CABB

Susbielles: "En la CABB no debe gobernar el número, sino el consenso"

19:40 17/09/2016 | El presidente habló de todo con Básquet Plus: el futuro de la selección, el conflicto AdC-AdJ, el nuevo estatuto y el juicio contra Vaccaro.

A un mes de la finalización de la participación argentina en los Juegos Olímpicos, creímos conveniente charlar con el presidente de la CABB, Federico Susbielles, de tres temas centrales del momento: el futuro de la selección, el conflicto AdC-AdJ y el nuevo estatuto de la Confederación.

- Te pido primero un análisis emocional de lo que pasó en Río y, como presidente, de lo que se viene con la selección.
. Es muy difícil resumir lo que sentí en los Juegos. Ver otra vez al equipo competir, entregándose al 120%, ganando partidos importantes, muy cerca de meterse en la lucha por las medallas, viendo esa mixtura de experiencia y juventud que volvió a verse, y poder ver otra vez a esas leyandas, como son Emanuel, Chapu, Luis, Carlitos...lo que generan. Lo que son no es una frase, no es un rato. Es las 24 horas, una forma de vivir, de ver el deporte, de trasladar ese testimonio a sus compañeros, al mundo del deporte. Creo que hubo un gran reconocimiento de todo el deporte nacional a todo este equipo. Desde ese lugar estoy contento por lo que vivieron, por cómo también lo disfrutaron los argentinos, tanto en Buenos Aires, como en Córdoba o en Río, donde fue impresionante. Parecían estadios argentinos. En cuanto a la planificación del futuro, es algo que siempre tuvimos claro. Sabíamos que Río iba a ser un torneo bisagra, que iba a significar un final para algunos jugadores y que iba a continuarse con esta renovación. Creo que el trabajo que se hizo antes en México y este año haber puesto 30 jugadores en rodaje sumando el Sudamericano y la Stankovic, se están generando las condiciones para que Argentina siga compitiendo. Veo a los jóvenes crecer, hay varios que han dado un paso adelante, y otros que van seguir creciendo este año.

-¿Tenés hecha la pintura, el diagnóstico completo? Desde que me acuerdo, hace mínimo 12 años, se dice que hay que aprovechar a la Generación Dorada. Te pregunto qué no se hizo, para no caer en frases comunes. Otro punto: los que creen que se acabó todo y nunca más vamos a volver estar arriba. Del otro lado, un aire fresco con jóvenes que empezaron a explotar y están teniendo chances fuera del país. Y un sistema nuevo de competencia con las ventanas que no sé en qué nos puede beneficiar o perjudicar. ¿Qué análisis hacés mezclando todo esto?
. Creo que lo que nos faltó fue hacer una lectura de qué íbamos a buscar de la GD. Logramos mantener al equipo en los primeros planos a nivel mundial pero no conseguimos que el básquet prenda de una forma más profunda. No logramos que aumente la cantidad de jugadores y jugadoras, no logramos generar una estructura profesional alrededor de este equipo, un plan nacional formativo que logre rastrillar a nuestros talentos con una organización sólida, no tenemos infraestructura propia...es una oportunidad que pasó, pero ahora hay que mirar para el futuro. Creo también que tenemos fortalezas. Este equipo logró que a partir de los cambios globales en base a las redes sociales y demás, se generara una cercanía mayor con la gente. Eso nos da una gran base de sustento, y también traslada una visión, que no tiene que ver con ganar, sino con entender el deporte de una manera, con competir honestamente, con trabajar en valores, con profesionalidad, con planificación, con seriedad. Y eso es lo que nosotros tenemos que instalar como metodología de gestión en la Confederación. Que nos permita atraer sponsors y nos permita ser confiables en el mundo del deporte, como creo que estamos volviendo a serlo hoy. Creo que en esto el acuerdo que firmamos con la NBA es muy importante. Marca confianza de una organización como la NBA. Está claro que hay una evaluación previa que nos permitió llegar al acuerdo. Yo estoy ilusionado con esta primera experiencia del torneo Jr NBA y el torneo colegial, porque hemos visto en todos estos años la forma de llegar el básquet a las escuelas efectivamente.

