NBA 2014/15

Chris Paul se vistió de héroe para eliminar a los Spurs

23:49 02/05/2015 | Paul anotó el tiro ganador con un segundo, para poner el 111-109 final. Gran dolor para el campeón, que tuvo a un buen Ginóbili (8 puntos).

El momento del increíble disparo de Chris Paul.

Los Angeles Clippers (4) 111 - San Antonio Spurs (3) 109

El arranque del definitorio séptimo juego fue de alto vuelo ofensivo, con ambos equipos encontrando el aro con facilidad y sus defensas, dando inesperados espacios. Igualmente, los Clippers fueron los primeros en bajar el ritmo y con un arranque positivo de Danny Green y lo mejor de Tony Parker en la serie, la visita tomó una rápida ventaja de 13 a 6. El francés se mostraba más incisivo que en los partidos anteriores, tanto para asistir como para anotar su clásico disparo a media distancia.

Luego de esa ráfaga inicial de San Antonio, el encuentro se emparejó gracias a un protagonista inesperado: Matt Barnes. El alero anotó dos triples, luego seguidos por un par de dobles y de repente, ante un bajón de los Spurs en el otro costado, el marcador quedó 19 a 18 todavía con los de Popovich en frente.

Luego de que Glen Davis le diera a los suyos ventaja de uno con un doble largo, se produjo el escenario que cualquier hincha de Los Angeles hubiera querido evitar: en un contragolpe, que paradojicamente terminó con un triple suyo anotado, Chris Paul evidenció un dolor en su isquiotibial izquierdo y debió abandonar el campo, para ser atendido en los vestuarios.

De todas maneras, el cierre del primer cuarto mantuvo tanto la intensidad como la paridad. En el local hubo un importante ingreso desde el banco de Jamal Crawford, haciéndose cargo de los ataques ante la ausencia de Paul. En los visitantes, por su lado, aparecieron Tim Duncan y más tarde, un par de triples de Boris Diaw y Patty Mills, para lograr cerrar los primeros doce minutos con una pequeña ventaja de 30 a 28.

El goleo elevado del primer período se mantuvo en el segundo, el cual lo abrieron Redick y Green con un par de bombas por lado. Luego, Crawford comenzó a hacerse dueño de cada ataque de los de Rivers, aprovechando la ausencia de Paul. El anotador perimetral estaba derecho y los Spurs no le encontraban respuestas, aunque un buen pasaje de Diaw los dejó todavía por la mínima al frente (39-38).

A partir de ahí, el encuentro tuvo otra novedad importante, como la vuelta de Paul al banco y su ingreso casi inmediato a la cancha. El base no pesó tanto en ese tramo pero fue importante desde lo anímico y sus compañeros recibieron ese impulso. Davis y Crawford encontraron más huecos en una permeable defensa texana para tomar ventaja de cinco, aunque un triple de último segundo de Diaw redujo la diferencia, llegando al entretiempo con los locales adelante por 57 a 55.

Los Clippers acarrearon su mejor momento del segundo al tercer parcial, en el cual empezaron encendidos desde el perímetro: Paul anotó un par de triples y luego se le sumó Redick, además de una jugada de doble más la falta de Barnes. En los Spurs aparecía la mano caliente de Green, pero no era suficiente y Los Angeles tomaba una ventaja máxima de 70 a 64.

Tras esa luz que sacaron los angelinos, el trámite volvió a emparejarse. Paul fue al banco con otra molestia, pero antes Parker aprovechó su disminución física para atacarlo y con una seguidilla, igualar el juego en 72.

El cierre del tercero fue un resumen perfecto de una serie para el recuerdo. A falta de 10 segundos, Manu Ginóbili le sacó una falta increíble a Austin Rivers, anticipando la infracción de este, para tomar un lanzamiento en su propio campo, ser cortado en el acto e ir a la línea para tres disparos. El bahiense anotó dos de ellos y en la reposición, Paul, de nuevo en cancha, clavó un tiro de tres a la carrera con ayuda del tablero, para hacer explotar al Staples Center y dejar a los suyos adelante por 79 a 78, ingresando a los últimos doce minutos.

Tomando las cosas donde las dejó, Paul arrancó el último período con una gran eficacia, aunque San Antonio no se quedaba atrás y con un buen movimiento de pelota, más un Duncan determinante en el poste bajo, quedaban arriba por 89 a 88. Luego, hubo uno de los mejores tramos de Ginóbili en la serie, con aciertos desde el perímetro y un par de hermosas asistencias que le permitieron a su equipo sacar cinco (97-92). De todas formas, la misma duró poco y un triple de Redick volvió a estampar la igualdad en 97.

Con esa paridad, ahora en 107, llegaron a la definición, donde un par de libres de Paul, luego de una falta al disparo de parte de Duncan, puso al local con ventaja de dos. Sin embargo, en la reposición Duncan también fue cortado y el pivote no dudó desde la línea, para empatar en 109. La última pelota igual quedó en manos de Clippers y quien fue el héroe de toda la noche, Chris Paul, volvió a serlo con un segundo en el reloj, anotando un tiro increíble sobre Green y los brazos extendidos de Duncan.

Tras un time-out, con polémica incluída porque la mesa de control local hizo correr el reloj y le dio tiempo a los de Rivers de estudiar lo presentado por Popovich en cancha, Spurs intentó el milagro con un alley-oop para Leonard que fue interceptado por Barnes, decretando la clasificación para su conjunto y el 111 a 109 final. Habrá muchas ramificaciones y especulaciones sobre lo que esta serie puede significar para Ginóbili, Duncan (ambos agentes libres) y San Antonio en general, pero ya vendrá un tiempo más adecuado para esa situación. Los Spurs hicieron una buena serie ante un rival muy complicado, pero lamentablemente, terminó como buena parte de la campaña 2014/2015: con un cierre increíble en su contra.

Además del tiro del final, Chris Paul fue la gran figura de la noche, terminando con 27 puntos (9 de 13 de cancha) a pesar de las molestias físicas que lo afectaron durante buena parte de la jornada. Además, Blake Griffin culminó una gran serie en lo personal con un triple-doble, totalizando 24 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. Para los Spurs, no alcanzaron los 27 tantos y 11 tableros de Tim Duncan ni los 20 de Tony Parker. Por su parte, Manu Ginóbili hizo un muy buen juego, aportando 8 puntos y 7 asistencias en 18 minutos en el campo. Ojalá no haya sido lo último de su parte en la NBA, pero en ese caso, su despedida fue un reflejo justo de su monumental carrera.

Manu Ginóbili: 8 puntos, 2 rebotes, 7 asistencias, 3 faltas, 1 robo, 2 pérdidas, 0-1 en dobles, 2-4 en triples y 2-3 en libres.

 

Juan Estévez
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @JuanEstevez90
 

Compartir

 



X