Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
A 20 años del Oro olímpico

Generación Dorada: La Liga los formó, Europa los terminó de pulir

18:45 09/07/2024 | Empezamos la cuenta regresiva al aniversario 20 del oro olímpico y lo haremos con 50 notas en estos 50 días restantes. La primera: todos los integrantes del Oro en Atenas 2004 jugaron y se destacaron en la Liga Nacional antes de partir. Sus historias.

La GD desde la Liga Nacional a la historia

A 50 días de que se cumplan las dos décadas de la Generación Dorada, comenzamos una nota al día para repasar todos los detalles previos al torneo y lo que significó esto para el básquet y el deporte argentino. En este caso, un tema que se tienen muy al día es dónde se formaron y debutaron los jugadores de la Generación Dorada, teniendo a todos con un pasado en la Liga Nacional previo a irse a Europa o la NBA.

Comenzando por los bases, Pepe Sánchez tuvo dos temporadas de Liga previo a irse a la NCAA. El base jugó en Deportivo Roca y en Estudiantes de Bahía Blanca entre 1994 y 1996, completando 106 partidos en total. Desde allí se fue al básquet universitario a los 19 años, fue uno de los dos primeros argentinos en la NBA y desarrolló el grueso de su carrera en Europa, ganando la Euroliga con Panathinaikos y la ACB con Unicaja, además de pasar por Real Madrid y Barcelona.

Ale Montecchia, por su parte, desde su debut en 1990 hasta 1999 fue una figura destacada en la Liga. Jugó 442 partidos entre Sport Club de Cañada de Gómez, Olimpia de Venado Tuerto y una última en Boca, ganando una Liga Nacional y una Liga Sudamericana. De allí se fue al Viejo Continente a los 27 años, donde jugó en Reggio Calabria, Pamesa Valencia y Armani Milano hasta 2006.

Hugo Sconochini desarrolló casi toda su carrera en Europa, pero sus primeros dos años fueron en la Liga. Fue como juvenil en Sport Club de Cañada de Gómez en 1988 y 1989, completando 34 partidos. Desde allí se fue a Reggio Calabria a los 19 años, para luego pasar por Olimpia Milano, Virtus Roma, Panathinaikos, Kinder Bologna, Tau Cerámica y Piacentina.

Manu Ginóbili tuvo su gran desarrollo en tres temporadas de la Liga. Entre 1995 y 1998 jugó 126 partidos, la primera campaña en Andino de La Rioja, y las dos siguientes en Estudiantes de Bahía Blanca, donde demostró todo su crecimiento, llegando en la 1997/98 a promediar 24.9 puntos por encuentro. En ese contexto fue elegido Mejor Debutante y Mayor Progreso. Luego pasó a Reggio Calabria a los 20 años, después ganó todo en Kinder Bologna y se convirtió en leyenda logrando cuatro anillos en San Antonio en la NBA.

Carlos Delfino era el más joven de aquel Atenas 2004 y había jugado solo una temporada y 14 partidos. Fueron en la 1998/99 en Libertad, para luego pasar a Unión de Santa Fe en la Liga B y finalmente desembarcar en Reggio Calabria en el Viejo Continente antse de cumplir los 18 años. De allí brilló en Fortitudo Bologna y llegó a disputar 8 temporadas en la NBA.

Andrés Nocioni fue otro que se destacó hasta irse de la Liga. Después de debutar en Racing y jugar en Olimpia, fue clave en Independiente de General Pico, siendo subcampeón y jugando 175 partidos de la Liga. De ahí se fue a los 20 años a Tau Cerámica, para tener una carrera legendaria en Europa y siendo figura en los Bulls en la NBA.

Walter Herrmann debutó en Olimpia de Venado Tuerto y no se fue hasta ganar la Liga con Atenas y el MVP, después de jugar 243 encuentros en la Liga. De allí se fue a los 23 años a Fuenlabrada, para luego ser figura y campeón ACB en Unicaja y llegar a la NBA.

Rubén Wolkowyski fue un caso único hasta ese momento, ya que brilló en la Liga y luego pasó directo a la NBA, convirtiéndose en el primer argentino allí junto a Pepe Sánchez a los 27 años. Desde su debut en 1993 con Quilmes hasta la 1999/00 con Estudiantes de Olavarría jugó 359 partidos con paso también en Boca, y fue campeón y MVP de la Liga.

Luis Scola tuvo su brillo en tres temporadas con 101 partidos en Ferro entre 1995 y 1997, ya con contrato firmado con Baskonia. De allí se fue a los 18 a España, brilló en el Viejo Continente y llegó a la NBA, además de ser el Gran Capitán infaltable de la Selección Argentina.

Gaby Fernández fue una pieza clave en el recambio en la pintura. Desde 1995 hasta el 2001 pasó por Ferro, Boca y Estudiantes de Olavarría, fue campeón de Liga y jugó 296 partidos. A los 25 años se fue a jugar a Francia y tuvo grandes pasos por España en Tau Cerámica y en Italia por Varese.

Fabricio Oberto dominó la Liga entre 1993 y 1998 desde la posición de pivote con Atenas y fue parte de aquel Griego que dominó y es considerado de los mejores de la historia, con barrida a Boca en la final y el interno como MVP. En total jugó 217 partidos en el equipo cordobés hasta irse a Olympiacos a los 22 años, Tau Cerámica, Pamesa Valencia y llegar hasta conseguir un anillo NBA junto a Manu en los Spurs en 2007.

Si uno habla del hombre Liga Nacional hay que hablar de Leo Gutiérrez. Para 2004 fue el único representante de la competencia local en el plantel de Rubén Magnano y brilló siendo el más ganador de la historia. Previo a eso se había ido a Europa en 2002 a los 24 a la LEB Oro de España, aunque después de una temporada regresó a la Liga y siguió dejando su huella.

 

 

Alejandro Malky / [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @alemalky

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet