NBA

Quentin Richardson y su plan fallido para pelear con Ginóbili

08:44 22/08/2021 | El escolta jugó en los Suns el año que los Spurs fueron campeones en el 2005 y planeó lastimar a Manu, pero algo lo impidió.

Manu Ginóbili y su duelo especial con Quentin Richardson (Foto:Getty)

Quentin Richardson y Darius Miles hicieron de la cuarentena un momento ameno y fueron de los precursores de los jugadores o exjugadores en hacer podcast y charlar con sus pares, sacando a la luz infinidades de anécdotas jamás contadas. En este episodio de Knuckleheads Podcast, el invitado era Gleen Robinson,  quien fuera campeón con los Spurs en la temporada 2004/05 en un rol de veterano que aportaba experiencia y algunas espificaciones que le indicaba Popovich.

 

Durante la entrevista, casi al final, salió recordar como eran aquellos Spurs campeones para lo cual Robinson contó un poco como era la idiosincracia de ese equipo y el convencimiento que tenían todos los jugadores sobre el entrenador, haciendo hincapié en como Pop los podía instigar diciéndoles cosas a sus dirgidos y estos calladitos salían a jugar y hacer el trabajo aún mejor, citando como ejemplo a Manu que por ese entonces estaba en su tercer año en San Antonio.

 

En aquel título los Spurs fueron a un séptimo juego para llevarse el trofeo ante unos durísmos Pistons, pero en el camino tuvieron que sortear a los Suns de Steve Nash y Amare Stoudamire en las finales del Oeste. Con el disparador del recuerdo y lo que había contando Gleen Robinson, Quentin Richardson a modo casi que de catarsis, confesó: “Yo quería lastimar a Ginóbili, quería pelear con él”.

 

Atentamente del otro lado de la línea, Miles y el Perro escuchaban esta historia de Q-Rich, quien luego de lanzar esa frase espesa bajó rápido e indicó: “Ustedes saben que no estoy mintiendo cuando dije eso, pero no pude. Ginóili es uno de los mejores tipos que vas a encontrar en tu vida, eso sí en la cancha es un asesino”.

 

“Ginóbili fuera de hacer un floopin o sacarte una falta atacando, no va a ser nada para que pelees con él o que quieras ponerle las mano encima”, agregó.

 

El relato de Richardson continúo también sobre San Antonio, dado que el escolta en su única temporada con los Suns supo que ese año tenía un equipo para campeón, solo tenían que vencer a los Spurs.

 

“Intenté darles, amedrentarlos con rigor físico, pero siguieron jugando con una sonrisa. San Antonio fue el equipo más amable que he odiado en mi vida”, fue la confesión que cerró el descargo de Richardson.

 

La dinastia Spurs fue un legado para la NBA por como sentían el juego, lejos de los trash talks, la cuestión pasaba por ir a darlo todo cada noche y enmarcar un título para el recuerdo.

 

Mauro Osores / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

 

En Twitter: @osoresmauro

 

En la descripción del video está desglosado el momento en que hablan de los Spurs y de Manu Ginóbili

Compartir