Entrevista

Laprovíttola: "Los jóvenes tenemos que dar un paso adelante"

22:17 27/02/2015 | El argentino está pasando el mejor momento de su carrera y habló con Básquet Plus de Flamengo, su futuro y la selección.

Laprovíttola ante Halcones Rojos en Mar del Plata (Foto FIBA Americas)

Recién se levanta de su sieste temprana, ya que el partido ante Halcones Rojos por la Liga de las Américas en Mar del Plata es a las 19, lo que adelanta todo. Como siempre, Nico se presta a la charla en un momento especial de su carrera, luego de un año en el que ganó todo con Flamengo.

-¿Estás distinto a cuando te fuiste de Argentina no?
. Y sí, bastante distinto al que jugaba en Lanús. Jugábamos muy ordenados, y nuestro juego se basaba en la defensa. Nuestros partidos se planteaban a partir de dejar a nuestros rivales en no más de 70 puntos. Menos posesiones. En este equipo son muchas más las opciones ofensivas, por la cantidad de variantes para anotar que tenemos.

-¿Vos cómo te sentís; más maduro, más seguro? Ganaste todos los títulos que jugaron, tuviste roce internacional, fuiste MVP de la Intercontinental...
. Yo me siento con mucha confianza. Vengo de jugar mi primer Mundial, algo que creo a cualquier jugador lo hace sentir más maduro. El roce es algo que me permitió jugar en Flamengo, con el que jugamos contra el campeón de Europa y después algunos partidos en la NBA. Son cosas que fui sumando y que se agregan como experiencia, y es muy importante.

- Hablemos con el diario del lunes. Cuando te fuiste, parecía que la opción de Brasil no era tan buena como Europa, pero por cómo se dio todo, el protagonismo que asumiste en Flamengo y los títulos conseguidos, te salió todo redondo.
. Sí, salió muy bien, mucho mejor de lo que muchos espraban. Llegar a Flamengo, que es muy importante en Brasil, me ayudó mucho. Cuando llegué el equipo tenía lesionados y tuve que asumir muchas responsabilidades en el primer año y eso me ayudó mucho a tener confianza. De Caracas yo volví un poco con la confianza un poco perdida, pero la recuperé rápido en Flamengo, porque sabía que era una oportunidad bárbara en mi carrera. Como vos decís, con el diario del lunes tengo que decir que fue la mejor opción la que tomé en ese momento.

-¿Vos te sorprendés de lo que pasó en estos dos años?
. Un poco, sobre todo por haber salido campeones del mundo, de haberle ganado al Maccabi, pero la verdad es que antes de jugar contra ellos sabíamos que podíamos ganarles, sobre todo después de perder en el final el primer partido. El título sorprendió a muchos. También fue muy loco jugar un par de partidos en la NBA, algo único en la vida. Me sorprendo de cómo me reconocen en Flamengo, en Río de Janeiro. Me hace sentir bien.

-¿Cómo llevás eso a la selección? Se viene un Preolímpico distinto, seguramente con menos jugadores históricos que en el Mundial, con Campazzo en el Madrid pero jugando poco, sin saber si estará Prigioni. Es como que las fichas se corrieron de lugar. No sé para dónde, pero se corrieron.
. Todos queremos que Manu juegue toda la vida, que Pablo juegue toda la vida. Que siga jugando Oberto, que la Generación Dorada siga por siempre. Nos han dado tanto que todos queremos que sigan, pero llega un momento en el que como vos decís, las fichas cambian de lugar y los más jóvenes tenemos que estar preparados. Por suerte todavía tenemos a Luis como capitán y como líder y tenemos que aprovecharlo para que nos siga mostrando el camino del esfuerzo, del trabajo, del juego en equipo, del pase extra. De la escuela argentina que nos ha deleitado durante toda la vida. Entonces tenemos que intentar copiar ese camino e intentar dar lo mejor por la Selección. Darlo todo. Nosotros creo que podemos jugar a nivel internacional. Podemos clasificarnos a los Juegos Olímpicos de Río, que es el objetivo de este año. Tenemos que prepararnos mucho para eso y aprovechar cada uno su oportunidad para demostrar que podemos seguir con la Selección, jugando a nivel internacional torneos importantes. Tenemos que dar ese salto.