-¿Por ese lado, el de las escuelas, creés que no se aumentó el número de jugadores como decías antes?
. Puede ser por las escuelas, porque el crecimiento de la Liga Nacional se dieron normalmente en provincias que ya tenían muchos jugadores, con clubes llenos, y no había mucho lugar para crecer ahí. Y en las provincias que menos tenían, no hubo una estrategia para que haya mayor desarrollo del básquet. Creo que es un tema importante. El básquet escolar te potencia. En estos días que estamos con el Jr NBA, muchos chicos te decían que nunca habían jugado al básquet. Ahí hay una oportunidad. Logramos en 40 días de trabajo agotar los cupos disponibles. Hay 180 escuelas participando de esta primera experiencia, entre las 4 ciudades iniciales. Esto ya generó que muchas ciudades y federaciones provinciales se hayan comunicado para tratar de implementar este programa, y eso es una gran noticia. La decisión también del gobierno nacional de poner a la Secretaría de Depores bajo la órbita del Ministerio de Educación también te allana el camino y te la la posibilidad de, con un socio como la NBA, ganar tiempo para implementar el programa en la mayor cantidad de lugares posible. Además, tenemos que tratar de generar una estructura propia. Es el sueño que tenemos pendiente.

- Un lugar propio.
. Sí, es uno de los desafíos pendientes. No tengo dudas de que la CABB hoy lo puede pensar con fundamento. En estos dos años cumplimos proyectos, nos expandimos en materia de inversión en torneos argentinos, planes formativos, más cantidad de cuerpos técnicos, giras internacionales. Y además pagó una deuda importante. Así que a futuro vamos a estar en condicones de discutir hacia dónde vamos con ese superávit. Darle más herramientas a aquellos que día a día trabajan mucho para este deporte siga creciendo.

- Te preguntaba también por el tema de las ventanas y por el del futuro entrenador.
. Lo de las ventanas me parece muy bueno. Antes uno tenía 5 o 6 semanas al equipo y condensaba todo el trabajo ahí. Después la Confederación desaparecía de los medios de comunicación casi por 10 meses. Las ventanas, con la chance de mantener agosto para torneos como la Copa América o amistosos en los que estamos trabajando, nos va a permitir seguir generando empatía con la gente, que se siga viendo a la selección en nuestra tierra, saliendo también por el país, fuera de los circuitos tradicionales, rodando distintos equipos de acuerdo a los compromisos. También es importante para plantear y planificar cuál es el producto que la CABB quiere generar y poder trabajar con seriedad en un plan de marketing a varios años. Y para generar recursos.

- Cuando pienso en futuro me sale automáticamente el 2019. Como que hay tres años para armar lo nuevo. ¿Tenés contemplado también esos tiempos? Primero te pregunto, ¿el entrenador va a ser fulltime?
. Sï, a partir del año próximo el entrenador principal y su asistente principal serán fulltime. En cuanto a lo del 2019, la Copa América del año que viene creo que va a ser una buena escala para nosotros.

-¿Tenés fe que la jueguen los nombres más importantes, tanto en Argentina como en el resto?
. No sé el resto. Creo que es un torneo que va a generar importancia. Es un campeonato nuevo. Nos gustaría organizarlo, pero el 2017 es un año complicado. Argentina tiene que tratar de ir con lo mejor que tiene. Creo que hay muchos jugadores nuestros que piden pista, que quieren sentir la responsabilidad. Tener jugadores de la envergadura de Manu, Chapu, Luis y Carlos es importante, pero también a veces no deja que un jugador de un paso al frente. Nosotros tenemos una camada muy interesante, varios de los cuales han compartido torneos con ellos, han tomado la posta y están listos para competir. Para nosotros es bueno pensar ese torneo como un hito importante. Después tenemos que armar un proceso que tenga que ver con las ventanas y armar en los agostos buenos torneos para que el equipo se pueda foguear. Porque fuera de ese mes vamos a tener solamente los 9 días que estén para las ventanas.

- Te lo decía lo del 2019 también porque este año creo que quedó claro que los más jóvenes que están surgiendo, menores de 20, para dar un salto de calidad necesitan un roce permanente con Europa. ¿Tenés en la cabeza un plan que tenga que ver con giras de este tipo?
. Nosotros, en los equipos formativos, tenemos una planificación que se aparta un poco de los resultados deportivos. Por ejemplo, el U18 no se clasificó al Mundial pero el año que viene va a tener una gira por Europa para adquirir roce que estamos terminando de ajustar. Tenemos la idea de seguir trabajando en eso. Hay una planificación que está pensando a largo plazo. Y después hay un seguimiento acá en Argentina. Nos parece muy importante que se siga a nuestros jóvenes proyectos de forma individual.

