Informe

Jae Crowder y su especial deseo de vencer a los Celtics

10:34 26/09/2020 | El alero jugó tres años en la franquicia verde, pero tiene un recuerdo muy especial y doloroso: lo mandaron a Cleveland el mismo día que murió su madre.

Crowder en Miami y antes en Boston (Getty)

Jae Crowder es de esos jugadores todoterreno que dan una mano en varias facetas distintas, sin destacarse especialmente en ninguna. Buen defensor, cada vez mejor tirador, buen soldado en el trabajo de crear grupos, suelen ser piezas requeridas en el mercado. 

Su carrera en la NBA no fue particularmente exitosa en sus comienzos con Dallas Mavericks, pero cuando pasó a Boston Celtics en la temporada 2014/15, pareció que había encontrado su lugar en el mundo. De los 3.6 puntos en Dallas pasó a 9.5 en esa campaña con Boston y a 14.2 en la 2015/16. Nada podía ir mejor. 

Volvió a tener un gran año en la 2016/17, con 13.9 de promedio, pero en el receso del 2017 hubo dos malas señales para su futuro. Primero, la elección de Jayson Tatum en el draft y, además, la incorporación de Gordon Hayward. Es decir, dos jugadores más de su puesto. Lo malo que se veía venir entonces, ocurrió.

El 30 de agosto, los Celtics hicieron un enorme trade con Cleveland Cavaliers para llevarse a Kyrie Irving a cambio de varios jugadores, entre los que estaba Crowder. Deportivamente no era un mal cambio, porque iba a un equipo con potencial de campeón, en el que estaba LeBron James, pero el tema fue otro. Ese día, su madre agonizaba y, justo antes de su muerte, le comunicaron el cambio. "Llegué a susurrarle en el oído 'nos vamos a Cleveland', pero murió a los cinco minutos", recordó luego Jae.

Las cosas no fueron como las esperaba. De pasar de un equipo bueno, que venía de perder la final del Este justamente ante los Cavs, ir al subcampeón de la Liga no estaba mal, pero la ilusión duró poco. El 8 de febrero del 2018, en otro gigantesco trade, Crowder fue a parar a Utah Jazz, donde estuvo un año y medio para entrar en otro trade a Memphis, hasta que en febrero de este año, nuevamente fue parte de un canje con muchos jugadores para arribar a Miami.

En el Heat parece haber encajado justo en el esquema de Erik Spoelstra. Es el alero duro defensivamente, que tiene la experiencia que le falta a los jóvenes Robinson, Adebayo y Herro, y con Dragic y Butler lideran desde la veteranía al equipo que mejor básquet ha jugado en Orlando. Crowder está feliz, pero este cruce con Boston para él es algo especial. Y personal. 

Fuente: 
Bola Vip

Compartir

 



X