Básquet Femenino

Jose Torruella: el esfuerzo y los desafíos de una promesa del básquet femenino

09:45 06/09/2017 | Básquet Plus dialogó con Josefina Torruella, quien se está entrenando duro junto al plantel de Bahía Basket para seguir mejorando.

Su club de Buenos Aires es Temperley y está analizando su futuro (foto: Prensa Bahía Basket, así como todas las que grafican la nota)

La última temporada fue sensacional para Josefina Torruella, ya que con 17 años tuvo la oportunidad de jugar la primera edición de la Liga Femenina representando a Peñarol. Pero además tuvo una enorme experiencia al viajar a China para jugar el Mundial 3x3 U18; allí tuvo un gran rendimiento, a un punto tal que se quedó con la medalla plateada del desafío de habilidades. Las chicas que quieren jugar al básquet y adentrarse en el duro, y a la vez hermoso, mundo del femenino, sueñan con ser como ella. 

Pero para llegar a la actualidad que tiene con 18 años recién cumplidos hay mucho trabajo duro entre las sombras, muchos miedos y desafíos que tuvo que superar y varias puertas que atravesar. Una de ellas fue la de Bahía Basket, una institución modelo por miles de aristas, la última y más conocida es la renovación hasta 2021 de su entrenador Sebastián Ginóbili, pero también por otras no tan estridentes pero enormemente gratificantes. Entre este segundo grupo es para destacar que Josefina Torruella está entrenando con el equipo bahiense de Liga. 

 

 

No solamente entrena a la par de sus compañeros, sino que lo hace a un ritmo impresionante durante las cuatro horas que pueden llegar a durar, trabajando a un nivel altísimo que sin dudas va a ayudarle a progresar en su futuro. Este fue uno de los primeros temas sobre los que hablamos: "Mi idea es entrenar todo el año acá en Bahía, ya que todo lo que pueda hacer acá va a ser una experiencia que no voy a poder encontrar en ningún otro lado. Dentro del básquet masculino ya se destaca la ética de trabajo de Bahía Basket y es algo que no vi en ningún otro entrenamiento de chicos en mi vida. Voy a aprovechar al máximo esta oportunidad. No solamente tengo a grandes entrenadores que me van ayudando, sino que además estoy entrenando con chicos que son muy buenos en el marco de la Liga. Tener que medirme con ellos y recibir las correcciones de mentores como Sepo o el Puma me eleva la vara".

En el 2017 vivió una experiencia totalmente novedosa gracias a la Liga Femenina, el hecho de alejarse de su hogar a sus jóvenes 17 años e instalarse en Mar del Plata para jugar en Peñarol mientras durara la competencia: "Antes de la última temporada lo que hacía era viajar a Buenos Aires y jugar solamente. Por eso fue una experiencia totalmente nueva para mí: a pesar de que era una Liga cortita, tuve que irme a vivir directamente a Mar del Plata para entrenarme con el equipo. Estoy re contenta con que se me haya dado la oportunidad y ya estoy pensando en el próximo torneo y en lo que se pueda llegar a dar. Sabía lo que era jugar en otro equipo y tener que integrarme, por lo que no fue duro en ese sentido. Capaz lo que más me costó fue vivir en una ciudad totalmente distinta y tener que adaptarme al entorno, además de a un nuevo equipo y entrenador. Fue un desafío bastante grande que por suerte se me dio bien".

También se refirió al honor de representar a la Argentina y de haber ganado una medalla de plata en el Mundial 3x3 U18: "Eso fue una locura, no me lo esperaba para nada. Fue un torneo hermoso y muy nuevo para nosotras, la verdad es que pudimos afrontarlo bien, más allá de que veníamos con poco entrenamiento. Teníamos un grupo humano muy lindo y esto también influyó mucho en el resultado final".

Sin dudas que ese torneo y su rendimiento individual fueron un paso previo para llegar a hacer realidad uno de sus grandes sueños: "Integrar las Gigantes es la meta que desde hace mucho tiempo vengo pensado. Sé que es muy complicado, porque además mi puesto está muy bien cubierto. Pero, de acá a unos años, si sigo trabajando así me gustaría integrar la selección. Sería un sueño para mí".

Por último quiso dedicarle unas palabras a la impresionante AmeriCup que llevó a cabo la selección argentina femenina de básquet: "Estoy contentísima, vi los partidos y estaba realmente orgullosa porque la entrega que si vio fue impresionante y eso es lo que más queda. Para mí merecían el campeonato por eso: la garra, el corazón y el compañerismo que tienen entre todas. Esperemos que las chicas lesionadas (Sofía Aispurúa y Debora González) tengan una pronta recuperación. En el Mundial les va a ir bien también, así como le compitieron a una potencia en la AmeriCup, tenemos que hacer fuerza entre todas.

 

 

Juan Martín Orellano / juanorellano@basquetplus.com

En Twitter: @basquetplus

En Twitter: @JuanmaOre22 

Compartir