NBA 2017/18

Utah eliminó a OKC en la noche fantástica de Donovan Mitchell: 96-91

10:20 28/04/2018 | El Jazz cerró una durísima serie ante Oklahoma en el Juego 6, tras reponerse a la lesión de Ricky Rubio y con un nivel estelar de su rookie.

(foto: Deseret News)

Donovan Mitchell fue el nombre propio de la noche de viernes en Utah, no solo porque anotó 38 puntos (récord personal), sino por la enorme responsabilidad que tomó en este Juego 6, que pareció no repercutirle en lo más mínimo al novato. Al contrario. Ante la lesión de Ricky Rubio, que solo pudo jugar siete minutos como consecuencia de una molestia en el isquiotibial de la pierna izquierda, el rookie se encargó de transformarse en el armador del equipo durante gran parte del juego.

Ante la lesión del base español, Utah sintió el impacto y estuvo desconcertado durante algunos minutos, algo que aprovechó Oklahoma City para dominar la primera mitad y establecer una diferencia de nueve puntos. Pero ya en en cierre del primer tiempo se pudo ver la reacción del Jazz y el alza en el rendimiento de Donovan Mitchell, que generó que el juego se fuera empatado al entretiempo (41-41).

Pero eso solo fue el comienzo, ya que el tercer período fue el lapso en donde se produjo la epopeya del joven y letal anotador del Jazz: se cargó el equipo al hombro y aportó 22 puntos de los 37 totales del dueño de casa en ese cuarto. Así fue como pudieron escaparse y comenzar el último período con un poco de aire (78-70 arriba en el marcador). El juego no estaba definido ni mucho menos, más aún teniendo en cuenta el último antecedente y la remontada de 25 puntos por parte de Westbrook y compañía.

Westbrook, que terminó con 46 puntos para su equipo en el marco de un juego sumamente individualista, comenzó a puro triple con un atisbo de reacción por parte de OKC en ese último parcial. Sin embargo, no contó con la ayuda de los otros miembros del Big Three: Carmelo Anthony (6 puntos) y Paul George (5 puntos y 6 pérdidas). Al margen de estos rendimientos por debajo de la expectativa, Steven Adams los mantuvo a flote en base a un excelente trabajo, sobre todo en la lucha rebotera ofensiva. Sin embargo, el Thunder no estuvo fino en los segundos finales y murió cerca de la orilla.

De la mano de una verdadera epopeya de Mitchell, ese asesino del aro, Utah Jazz se clasificó a las semifinales de Conferencia Oeste y ahora enfrentarán al uno de dicha zona, Houston Rockets. Hay que ver si Ricky Rubio, vital para el funcionamiento de este equipo, se puede recuperar para el inicio de la serie (domingo, desde las 16:30). 

Compartir

 



X