Previa NBA

¿Quiénes son los 10 mejores jugadores NBA entrando a la 2018/19?

12:45 01/10/2018 | Se viene la temporada 2018/19 de la NBA y les presentamos los que creemos son los 10 jugadores más dominantes del torneo.

LeBron sigue siendo el rey de la NBA

En un par de semanas dará comienzo la temporada 2018/19 de la NBA y los días previos siempre son un buen momento para los rankings y las comparaciones. En este caso, tratamos de contestar una pregunta simple, pero que obviamente tiene diversas respuestas: ¿quiénes son los 10 mejores jugadores de la competencia, entrando a esta nueva campaña?

Creemos que la lista no puede comenzar con otro que no sea LeBron James. Si bien es cierto que el nuevo alero de los Lakers ha perdido las últimas dos Finales y que Kevin Durant se llevó el MVP de ambas definiciones, en el mano a mano, seguimos eligiendo a James por encima de cualquier otro. Es el más completo, el que mejor entiende el juego y el más determinante desde lo colectivo, aún cuando su defensa ha bajado en los últimos años. Una manera sencilla de medir su impacto: si cambiáramos a James por cualquier otro protagonista, ¿los Cavaliers hubieran conseguido lo mismo que consiguieron en estos cuatro años con ese plantel? Pensamos que la respuesta es un no rotundo.

En el segundo escalón aparece justamente el más valioso de las últimas Finales, Kevin Durant. Física y atléticamente es el único que ha logrado hacerle sombra a James en esta década, más allá de no llenar tantos casilleros como el nacido en Akron. Defensivamente se ha transformado en un jugador decisivo y en ataque siempre ha sido de los más peligrosos de la historia, casi sin puntos débiles. Es el claro sucesor al trono de LeBron e incluso para muchos, ese reinado ya está en disputa.

Nuestro podio lo completamos con nada menos que Steph Curry, quien cuando está en su mejor versión, no tiene nada que envidiarle a los dos mencionados por encima suyo. Defensivamente es apenas correcto y hay quienes pueden preferir otro tipo de armador de juego, en cuanto a la toma de decisiones. Sin embargo, no hay duda alguna de que estamos hablando del mejor tirador de todos los tiempos, no solo por productividad y eficacia, sino también por la versatilidad para sacar sus distintos tiros. Cuando está encendido, no hay defensa que pueda contenerlo y aunque Durant es más completo en lo individual, Curry es el que realmente marca el ritmo de estos multicampeones Warriors.

Tras LeBron, Durant y Curry parece bajarse un nivel, con excelentes jugadores pero que aún tienen cuestiones por demostrar o mejorar. Tal es el caso del cuarto de nuestro ranking, James Harden. Probablemente no haya nadie como él a la hora de jugar con el balón en las manos y de crear en ataque, ya sea para él mismo o para asistir a sus compañeros. Tiene todos los recursos habidos y por haber. ¿Qué le falta? Demostrar que puede liderar a su equipo en las instancias más grandes (ha tenido algunos pasos en falso en los playoffs) y sobre todo, dar un salto de calidad en defensa, su gran déficit (aunque en parte lo ha mejorado).

En el quinto puesto colocamos al primer y único hombre grande de la lista: Anthony Davis. El pivote de los Pelicans tiene todas las herramientas necesarias para un día ser el mejor jugador de la competencia. Tiene altura, explosión, largo de brazos, definición, habilidad con el balón, tiro, movimientos de espalda y un alto impacto defensivo. El problema es que todavía todo eso no se ha reflejado en un éxito colectivo, con un New Orleans que ha estado lejos de la pelea grande. Es verdad, no ha tenido los compañeros de otras súperestrellas, pero mientras no demuestre que puede comandar a un conjunto de élite, suena injusto colocarlo por encima de otras figuras más probadas.

Si de jugadores completos hablamos, no podemos dejar afuera a Kawhi Leonard. Es cierto que su reputación ha recibido un golpe por todo lo sucedido en la 2017/18 en San Antonio, pero cuando el alero está en su mejor versión, no hay dudas de que es de los más determinantes de la competición. Tiene la capacidad para ser el mejor defensor perimetral de la liga y a la vez, anotar 25 puntos cada noche. Nunca se ha destacado a la hora de involucrar a sus compañeros o generar un básquet fluido, mientras que deberá demostrar que puede retomar su forma en Toronto. Pero aún teniendo en cuenta todo esto, pocos tienen la capacidad para impactar el juego como él.

Pasando al séptimo escalafón, colocamos a Chris Paul, el único base clásico de nuestra nómina. Más allá de que el hombre de los Rockets nunca ha tenido el poderío anotador de otras súperestrellas, su dominio de las acciones, lectura de juego e intensidad defensiva, lo siguen dejando en un lugar de privilegio. Y sino basta con observar el salto de calidad que le dio a Houston en la 2017/18 y cuánto lo extrañaron los de D´Antoni cuando lo perdieron en los playoffs. 

Octavo decidimos incluir a Kyrie Irving, quien creemos está destinado a tener una temporada de pelea por el MVP con los Celtics en esta 2018/19. En cuanto a talento ofensivo, Irving está entre los más destacados de cualquier lista y lo más importante: a diferencia de otros de nuestro ranking, lo ha demostrado en los momentos más calientes de una campaña. Si alguien tenía algún tipo de dudas de cómo podía adaptarse al juego colectivo de Brad Stevens y compañía, la 2017/18 le puso fin a esos interrogantes.

En el noveno puesto aparece un base completamente diferente a los dos anteriores: Russell Westbrook, quien lejos del lujo técnico y estético de Paul e Irving, consigue sus resultados en base a una explosión atlética y una energía fuera de serie. Es cierto, muchas veces sus características van en detrimento de las posibilidades de su equipo y de él mismo, pero aún con sus defectos y cuetionable toma de decisiones, no se puede negar que su impacto es inmenso y único.

Por último, elegimos cerrar el Top 10 con un jugador que tranquilamente podría estar más arriba al finalizar la temporada o incluso hoy mismo: Giannis Antetokounmpo. El griego tiene todo para pelearle mano a mano a Kawhi la condición de mejor two-way player (jugador de ambos costados) del torneo, al menos entre los externos. ¿Por qué entonces no aparece más arriba? Sencillamente porque todas sus condiciones todavía no han impactado a Milwaukee en lo grupal. Antetokounmpo tiene que ayudar a los Bucks a alcanzar su potencial defensivo en la 2018/19 y sobre todo, demostrar que en la NBA de hoy se puede tener una ofensiva eficaz con un jugador prácticamente sin tiro como su principal portabalón.

 
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90

 

Compartir