-¿Qué te pasa cuando escuchás que en el tema bases tenemos que estar tranquilos, porque vos y Facundo ya están listos para asumir el rol?
. Nosotros siempre tuvimos buenos bases en Argentina. Y con la Generación Dorada también tuvimos grandes aleros, grandes pivotes, tuvimos todo en la Generación Dorada. En el puesto de base siempre hubo tranquilidad, porque hubo grandes jugadores. En otros puestos quizá haya que trabajar un poco más, pero los bases necesitamos igual de todo el equipo para poder manejarlo, y trabajando podemos llegar a tener una buena conexión con todos. Quizá no tengamos el talento individual que tuvo la Generación Dorada, pero si trabajamos, intentamos jugar de una buena manera, muchas cosas se pueden suplantar y hacer un buen papel todos.

-¿Cómo tomaste lo de Oveja? Porque su forma de jugar también encaja bien con vos.
. Encaja conmigo, con Facu, con todos. El Oveja verá qué es lo mejor para el equipo. El siempre usó solo dos bases, nunca una doble base, pero tendremos que trabajar con los jugadores que estén y tener paciencia con eso. El verá las opciones. El es un entrenador en el que se puede confiar, porque ha ganado muchas cosas.

- Cuando te vas acercando a un torneo como el Preolímpico, ¿qué te pasa? ¿Tenés ansiedad, algo de temor?
. Cada año que va pasando, uno se va preparando para cada torneo. Acá quizá me toque tener algo más de responsabilidad, por lo que tendré que prepararme más todavía. Ir al Panamericano de Toronto puede ser algo muy bueno para algunos, para llegar bien en forma a México. Creo que tenemos todos que dar un paso adelante. Querer la clasificación, ir a buscarla, mentalizados en ganar, y no en ir a ver qué pasa. Confío en nuestras posibilidades. Tenemos un gran equipo, una manera de jugar que otros equipos no la tienen, y un gran líder como Luis. El en Caracas nos ayudó muchísimo a los más jóvenes, y ahora por ahí nosotros tenemos que ayudarlo más a a él.

- Recién hablabas de la forma de jugar. ¿Te resulta fácil cambiar el chip de Flamengo, donde jugás de otra manera?
. Acá se juega un poco más alocado, pero el cambio de chip lo fui aprendiendo con el correr de los torneos. Incluso en el mismo Flamengo. No es lo mismo jugar la Liga de Brasil que la Liga de las Américas. Si bien dominamos los patidos, son torneos diferentes y tiene que tener la cabeza de otra manera. 

-¿Extrañás algo de la Liga?
. La verdad, no mucho. Intento ver los resultados, cuando hay un partido televisado intento verlo. Por mi relación con Silvio (Santander), ví a Quimsa varias veces. Creo que la Liga no está en su mejor momento, pero ojalá que todo siga para adelante y los cambios sirvan para ayudar.

- Ahora que Quimsa hace 90 puntos, ¿no te enojás con Silvio?
. (risas) Veo que el Penka está en un gran nivel, Lucas Pérez también, y tiene bastante vía libre. Quizá Silvio también dio un paso adelante en su carrera y hay que felicitarlo porque el trabajo que está haciendo es excelente.

-¿Cómo estás con esta etapa final de la Liga de las Américas, en la que son favoritos y defienden el título?
. Sabemos que todos nos van a querer ganar. Venimos como favoritos, con Baurú, somos los últimos campeones y tenemos que jugar como tal. Tenemos casi el mismo equipo. Es una linda oportunidad para llegar otra vez al Final Four, jugarlo de nuevo en Río, ya que el club creo que tiene esas intenciones, pero lo primero es este cuadrangular semifinal. 

- Ganaste todos los títulos desde que llegaste a Flamengo y este año podés repetir alguno/s. ¿Tenés algo armado en tu cabeza en cuanto al futuro? ¿O la posibilidad de Europa la tenés algo demorada?
. No tengo nada claro todavía. Mi contrato con Flamengo termina después de esta temporada. Intento pensar lo menos posible en eso. Acá estoy contento y feliz, hay que esperar. Igual, Europa no lo tengo demorado en mi cabeza. Creo que es el paso siguiente, algo que me gustaría intentar y me siento cada vez más preparado para llegar allá.

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Compartir

 



X