Finales NBA

Un Curry asesino amargó a LeBron y GSW está a un paso

00:16 15/06/2015 | Stephen Curry apareció en su mejor versión y con 37 puntos guió a Golden State por 104-91 (serie 3 a 2). No fue suficiente el triple-doble de LeBron.

Imparable: Curry tuvo un cierre fenomenal y anotó 17 puntos en el último periodo.

FINALES NBA

 

Golden State Warriors (3) 104 - Cleveland Cavaliers 91 (2)

 

Golden State volvió a ganar en las finales y quedó a tan solo un paso de conseguir el anillo de campeón. Los Warriors, en casa y en un partido bisagra, se quedaron con un partidazo ante Cleveland Cavaliers por 104-91 y pusieron la serie 3 a 2 a su favor. El equipo de Steve Kerr consiguió llevarse otro juego de alto vuelo y lo hizo de la mano de un Stephen Curry fantástico, que la rompió en el último periodo y terminó siendo determinante para convertir 37 puntos. En Cleveland de poco valió otra gigantesca noche de LeBron James, autor de 40 unidades, 14 rebotes y 11 asistencias.

 

Casi tres minutos tardó en quebrarse el cero del marcador. El primer pantallazo ofreció un juego impreciso, pero cuando Golden State pudo correr revolucionó el trámite. Con mucha defensa, sobre todo dentro de la pintura para cortar el pase profundo, los Warriors le metieron velocidad al partido y anotaron puntos ráfagas, con un parcial de 8-2 y provocando en Cleveland unas llamativas cinco pérdidas en tan solo cinco minutos.

Green fue uno de los jugadores locales que más confianza adquirió en dicho inicio, anotando 10 de los primeros 14 puntos de su equipo. La transición rápida, el negocio por excelencia de Golden State.

 

Pero el ritmo de juego cambió, Cleveland consiguió trasladar a Golden State a un juego lento y empezó a cambiarle el panorama a la noche. Además, llegaron los puntos vitales desde el perímetro, con Smith aportando dos bombazos y un LeBron de muchísimo empuje. En un pequeño pasaje, los Cavs imprimieron su estilo y con un 18-17 dieron vuelta el cotejo.

 

Curry cortó cierto desconcierto de los Warriors pero los locales no pudieron modificar el trámite de juego que impuso Cleveland. Los Cavs, con los triples, un poco de Shumpert más la constancia de James, aguantaron y finalizaron el primer periodo con un empate en 22. A pesar de lo que simuló Golden State en el comienzo, todo fue parejo en el capítulo inicial.

 

El desequilibrio en el segundo parcial lo aportó Smith, porque con sus impredecibles triples comenzó a distanciar poco a poco a los Cavaliers y porque Golden State no pudo frenarlo ni siquiera cuando lanzó incómodo. Smith, aceitado y confianza, llevaba cuatro triples en menos de diez minutos en cancha. LeBron fue otro de los abonados, llegando a estirar a siete unidades la ventaja de su equipo (37-30) a pesar de la justa oposición de Iguodala.

 

Así como se encendió LeBron también se contagió el MVP. Curry le dio aire a Golden State, se iluminó desde los triples y volvió a ser un gran protagonista en ofensiva para cambiarle la cara a su equipo. El anfitrión se recuperó, y de la mano de su base estrella revirtió a un reñido 44-43, pasando al frente en los últimos tres minutos del parcial.

 

En un cierre de capítulo golpe por golpe, Cleveland aparentó irse con ventaja al descanso después de un bombazo de Miller y con posterior rebote defensivo en su poder. Sin embargo, una pérdida de LeBron y una volcada de Barnes con infracción del Rey cambiaron el ocaso del cuarto: 51-50 para Golden State y un local que ingresó a los vestuarios ganando por la mínima.

 

En el tercer episodio prácticamente no se sacaron ventajas. James siguió haciendo su constante aporte, sin embargo Golden State dañó con diversas variantes para mantenerse al acecho. Dos dobles consecutivos de Thompson lograron distanciar a Cleveland por 61-58, pero Green no tardó en empardar el score y una ráfaga de puntos empezó a favorecer a los Warriors.

 

Al hilo, dos bombas de Curry e Iguodala le dieron una nueva vuelta de rosca al marcador y el dueño de casa encaró los últimos minutos parcial más entero. Barbosa, otro de buena productividad desde su ingreso en el segundo episodio, terminó de darle ese necesitado aire a los Warriors y así Golden State consiguió entrar al último periodo con ventaja de 73-67.

 

El final de la noche mantuvo un altísimo voltaje. LeBron y otra jornada personal brillante empujaron contra la ventaja de los Warriors y la resistencia se quebró: James, cada vez más dulce, le puso una seguidilla de tantos y revirtió el score a 80-79. Pero en la otra vereda apareció un tremendo momento de Curry, seguramente el mejor de todo el domingo, y Golden State se mantuvo en alza.

 

Fue el parcial más nutrido, la pulseada entre los dos mejores de cada equipo le puso un manto dramático al juego, pero sin dudas lo hecho por Curry fue decisivo. El base estuvo increíble y mostró sus credenciales que lo llevaron a ser el más valioso de la temporada, anotó 17 puntos y se hizo imposible de frenar. El tiro con dribling de por medio fue exquisito, Curry supo explotar y elegir las mejores opciones en cada momento y así Golden State sacó diez de distancia (96-86) a menos de tres minutos para el cierre.

 

Nada cambió en el ocaso del juego, los 40 puntos de James no valieron para cambiar la suerte de Cleveland y Golden State volvió a dar el golpe. Fue final por 104-91, en un nuevo triunfo que pone a los Warriors arriba por 3 a 2 en las finales y con los de Oakland a un paso de consagrarse en la NBA.


Planilla del partido
.

 

 

Lucas Leiva / [email protected]

En Twitter: @lucassleiva

En Twitter: @basquetplus

 

 

 

 

 

 

Compartir

 



X