Euroliga 2015/16

No hubo milagro, aunque casi: Fenerbahce finalista en suplementario

18:13 13/05/2016 | Le ganó al Baskonia 88-77 en tiempo extra tras estar perdiendo por 7 en el último cuarto. Sloukas y Datome, las figuras.

Sloukas, base de Fenerbahce.

Fenerbahce 88 - Baskonia 77

Era la semifinal más despareja de los últimos tiempos en la previa...pero no lo fue en la cancha. Los turcos, por lejos los que más gente llevaron a Berlín de los 4 participantes, vencieron al Baskonia 88-77 en suplementario y repetirán como finalista del F4, buscando revancha de la derrota del año pasado ante el Real en Madrid.

Como en el primer partido, el arranque del favorito Fenerbahce fue letal: 13-0. Pero Perasovic movió piezas rápido, mandó a la cancha a Bourousis y, con muy buena defensa y reparto de la ofensiva, clavó un 13-2 para emparejar el juego 15-13 a favor de los turcos. Obradovic metió mano, enojado, y recuperó el control, sobre todo por dejar de perder balones: 23-15 al final del primer período.

El ingreso de Bourousis le causó mucho daño al Fenerbahce, tanto en la pintura como con su tiro externo, y más allá de que el equipo turco nunca perdió el comando, el ritmo fue más favorable a los españoles, que buscaron pinchar el balón moviéndolo y generando desde el poste bajo con el griego. El problema fue que, tras ponerse a una mínima de 3 (25-22), restando 2:37 Bourousis cometió su tercera falta.

Igual, el Fenerbahce no jugaba cómodo, porque el Baskonia es Bourousis y Adams como individualidades, más una cantidad de obreros de calidad, que hacen su trabajo con enorme esfuerzo, como Tillie, James, Blazic o Hanga. Por eso el primer tiempo terminó con el 75% del estadio mudo: 41-40 para los turcos, que se suponía dominarían con claridad. La defensa española era magnífica.

Y lo que parecía imposible, ocurrió: el Baskonia al frente. Y por 4: 54-50, con una ráfaga de Adams, certero en el tiro y picante con sus penetraciones producto de los emparejamientos contra grandes que conseguía el base en el pick and roll. Obradovic pedía juego interior, pero el Baskonia se lo impedía con enorme defensa. Al final del cuarto, con un piedrazo de 3 con tablero de Bourousis, los españoles entraban al último período 2 arriba, 57-55. Increíble.

¿Increíble? No, increíble fue que Bourousis anotó 5 puntos seguidos en el arranque del cuarto y el Baskonia sacó 7, 62-55, distancia que volvería a tener 3 minutos después, 66-59, para poner definitivamente nervioso al Fenerbahce. Obradovic puso todo lo que le quedaba, y al fin pudo desnivelar en la pintura con Vesely, colocando a Sloukas y a Kalinic, un equipo más defensivo. Le dio resultado, al menos para llevar el juego a suplementario (72-72) tras dos minutos finales de infarto, donde Sloukas (de gran juego) empató a 25s7 del cierre y Adams tuvo el tiro para ganar a 2 segundos del final. ¿Había perdido su gran chance?

Definitivamente. El suplementario fue todo del Fenerbahce, y de Bogdanovic, que anotó 7 puntos en los primeros dos minutos y medio para darle esa misma diferencia a su equipo, que llegó a sacar 11 de máxima. El Baskonia se quedó sin nafta, sin piernas y sin porcentajes. Había hecho todo. Casi todo. Bogdanovic fue el goleador con 18, pero dos jugadores levantaron el juego: Datome (14) y Sloukas (13, defensa y control del ritmo). Revancha para los turcos (88-77), que perdieron el año pasado, y Obradovic que va por su novena. ¿Cuánto pesarán los fantasmas del CSKA?
 

Fabián García / [email protected]
Enviado especial al F4 de la Euroliga en Berlín (Alemania)
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X