- Me resulta muy interesante cómo trabajan tres países, que son España, Australia y Lituania. España tiene una gran Liga pero donde juegan pocos jóvenes. Australia está en una situación similar a la nuestra en lejanía del centro mundial y Lituania es un país pequeño con una Liga media. Sin embargo, los tres sacan permanentemente jugadores de alto nivel. Evidentemente hacen las cosas bien.
. Nosotros dialogamos mucho y estamos con la idea de generar un triángulo de trabajo con España, con Francia, con Australia, que muchas veces tiene las mismas dificultades que nosotros por su situación geográfica. Creo que hay que pensar en sociedades de trabajo con federaciones que hace muchos años que laburan bien y tratar de imitar. Nosotros, de hecho, el plan nacional formativo lo armamos mirando el español y el francés, adaptándolo a nuestra realidad, que es distinta. En algunas cosas tenemos ventajas comparativas por nuestra red de clubes y de federaciones, o la escuela nacional de entrenadores. Nos falta estandarizar procesos y metodología de trabajo. Pero hoy tenemos una plataforma con más de 500 jugadores y jugadoras que se están siguiendo con una línea de trabajo local, regional, provincial y nacional, con cuerpos técnicos ya fijos entre U14 y U18, independientemente de que tengan torneos o no.

-¿Vos tenés tu diagnóstico con el tema de quién tiene la responsabilidad de trabajar con los chicos que son promesas, sobre todo los altos? Porque siempre se habla de la CABB, de los clubes. ¿Quién tiene que trabajar con ellos? Tenés a un Lallana de 2.16 en Atenas, al Caffaro chico de 2.12 en El Trébol, a su hermano en Boca...una mezcla de situaciones y entornos. ¿Cómo hacés para agruparlos y trabajarlos sin que se pierdan?
. Lo importante es tener un método y trabajar en un esquema de rastrillaje y seguimiento que integre las visiones de la CABB con los cuerpos técnicos de cada uno de los clubes, sean del nivel que sean. El problema, o la solución, la tenemos que encontrar entre todos, a partir de la humildad para escuchar. Cuando llegué a la CABB yo pensé que el problema grande era la detección, pero cambié. Es la manutención del chico alto dentro de la estructura del deporte. Con las redes sociales es más fácil el rastrillaje.

- En un caso como el de Lallana, ¿ustedes tienen que entrenarlo aparte o todo tienen que hacerlo a través de Atenas?
. El trabajo sin dudas es con Atenas. Nuestro cuerpo técnico tiene que estar en contacto con el club, pero también hay campamentos regionales, la CABB va siguiendo la evolución de estos jugadores y los informes se vuelcan en un sistema de trabajo. Nosotros estamos en una fase del plan de elaborar los programas de desarrollo individuales.

-¿Hay chances de que se hagan campamentos específicos por ejemplo con estos chicos altos, como Lallana, los Caffaro y varios más?
. Sí, aparte de los campamentos planteados, tenemos pensado antes de fin de año hacer otro con jugadores altos, específicos, otro para tiradores y otro para guardias. Creo que es como un rompecabezas donde estamos armando la matriz sobre la cual después trabajar. No se van a ver los frutos pronto.

- Antes me hablabas del entrenador fulltime. Me dijiste que querés resolverlo en enero/febrero y la Copa América es en agosto. Saco a todos los entrenadores de la Liga actual entonces.
. No. En realidad, hay que dividir la respuesta. Primero entendemos que Sergio (Hernández), ha hecho un gran trabajo. Ya habíamos hablado con él que íbamos a tomarnos un tiempo después de Río. Primero nos vamos a sentar con él para ver cuál es su idea y su proyecto. Dicho esto, lo que nosotros hablamos con la AdC es que luego de la liga venidera los entrenadores de la selección van a ser fulltime, por lo que no implica necesariamente que si no nos ponemos de acuerdo con Sergio estén fuera de carrera los que están dirigiendo ahora en la Liga.

- Te paso a otro tema. Haceme tu pantallazo de lo que pasó con el conflicto AdC-AdJ.
. En los meses previos al conflicto me había reunido no menos de 3 veces con la AdC y con la AdJ para conversar y ver cuál era el escenario de la Liga. Había un diagnóstico similar en cuanto a la preocupación de varios clubes, de la sustentabilidad, de ir ordenando la situación de los jugadores, etc. Fueron charlas interesantes. Creo que después hubo alguna circunstancia que hizo que se haya tomado una posición antagónica. Me parece que por el momento que pasa el básquet argentino hay que retomar el diálogo. Yo creo que el básquet argentino está en un muy buen momento. Hemos logrado poner a la CABB en un buen lugar tras dos años que la pasamos mal. Creo que la Liga viene en un esquema de reposicionamiento interesante, haciendo un esfuerzo importante. Tenemos jugadores que vienen haciendo un proceso de crecimiento, con una buena plataforma de competencia en nuestro país. Lo que nos preocupa a todos es la salud de nuestra Liga y de qué manera le damos sustentabilidad. Creo que hay que trabajar sobre el fondo. A veces es difícil cuando se empiezan a plantear situaciones donde se buscan los extremos. Pero habiendo hablado con las dos partes es factible que se pueda llegar a canales de acuerdo y arreglar el fondo. Y tener una Liga competitiva, que cuidemos la salud de nuestros clubes. En 1988/89 se perdieron muchos clubes, también en 2001/02, y ahora también estamos en una época complicada. Entonces creo que hay que cuidar la salud de los clubes, de la competencia, y cuidar también el trabajo. Creo que en estos meses vamos a poder resolver estas cosas. No veo que haya un puente donde pueda pasar solamente un auto. No entiendo la vida de esa manera. Poniendo primero el básquetbol, si dejamos afuera el enojo o alguna cuestión personal, podemos encontrar una fórmula que sea buena para todas las partes. La CABB viene trabajando con respeto con las dos partes, en silencio, haciendo un seguimiento diario de lo que está pasando, y vamos a seguir de esta manera.

