NBA

Histórico Minnesota: remontó 20 puntos y está en la final del Oeste

00:02 20/05/2024 | Los Timberwolves ganaron por 98 a 90 en el juego 7 de las semifinales de la Conferencia Oeste. Towns y McDanields se destacaron con 23 tantos.

Minnesota Timberwolves eliminó a Denver Nuggets y pasó a la Final del Oeste (Getty).

Minnesota Timberwolves le ganó a Denver Nuggets de visitante por 98 a 90 luego de estar 20 puntos abajo en el tanteador. El conjunto de Finch jugó una excelente segunda mitad y tuvo como goleadores a McDanields y Towns, ambos con 23. Lo hecho por Jokic (34 puntos) y Murray (35 puntos) no alcanzó y el campeón se quedó sin back to back y Minnesota jugará la Final del Oeste.

Denver empezó con una cara completamente distinta a la que mostró en el juego 6. Jamal Murray se mostró totalmente desenvuelto e hizo lo que quiso, Nikola Jokic estuvo intratable a la hora de agarrar rebotes y fue fundamental como suele serlo. Los puntos de segundas oportunidades también fueron vitales. Y otra cosa importante fue que pudieron neutralizar a Anthony Edwards, que estuvo desconocido desde el arranque (4 puntos en la primera mitad). Luego despertaría. 

Minnesota sabía que eliminar al campeón no sería fácil y cuando todo el mundo pensaba que esos 20 puntos de diferencia (58-38) podían llegar a ser definitivos (es la mayor diferencia remontada en un juego 7 de los playoffs en una segunda parte) empezaron a aparecer los muchachos de Finch. Gobert fue fundamental para defender a Jokic en el poste bajo, a Naz Reid no le tembló el pulso a la hora de tomar decisiones difíciles y, además, aportó en defensa en la etapa decisiva (como todo Minnesota), incluyendo un tapón monumental a Jokic que terminó con volcada propia, Towns y McDaniels se hicieron más regulares en el goleo, Conley tomó la brújula del juego y Edwards entendió que había llegado su momento. 

El escolta tuvo en el tercer cuarto dos acciones que le devolvieron la confianza, robando dos balones en primera línea que terminaron con volcadas y que le empezaron a generar dudas a Denver. Porque con Edwards encendido (metió su primer triple en ese mismo tercer cuarto tras fallar 7 y estaba claro que ya no lo paraba nada ni nadie), más la defensa de super élite, los Wolves clavaron un parcial de 14-1 y se pusieron definitivamente en partido (53-59). 

Murray, que había hecho destrozos en la primera parte (24 puntos), nunca pudo desarticular la estrategia defensiva de Minnesota, con cambios y recuperaciones permanentes que no le dieron nunca espacio, entonces Denver, como suele pasar en estos casos, se encomendó a San Nikola, pero esta vez el serbio tuvo más oposición que otras veces, lo defendieron con inteligencia, no le saltaron a los tiros, no le dieron maniobrabilidad para que lastimara con pases y todo se hizo cuesta arriba. 

De aquel 58-38 Denver pasó a perder 77-72 y luego 92-82. Diez abajo a 3 minutos del final. No hubo manera de parar la rebeldía visitante, que debía afrontar que caer después de vencer en los dos primeros juegos hubiese sido un golpe duro, aunque fuese contra el campeón. Lo hizo de nuevo, ganó los 3 en el Ball Arena y se metió después de 20 años en una final de Conferencia. Towns y McDaniels terminaron con 23 puntos, pero Edwards volvió a ser el alma mater emocional, con 16 puntos (12 en la segunda parte), 8 rebotes y 7 asistencias. 

La próxima parada será contra Dallas Mavericks, que tiene a Luka Doncic y Kyrie Irving listos para lo que promete ser una serie maravillosa. Los Wolves arrancaron perdiendo el tercer cuarto por 20 y lo terminaron abajo por solo 1, no hay mejor manera de demostrar de lo que es capaz de hacer este equipo que va por todo.

Boxscore

Compartir