Informe

Las cinco grandes crisis que tuvo que enfrentar la NBA

13:06 16/05/2020 | El Covid 19 no es el primer escollo de tamaño sideral que la NBA debe resolver. En los últimos 50 años se enfrentó a varias crisis, y las superó.

Richardson, Magic, Artest, Donaghy y Sterling

¿Es el Coronavirus la peor crisis de la historia de la NBA? Probablemente. ¿Es la peor de todas? Difícil de medir todavía. ¿Es la primera? No, definitivamente. La NBA, cuyo origen se remonta a mediados de la década del 40, tuvo muchas crisis que superar en su historia. De diferente tamaño y tipo, pero crisis grandes al fin. Repasemos las más graves. 

1. LAS DROGAS EN LOS 70 Y 80

Tal como refleja The Last Dance, los 80 no eran la mejor época en cuanto a la relación de los jugadores de la NBA con las drogas, sobre todo con la cocaína, porque marihuana hubo siempre, incluso hoy. Pero en esa época, jugadores importantes como Michael Ray Richardson, Walter Davis o Quintin Dailey, tuvieron serios problemas, lo que llevó a la NBA a tomar medidas duras para revertir la situación, y en 1984 implementó leyes que, al primer test positivo, suspendía sin quita de salario al jugador, incluyéndolo en un programa de rehabilitación. Al segundo test positivo, lo mismo pero sin pagar. Y al tercero, quedaba fuera de la NBA de por vida. El caso más recordado que llegó a esta última sanción es Roy Tarpley, en 1995.

Jerry Reinsdorf decía en 1986 que "no creo que los jugadores estén el tiempo suficiente en la clínica. Por la cantidad de jugadores que han tenido recaídas, sospecho que se los empuja a irse de los hospitales antes de tiempo". Dailey era jugador de sus Bulls y, tras salir de la primera rehabilitación, cayó de nuevo dos meses después. A la larga, el plan terminó funcionando y en los últimos 25 años prácticamente no ha habido casos de doping positivo con cocaína.

2. EL HIV POSITIVO DE MAGIC JOHNSON

Era noviembre de 1991 y el mundo todavía se acomodaba a la enfermedad que no hacía mucho tiempo se había convertido en la pesadilla de todo el planeta, especialmente del espectáculo: el SIDA. Nadie sabía muy bien por entonces qué era, cómo se contagiaba, si atacaba solo a homosexuales y drogadictos y si llevaba sí o sí a la muerte. Quizá es lo más parecido a lo que ocurre hoy con el COVID 19. La cuestión es que el mundo del básquet y del deporte en general se conmocionó cuando el 7 de noviembre de ese 1991, Magic Johnson dio una conferencia de prensa para anunciar que se retiraba a partir de descubrir que era HIV positivo. Su vida sexual sin cuidados y muy promiscua lo había llevado a esto y lo primero que provocó fue pensar que Magic viviría muy poco tiempo más. Sin embargo, de alguna manera, se convirtió en un ejemplo de la lucha contra la enfermedad, la NBA siempre se puso de su lado, lo llevó al All Star Game de 1992 en Orlando, luego al Dream Team que fue a los Juegos de Barcelona y siempre se mostró abierta a acompañarlo. Los medicamentos mejoraron muchísimo con los años, Magic sigue vivo y sin rastros del HIV, la NBA salió muy elogiada del tema y el azote de los 90 hoy es una enfermedad crónica, no mortal.

3. LA PELEA ENTRE LOS JUGADORES DE INDIANA Y DETROIT

Ocurrió el 19 de noviembre de 2004 en The Palace of Auburn Hills, cancha de Detroit. Faltaban 47 segundos para el final del partido, Indiana ya tenía el juego ganado, pero una discusión entre Ben Wallace y Ron Artest que parecía haber llegado a su fin, se retroalimentó por la acción del público, que le tiró bebida a Ron Artest, recostado sobre la mesa de control. Artest reaccionó de la peor manera y fue a encarar al hincha, seguido por Stephen Jackson, y entre ambos se trompearon con la gente. Un papelón como nunca antes se había visto en la NBA. 

Las multas y sanciones impuestas por la NBA fueron las más altas de la historia del deporte profesional estadounidense: nueve jugadores fueron suspendidos por un total de 146 partidos y las multas ascendieron a 10 millones de dólares. Artest fue el que se llevó la peor parte. No retornó en esa temporada (73 partidos de suspensión y 5 millones de dólares en salarios. Jermaine O'Neal fue el segundo que más dinero perdió: 4.1 millones y 15 partidos. Jackson acabó con 30 partidos afuera y 1.7 millones de multa. 

4. EL ESCÁNDALO DE LAS APUESTAS DEL ÁRBITRO TIM DONAGHY

En enero de 2007 saltó a la luz una red de apuestas en la NBA que tenía un empleado de lujo: el árbitro Tim Donaghy. Un mafioso dedicado a las apuestas, Jimmy Battista, contó todo a la justicia. Ambos se conocían desde hacía más de 25 años porque habían ido juntos al colegio. Nunca se comunicaban de forma directa, sino a través de un intermediario. La NBA inició una investigación por su cuenta. Donaghy era un apostador empedernido desde que había llegado a la NBA en 1994 y que apostaba en los partidos que él mismo dirigía. Fue a prisión en 2007 y salió en 2009. La NBA siempre se mostró dispuesta a colaborar con la justicia y, si bien nadie puede asegurar que esa práctica no se mantenga, desde el 2018 se legalizó el tema de las apuestas y se cerró un acuerdo con MGM Resorts.

5. EL CASO DONALD STERLING
 

Es quizá el caso en donde la NBA se mostró más contundente, pese a la gravedad que suponía su decisión. Donald Sterling era el dueño de Los Ángeles Clippers y tenía una novia llamada V.Stiviano, que lo grabó con su Iphone cuando Sterling tenía comentarios racistas. Era setiembre de 2013. En abril de 2014, los audios salieron a la luz en el sitio TMZ y estalla el escándalo. Adam Silver ya estaba como comisionado de la NBA y no duda en multar por 2.5 millones a Sterling, suspenderlo de por vida y empezar un proceso para que la franquicia cambie de dueños. En agosto, Steve Ballmer, ex CEO de Microsoft, se hace de la franquicia por unos 2.000 millones de dólares. 

Fuente: 
The Athletic

Compartir

 



X