Extranjeros que hicieron historia: Mamita Hanley

10:05 24/04/2020 | De los mejores internos norteamericanos que vinieron en los primeros años de la Liga. Ala pivote de 2.08 y tiro lejano, marcó una época.

Mamita Hanley, en su etapa de Boca, tapa de Solo Básquet (Foto Live Basketball Facebook)

Revolviendo archivos y estadísticas de la historia de la Liga Nacional, nos encontramos con uno de los primeros internos extranjeros altos que tenía una mano envidiable de larga distancia, incluyendo triples, algo no muy común en la gente tan alta por aquellos años.

Llegó con 27 para jugar en el Sport Club de la liga corta de 1990 con Julio Lamas de entrenador y Sergio Hernández de asistente, más varios veteranos de renombre, como Luis Oroño, Diego Maggi, José Small y demás. Apenas aterrizó se lo apodó Mamita, porque había llegado con su bebé y era muy prolijo para cuidarlo, cambiarlo y darle de comer. Un dirigente dijo: "Es una mamita". Y le quedó para siempre.

"Era muy inteligente tácticamente -dice Lamas-. Un pivote con un tiro de tres puntos buenísimo que te abría la cancha, pero también jugaba en el poste bajo y sumaba en el rebote. Era una buena pieza para un buen equipo". 

Hanley jugó la final de 1990 con Sport y las semis al año siguiente y luego fichó por Olimpia, donde después volvería a coincidir con Lamas. Pasó por el GEPU que fracasó en 1993/94 y cerró su campaña en la Liga A de Argentina con dos temporadas en Boca, una de las cuales volvió a verlo como jugador de Lamas. Completó su carrera en el TNA con Ben Hur de Rafaela.

Mamita terminó jugando 7 temporadas en la élite de la Liga Nacional, con 19.5 puntos y 9.7 rebotes de promedio en 305 partidos, promediando ¡más de 40 minutos por juego! Es cierto que agarró algunas temporadas de partidos de 48 minutos, como también que en esos tiempos las rotaciones con los extranjeros buenos eran diferentes. Ah, y en la estadística global sumo 37.2% en triples, un numerazo para un pivote de 2.08.

Compartir

 



X