NBA 2018/19

Los Nets, con Prigioni en el staff, se aseguraron un lugar en playoffs

20:52 07/04/2019 | Brooklyn superó 108-96 a Indiana Pacers y selló su clasificación para la postemporada; por el momento están 6° con un récord 41-40.

D'Angelo Russell, el motor y referente de una temporada fabulosa de los Nets (Foto: @BleacherReport)

Brooklyn se reconstruyó en tiempo récord y logró un enorme objetivo en esta 2018/19: se metió en los playoffs luego de tres temporadas que estuvieron plagadas de frustraciones. La victoria 108-96 sobre Indiana selló la clasificación del equipo de Kenny Atkinson, quien además cuenta con el trabajo de Pablo Prigioni dentro de su staff técnico. Los Nets actualmente se ubican en el sexto puesto de la Conferencia Este con un récord 41-40; de esta manera se alejan del Magic (40-40) y estarían enfrentándose ante Philadelphia en la primera ronda.

Si se pone en perspectiva lo realizado por los Nets en las últimos tres temporadas, este logro adquiere el peso específico de un hito. En la 2015/16 culminaron con un récord 21-61, en la 2016/17 empeoraron a un 20-62, mientras que en la 2017/18 se quedaron en un balance de 28 triunfos y 54 derrotas. Para encontrar el último curso en el que pudieron obtener un récord positivo en fase regular hay que remontarse al 2013/14 (44-38); podrán volver a lograrlo en esta 2018/19 si le ganan el miércoles a Miami. 

El nombre propio que motorizó este gran momento de Brooklyn es indiscutible: D'Angelo Russell, quien está jugando el mejor baloncesto de su vida, a un punto tal que formó parte del último All Star Game por derecho propio. El armador explotó en esta temporada, en la que promedia 21.2 puntos, 7 asistencias, 3.8 rebotes y 1.3 robos, en 30.4 minutos en cancha. Pero su crecimiento sobre todo es mental y se puede observar en su confianza y en la capacidad para ponerse el equipo al hombro.

En cuanto al equipo, Atkinson y su staff le aplican su táctica y lo ordenan para potenciar a cada jugador, sacándole el jugo a cada uno en su rol. Spencer Dinwiddie también le aporta sus características al puesto de base y entrega minutos de calidad casi siempre. A su vez, el núcleo joven, con Jarrett Allen, Caris LeVert y Rondae Hollis-Jefferson, entre otros, ha estado a la altura y ha generado una rotación efectiva. Buen presente para los Nets, pero sobre todo un futuro promisorio. Pudieron cambiar radicalmente la tendencia de un plantel repleto de veteranos y sin química y lo han hecho de manera contundente, en un lapso realmente corto de tiempo. ¿Hasta dónde podrán llegar con este proyecto?

 

 

Compartir

 



close Don't Show Again

Your browser does not support iframes.