Liga Nacional 2020/21

De República Dominicana a la NBA: la historia de lucha de Luis Montero

22:55 17/10/2020 | El latino superó todo tipo de barreras sociales y económicas para crecer en Estados Unidos y llegar a lo más alto. San Lorenzo lo disfrutará.

Montero en Dominicana, quien jugará para San Lorenzo (Foto: FIBA)

Pies descalzos, remera desfachatada y una sonrisa que ilumina la Calle 11 de Los Praditos. Está jugando Pinguilin y todos se asombran por su talento. A la mañana, siesta, tarde noche o madrugada, no importa la hora, él siempre practica sus tiros, destroza rivales y se divierte como si de un partido NBA se tratase. 

Pinguilin, pero también Luis Montero, uno de los jóvenes más prometedores de República Dominicana, nacido y criado en un país que lo tuvo por un abrir y cerrar de ojos, dándole alas para luego partir hacia rutas salvajes, en busca de un sueño en medio de conflictos sociales, limitaciones económicas y miedos propios y ajenos. 

En la actualidad se convirtió en nuevo refuerzo de San Lorenzo, pero, para entender su arribo y valorar su figura, primero hay que conocer su historia. Todo empezó en el Wilbraham & Monson Academy, el instituto al que llegó siendo un adolescente extranjero en medio de una sociedad conservadora en Wilbraham, Massachusetts.

En esa academia consiguió sus primeras armas para después ser reclutado por Westchester Community College, para disputar la NCAA Junior en la 2013/14, donde arrasó con unos promedios de 15.6 puntos, 5.9 rebotes y 3.0 asistencias. Desde ese momento la vida lo comenzó a poner a prueba y en la 2014/15 no pudo jugar para los suyos por problemas ajenos a él.

Finalmente, en enero de 2015 pudo fichar en South Plains College, pero no llegó a disputar ningún partido y un mes después sorprendió a todos y se declaró elegible para el Draft de ese año. Otro revés se dio cuando no fue seleccionado por ninguna de las 30 franquicias de la NBA, por lo que su camino parecía truncado. 

¿Se rindió? Para nada. El exterior firmó un contrato con los Blazers para disputar la Summer League de ese año y fue de menor a mayor hasta que el 30 de octubre su nombre sonó por primera vez en el Moda Center, cuando le tocó debutar en la NBA ante los Suns. Fueron apenas 2 minutos los que estuvo en cancha, pero nada quitó el hecho de que República Dominicana otra vez estuvo en el centro de la liga, con otro prospecto más allá de jugadores de la calidad de Towns y Horford.

Su paso por la NBA no fue tan agresivo como su recorrido por la G-League, en donde tras ser asignado a Santa Cruz Warriors promedió 16.2 puntos en 4 juegos, hasta que el 15 de octubre del 2016 los Blazers lo dejaron libre. “No pensé que iba a pasar tan pronto. Me llegó muy rápido. No fue tan fácil”, le confesó Montero a Básquet Plus.

Luego llegó la experiencia internacional, en donde defendió los colores de Cocodrilos, Leónes de Ponce, Capitanes de Ciudad de México y, por supuesto, Platense. Hoy se encuentra de nuevo en la Liga Nacional de Argentina, a la espera de que inicie el torneo. ¿Mostrará su mejor versión? Lo sabremos en el futuro. Mientras tanto apreciemos su historia, su camino y su lucha. 

 

Ignacio Miranda/ [email protected]
En Twitter: @basquetplus

En Twitter: @nachomiranda14 

Compartir

 



X