España

Walter Herrmann y la emotiva noche en la que jugó a ser Maradona

18:11 25/11/2020 | El 4 de abril de 2003 el basquetbolista participó en el torneo de volcadas de la ACB. No lo ganó, pero dejó una acción para la historia.

Herrmann deleitó a todos (Foto: acb)

Un argentino en España, triunfando en el básquet y recordando al más grande de todos los tiempos de otro deporte, el fútbol. No, no es un sueño, fue Walter Herrman en el torneo de volcadas de la ACB un 4 de abril de 2003. ¿Sus contrincantes? Lou Roe, Fran Vázquez (quien todavía sigue jugando... no saltando), Tyrone Ellis y Jerod Ward. También había sido invitado Federico Kammerichs, pero el correntino decidió aprovechar el parate para irse a su provincia a disfrutar con su familia.

Quienes impartirían justicia serían Walter Szczerbiack, Ferrán Martínez, Rafa Rullán, Juanito de la Cruz y Julio Lamas, que en ese entonces dirigía en España. En fin, un torneo de volcadas con todos los condimentos. Nacionales espectaculares, americanos vistosos, y con una capacidad de salto increíble, y un poco de aliciente latino para la siempre necesaria cuota de improvisación. El show no podía decepcionar. 

El primero en salir al escenario fue Lou Roe, que, fiel a sus raíces, emuló a Michael Jordan y realizó una volcada saltando casi desde la línea de tiro libre. Luego llegó el turno de Vázquez y Ellis, pero sus acciones no sorprendieron mucho al jurado. La cosa estaba aburrida hasta que apareció el tercer concursante, Walter Herrman.

El argentino se trajo dos pelotas y maravilló al tribunal desde el primer suspiro. En el intento uno falló, pero volvió a probar y la enterró con una agresividad notable. Todos los jueces quedaron impresionados y le pusieron diez, salvo Lamas, que quiso eliminar toda sospecha de favoritismo de lado y le puso un nueve. 

En la segunda vuelta volvieron a decepcionar Roe y Vázquez, pero Ellis consiguió los primeros 50 puntos de la velada con una volcada lejana que finiquitó dándose una vuelta completa en el aire. La excitación estaba creciendo y el punto máximo de irrupción llegó cuando apareció de nuevo Walter, ¡vestido de Diego Maradona! Sí, con una peluca negra y con la 10 de la Selección Argentina.

Instantáneamente empezó haciendo jueguitos con la pelota de rodilla a rodilla, luego golpeó la bola con la cabeza hacia el tablero y palmeó una mano hacia abajo, provocando la risa de todos aquellos fanáticos que presenciaron el espectáculo. Esa vez a Lamas no le quedó otra que ponerle un diez, y el resto de los jueces tomó la misma decisión. 

 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus
En Twitter: @nachomiranda14

Compartir

 



X