NBA 2017/18

La reinvención de Mitchell: una lesión lo alejó del béisbol y ahora la rompe en la NBA

09:01 21/02/2018 | La influencia de su padre, jugador de las ligas menores de béisbol, fue crucial, hasta que una lesión acabo con su sueño de las Grandes Ligas.

Sus ídolos dentro del básquet son Michael Jordan y LeBron James (foto: Jennifer Stewart-USA TODAY Sports)

Donovan Mitchell no tiene la historia de vida más taquillera, ya que nació en un barrio acomodado de Nueva York. Pero que no haya tenido que sobreponerse a la pobreza y a un entorno marginal no quiere decir que su recorrido haya sido fácil. Más bien todo lo contrario, ya que vio derrumbar su sueño ante sus ojos cuando una fractura de muñeca lo dejó afuera de la liga diamante y de la posibilidad de continuar su carrera junto al béisbol. 

"El béisbol lo era todo para mí. Tenía todo en la cabeza: quería llegar a las Grandes Ligas, pero me rompí la muñeca y todo eso se fue por la ventana", confesó el novato de Utah Jazz en una entrevista con Slam Magazine. La situación de la lesión fue de los más desafortunada, ya que se chocó contra un compañero cuando iba en búsqueda de una pelota y tenía la vista solamente puesta en ella. 

Este hecho traumático lo hizo cambiar de opinión y empezó a dedicarse enteramente al básquet, deporte en el que también se destacaba y en el que había captado la atención de varios ojeadores. Finalmente optó, junto con su madre, por ir a la Webster Academy, en New Hampshire. Allí pulió sus habilidades durante dos años y eso le permitió dar el salto a los Louisville Cardinals de Rick Pitino. A partir de ahí todo es historia conocida: en sus últimos dos temporadas universitarias promedió 11.7 puntos y 4.1 rebotes.

Pero los ojeadores de la NBA vieron algo más en él, especialmente los de Denver que lo eligieron en la 13° posición del último draft y los del Jazz que lo obtuvieron a través de un traspaso. En este arranque de las 2017/18 se está posicionando como uno de los mejores rookies, ya que se ha convertido en una pieza importante dentro de la rotación del Jazz y promedia 19,6 puntos; 3,5 asistencias y 3,5 rebotes.

"Sabíamos que tenía talento. Los novatos pasan por fases, pero él se las come. Va muy rápido y parece que lleva mucho tiempo en la NBA, lo que hace que confiemos aún más en él y juguemos a través de él", confesó Ricky Rubio luego del triunfo 114-108 ante los Pelicans, en el que Mitchell se lució con 41 puntos. Finalmente no pudo jugar al béisbol, pero parece que el destino tiene preparado algo más grande para él.

Su espectacularidad comenzó a llamar la atención con el correr de los días y llegó a un elevado punto de exposición en los últimos días, cuando se coronó ni más ni menos que en el campeonato de volcadas del All Star Game 2018, en Los Ángeles. Había llegado a aquel torneo por la ventana, tras la baja de Aaron Gordon, pero se fue por la puerta grande. ¿Una metáfora de su temporada? Posiblemente sí, dado que actualmente está posicionado entre los mejores novatos de la NBA, cuando al comienzo no estaba dentro de los radares para competir por el rookie del año.

 

 

Compartir

 



X