-¿Quién tiene que levantar el teléfono?
. Hay cuestiones que las cura el tiempo. A veces acelerar las reuniones quizá es perjudicial. Creo que ya estamos llegando a un momento en el que deberíamos retomar esa mesa. Soy optimista. Sé que la AdC está en contacto con Zoran Radovic de FIBA, que es especialista en ligas nacionales, y puede ser útil. La CABB va a velar por el básquetbol nacional. Quizá alguno pretenda ver más fuegos de artificio, o que diga una frase más para un lado o para el otro, pero la verdad es que nosotros entendemos que estamos hablando por el interés de todos.

-¿Te toca o no decirles a las partes los errores cometidos? Por un lado, el tema de las fuentes de trabajo, por el otro, clubes hablando de una crisis pero que siguen fichando con aumentos altísimos.
. He hablado con frontalidad con los dos juntos e individualmente. Es mi función. Y creo que se debe mantener en un ámbito de reserva. Lo que sí, tengo certeza de que podemos sacar la situación adelante en poco tiempo, porque en muchas situaciones la búsqueda de los dos están relacionadas. Quizá hay momentos que parecen extremos que no se pueden juntar, pero yo creo que estamos ante una oportunidad importante. La CABB va a actuar con responsabilidad. Es un tema que nos ocupa, pero confío en que en unos meses vamos a estar bien.

- Ultimo tema, el estatuto. ¿Se te complicó consensuarlo?
. El estatuto lo que busca es algo importante, que es que sería la primera Federación argentina que permitiría la participación de los estamentos. Que puedan participar en las decisiones los dirigentes, pero también los jugadores, los entrenadores y los árbitros. También plantea la profesionalización de la gestión y otros temas como la transparencia, evitar la reelección de las autoridades, etc. Nosotros venimos en un proceso de discusión que lleva más de un año y en ese tiempo cada vez tenemos más acuerdos. Hoy siento que lo que resta por saldar es qué grado de participación tienen que tener los estamentos y cómo se eligen esos representantes. De 124 artículos estamos teniendo alguna divergencia en 2. Como es una situación de fondo, queremos que salga con el consenso de todas las federaciones. Si eso implica no votarlo la semana pasada y votarlo en la próxima, vamos a hacer el esfuerzo necesario. Lo que festejo es haber recuperado el diálogo y habernos puesto de acuerdo en el tema de los controles, la transparencia, el respeto a las minorías. Eso ya es compartido por todos. Estamos cerca y hay que buscar una fórmula que nos convenza a todos. La CABB no la tiene que gobernar el número, la tiene que gobernar el consenso.

-¿La diferencia es porque no aceptan la cantidad de jugadores y entrenadores?
. Cuando empezamos a plantear esto, era un consejo integrado por 6 dirigentes y 1 representante de cada estamento. Después se conversó entre las propias federaciones y se pasó a 8 dirigentes, 2 jugadores (1 por los profesionales y 1 por los amateurs), 1 entrenador y 1 árbitro. Igual es anecdótico. No me cierro en las proporciones. Lo importante es introducir un nuevo concepto. Sumando a todos a la mesa y a las decisiones vamos a tener mucha más riqueza.

- Ultima pregunta. ¿Cómo está el tema de Vaccaro?
. La causa originalmente estaba en el juzgado del juez Rodríguez. Había un pedido del fiscal de llamado a indagatoria a Vaccaro por posible delito de administración fraudulenta. En un momento, una causa del juez Oyarbide pasa a lo de Rodríguez y se hace una compensación de causas, entonces esta pasa a Oyarbide. El pidió cierta documentación pero a las dos semanas renunció. Entonces hubo un nuevo cambio. Ahora la CABB solicitó ser querellante para poder realizar el impulso de la medida. Esperamos que la justicia se exprese. Porque creemos que ya ha pasado un tiempo importante.

-¿La causa está sin juez o con un subrogante?
. Con un subrogante. En algún momento, si nos reconocen como querellantes, podríamos reimpulsar la denuncia que realizamos. 
 

Fabián García / fabiangarcia@basquetplus.com
En Twitter: @basquetplus

Compartir