Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet
NBA

Trabajo, draft y scouting, la receta de unos Nuggets a la puerta de la historia

12:50 27/05/2023 | Denver llegó a la final de la NBA por primera vez luego de un proceso donde rompió la tendencia de aglutinar estrellas a través de traspasos.

El Big Three de Denver (Getty)

En tiempos donde se busca aglutinar estrellas, Denver siguió apostando a su proyecto y llegó a las Finales de la NBA por primera vez en su historia. Así, rompe con este paradigma de que hay que sumar estrellas, como Kevin Durant (a quien vencieron), James Harden y Kyrie Irving para ser candidatos al título.

 La receta estuvo en el scouting y posterior draft además de, obviamente, la paciencia necesaria para trabajar y crecer al proyecto. La piedra angular de esto es Nikola Jokic, el serbio elegido en la posición 41 del draft 2013 y desde allí su crecimiento fue meteórico, con dos MVP de la temporada incluidos.

Y si Jokic es el ancho de espada, el de basto es un Jamal Murray elegido en el 7° puesto del 2016. A partir de allí se desarrolló y hasta lo bancaron luego de una rotura de ligamentos que lo hizo perderse toda la temporada pasada. Ahora lo disfrutan al canadiense, que está teniendo actuaciones legendarias en la postemporada.

El puesto de tercer escudero tiene un nombre más por el que apostaron en 2018, al elegirlo en la 14° ubicación. La apuesta por un Michael Porter Jr. que era uno de los mejores de su clase, pero al que las lesiones de espalda no lo dejaban tranquilo, fue una más de las tantas de Denver. Lo esperaron, también lo bancaron la temporada pasada por problemas nuevamente en su espalda, y hoy tienen un tirador confiable que ronda un 41% en triples.

Pero cuando alguno de ellos no tiene su noche, aparecen los obreros. Y allí hay tres que se destacan. Aaron Gordon llegó hace un par de temporadas y ya luce acoplado, ya sin la necesidad que tenía en Orlando de ser figura y anotador. Kentavious Caldwell-Pope arribó desde Washington y su 3&D es clave en esta postemporada para sostener al equipo.

Por último, Bruce Brown fue una apuesta segura luego de su rendimiento regular en Brooklyn, pero insólitamente no lo quería nadie, tal como él contó: “Los rumores que llegaron a la agencia libre el año pasado decían que estaba recibiendo muchas ofertas y no era así. Nadie realmente me quería. No sabían si podía ser guardia o no” expresó el base.

Por último, en la rotación estable hay dos extremos. El veterano Jeff Green que provee rendimiento regular, y el rookie Christian Braun, que sorprende con su intensidad en ambos costados y su trabajo defensivo.

Un Denver que se armó poco a poco, que confió en el proyecto y que ahora ve los frutos en la previa de una final histórica para ellos.

Compartir

 



Las mejores casas de apuestas de baloncesto - recomendaciones de Legalbet