Liga Nacional

Hernández y una historia sobre la capacidad de aprendizaje de Campazzo

20:58 02/12/2020 | El entrenador, que por ese entonces dirigía a Peñarol, siempre le decía palabras en otros idiomas para que Facundo las busque. Un día pasó lo contrario.

Campazzo y Hernández (Foto: Vavel)

Peñarol, Sergio Hernández y Facundo Campazzo. Una parafernalia de palabras que por mucho tiempo no le dio más que alegrías al conjunto de Mar del Plata, que lo ganó todo bajo sus mantos sagrados de buen básquet e inteligencia. El técnico era más bien un profesor y un maestro para con el ahora jugador de los Nuggets y producto de ello se desprende una gran historia que el coach contó al aire en Net Fox. 

"Facu es un grande, definitivamente un ejemplo a seguir. Él tenía 15 años cuando llegó a Peñarol y el deporte tiene algo en Argentina que está mal, que de muy chicos los jóvenes, muchas veces, dejan de ir al colegio porque no les queda otra, porque esto los saca de su ciudad por vastos días en los que están compitiendo. Después termina, pero dejan de asistir. Entonces empiezan a vivir en una burbuja y es peligroso debido a que no tienen otra formación que no sea la deportiva", comenzó relatando Hernández.

Su ritual era siempre el mismo: "Empiezo las prácticas con el equipo en la mitad de cancha siempre y digo palabras que los jugadores por ahí no pueden conocer. Entonces yo miraba a Facundo y le decía palabras en italiano para que después las googlee".

Todo transcurrió de manera normal hasta que una mañana fue el propio Campazzo el que lo sorprendió: "Un día comento en una charla una frase en italiano que decían nuestros abuelos, que es ´me ne frega´, que significa no me importa. Esa noche jugábamos y vamos al vestuario. Leo Gutiérrez, que era el capitán del equipo le pidió a Facundo que me corrija un detalle".
¿Qué hizo el base? Simplemente esbozó: "La frase está mal, ´es me ne frega un cazzo´". 

Hernández quedó sin palabras y se llamó al silencio, asombrado por lo que hizo su dirigido. No sin antes lanzar un "que sea la última vez que me corregís en público". 

 

Compartir

 



X