plazo para notificar la rescisión del Acuerdo de Negociación Colectiva. La discusión continuará el fin de semana.

Silver será clave (Foto: NBA)

La NBA y la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (NBPA) anunciaron hoy que acordaron otra vez retrasar hasta el 6 de noviembre la fecha en la que cualquiera de las partes puede notificar a la otra su intención de terminar la negociación del Convenio Colectivo actual (CBA). 

La fecha límite era hoy viernes, pero se decidió extenderla de nuevo ante la falta de resoluciones y respuestas desde la NBPA. Si cualquiera de las partes notifica a la otra antes del 6 de noviembre, el Convenio Colectivo terminará el 14 de diciembre, a menos que acuerden lo contrario. 

Esto se produjo luego de que Michelle Roberts, directora ejecutiva de la NBPA, comentara que necesitaba más tiempo para evaluar las propuestas que realizaron las autoridades de la NBA. Claro que, si se decide deshacer el Convenio Colectivo actual, reemplazarlo tomará aún más tiempo. 

La finalización anticipada del CBA sería en gran medida un mecanismo para eliminar la estructura financiera actual y casi con seguridad conduciría a una interrupción significativa del juego. El acuerdo vigente se extiende hasta la temporada 2023/24, con una opción de rescisión mutua disponible después de la temporada 2022/23. 

En un año normal, la NBA y la NBPA calculan el nuevo tope salarial entre el final del Draft y el inicio de la agencia libre. Este año, la liga está abordando la urgencia de los equipos de tener esos nuevos límites máximos y cifras de impuestos de lujo antes del sorteo porque influye drásticamente en la forma en que los equipos toman las decisiones, como los intercambios y la compra y venta de picks. 

Entre los peores escenarios, algunos equipos de mercados pequeños temen perder más de 20 millones en ingresos compartidos la próxima temporada. Ese tipo de proyecciones afectan el equilibrio competitivo y son los modelos que la NBA y la NBPA quieren eludir en estas discusiones del CBA. 

Por ejemplo, el convenio actual tiene un límite salarial proyectado para 2020-21 de 115 millones, con un umbral de impuestos de lujo de 139 millones. En medio de la pérdida de ingresos, algunos equipos temen que el tope y los impuestos caigan entre 25 millones y 30 millones. Sin la NBA y la NBPA negociando un nuevo mecanismo para el tope, la liga podría enfrentar a 25 de sus 30 equipos atrapados en pagos de impuestos de lujo basados en nóminas proyectadas, algo que enfriaría la agencia libre y limitaría la capacidad de muchas organizaciones para operar en de manera normal en el mercado. 

Otro ejemplo: la multa fiscal proyectada de los Golden State Warriors de 45 millones aumentaría a 160 millones antes del inicio de la agencia libre. 

"Este CBA no fue construido para una pandemia extendida. No hay un mecanismo que funcione para establecer correctamente el límite cuando hay tanta incertidumbre, cuando nuestros ingresos podrían ser de 10.000 millones o de 6.000 millones. O menos", le había dicho Adam Silver a la NBPA en mayo, según afirmó ESPN. 

Compartir

 



X