La Liga 2018/19

San Lorenzo fue efectivo y constante para superar 102-74 a Olímpico

23:11 13/04/2019 | La rotación de Gonzalo García permitió seis jugadores en doble dígito anotador y 49 puntos desde el banco; Meyinsse goleador con 14.

El juego ante Olímpico marcó el regreso de Penka Aguirre (foto: Marcelo Figueras / La Liga)

San Lorenzo 102 - Olímpico 74

San Lorenzo superó 102-74 a Olímpico en Boedo para dejar atrás la racha de dos duras derrotas consecutivas que había sufrido en la ruta (ante Ferro y Gimnasia). El Ciclón se acercó a su mejor versión en una noche en la que demostró toda su efectividad y capacidad anotadora, a partir de una ofensiva que estuvo muy fluida de principio a fin. El marcador final indica que se jugó al ritmo de juego que quiso San Lorenzo. Sin ir más lejos, la visita sufrió 20 pérdidas de balón, que se tradujeron en 22 puntos del rival. Meyinsse (14pts-4reb) y Machuca (8pts-4asis-2rob), fueron las individualidades más destacadas por lado.

Los de Gonzalo García supieron contrarrestar las propuestas defensivas del Olímpico. Arrancaron castigando a partir del juego interior con Meyinsse y Calfani, pero supieron cambiar cuando la visita implementó marca en zona para congestionar la llave: en ese momento, llegaron los cortes, las penetraciones y el goleo externo, siempre con muy buena efectividad. Lo mejor de San Lorenzo se pudo observar en el segundo cuarto, en donde combinó una gran defensa con un ataque constante para meter un parcial 31-15 e ingresar al entretiempo 57-38 arriba en el marcador. 

Olímpico cometió errores en el inicio del complemento: 4 pérdidas casi consecutivas y permitió rebotes ofensivos ante la preponderancia de un Joel Anthony de gran pasaje. El azulgrana metió un parcial 8-0 para alejarse 65-38 y parecía que estaba por dar la estocada final, pero el Negro de La Banda no tiró la toalla y se apoyó en el trabajo de la segunda unidad (especialmente Karel Guzmán, Ale Diez y Machuca) para volver a acortar la distancia a 20 puntos.

Si de tarea del banco de suplentes se trata, lo de San Lorenzo fue superlativo y eso les permitió sacar la diferencia definitiva en el último cuarto: parcial 26-19 para estampar el 102-74 final. La rotación permitió descanso a un equipo con mucho cansancio acumulado, así como también la posibilidad de que nunca perdieran el ritmo: en total 49 puntos llegaron desde el banco, siendo los principales estandartes Donald Sims y Joel Anthony con 13 puntos cada uno. 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.