Informe

Popovich, el creador del tiro de tres de LeBron James

09:04 17/07/2020 | James reconoció en su momento que fue gracias a la estrategia de los Spurs de liberarle el tiro lejano que se preocupó por mejorarlo.

Ahora todos suben al tiro de LeBron (Foto Getty)

LeBron James llegó a la NBA en el año 2003, con 18 años. Tenía toda la energía del planeta, jugaba arriba del aro y no había forma de detenerlo. Obviamente, eso hacía que no lanzara demasiado de tres puntos, más allá de que ese tiro no tenía el uso que tiene hoy. No lo necesitaba.

Sin embargo, cuando llegó a su primera final de la NBA, en la temporada 2006/07, se encontró enfrente con un equipo que tenía bien claro cómo jugarle. De alguna manera, no hubo algo tan violento como las Jordan Rules de Detroit contra MJ, pero sí dos puntos notorios: no dejarlo jugar en el aire (casi no volcó el balón en esa serie, que ganó San Antonio 4-0), y le daban espacio para que tomara tiros de tres, pero no pudiera penetrar. 

El balance estadístico de esas finales fue contundente. LeBron, que en la serie regular no tiraba muy bien, pero usaba algo el tiro, tuvo un 4/20 frente a los Spurs, algo que contra el mismo rival, pero 6 años después, ya con Miami, cambió sustancialmente: tiró 12/34 (no tan buen porcentaje, pero buena cantidad), incluyendo uno decisivo a menos de un minuto del final del sexto juego, que se completó con el recordadísimo de Ray Allen en la siguiente acción, para llevar el partido a suplementario y ganarlo allí (saldrían campeones en 7 juegos). 

LeBron siempre reconoció que aquella lección de los Spurs en el 2007 lo concientizó: "Yo no quería tener debilidades, y permitirle a la defensa decidir qué hacer. Los Spurs son la razón por la que mi tiro de tres es mucho mejor hoy. En mi primera final del 2007, ellos se hundieron en la zona y yo no tiré, porque no me sentía cómo lanzando en esa etapa de mi carrera. Así que le agradezco mucho al esquema que utilizaron ellos y muchos otros equipos contra mí". 

James viene tirando sin altos porcentajes desde entonces, pero sí con mucha regularidad. Si en sus primeros 4 años anotó 1.25 triples por juego, en los últimos 4 ha encestado 1.91 por encuentro, un 53% más. La nota la dio en sus primeros dos años en Miami, donde apenas metió 1.03 por juego, tirando muy poco. Hoy es una de sus armas centrales, que permiten descongestionar la zona para que Anthony Davis se luzca. 

Fuente: 
CBS Sports

Compartir

 



X