Estados Unidos

El noble gesto que tuvo Kyrie Irving con la familia de George Floyd

16:26 18/01/2021 | Lo hizo en silencio y evitando que nadie se entere. Pero el exjugador Stephen Jackson confesó lo que ocurrió. El base les regaló una casa.

Irving, Floyd y su familia (Foto: Clutch Points)

Una casa. Algo que muchos dan por hecho, pero la mayoría no posee. Los alquileres, las constantes mudanzas y la falta de oportunidades son una constante y recibir la propiedad de un hogar es algo tan difícil que roza lo inverosímil. Por eso, este gesto parece una quimera, al menos cuando se dio a conocer.

Odiado y criticado por la mitad más uno del ambiente del básquet, Kyrie Irving es el protagonista del suceso y sus acciones fuera de las canchas constantemente opacan sus buenas obras. Afortunadamente, el exjugador Stephen Jackson reconoció lo que hizo el armador de Brooklyn para ayudar a la familia de George Floyd.

"Ella está recibiendo mucho amor, no solo de nosotros, sino de personas de todo el mundo que están mostrando su apoyo. Simplemente sigo haciendo lo que dije que iba a hacer, ser el guardián de mi hermano y el cuidador de su hija, asegurándome de que sus próximos días fueran sus mejores días. Muchos de mis amigos [han ayudado]. Kyrie Irving les compró una casa. El gerente de Lil Wayne les dio un Mercedes Benz. Barbra Streisand les otorgó acciones en Disney...", contó el exjugador, Stephen Jackson, quien era un íntimo amigo de Floyd, en el podcast de Ethan Thomas, The Rematch.

Este es solo de los proyectos activistas que Irving ha hecho en los últimos meses, siendo un acérrimo defensor del movimiento Black Lives Matter, que cobró aún más importancia luego de la muerte de Floyd a manos de la policía de Minneapolis en mayo del año pasado.

Ese desafortunado momento desató una ola de protestas contra la injusticia racial en todo el país y fortaleció el movimiento que es apoyado por muchos jugadores de la liga. La NBA, a su vez también ha estado a la vanguardia de todo lo que ocurrió, apoyando a sus basquetbolistas y reafirmando el espíritu de igualdad en un país que lucha día a día con el racismo.

Kyrie va con ellos, haciendo lo suyo sin esperar nada a cambio, en silencio y siendo parte del proceso. George los mira desde arriba y está orgulloso, con el pecho erguido de que su muerte no fue en vano. Vendrán tiempos mejores.  

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X