Informe

Kawhi Leonard, el hombre del pasado que domina el presente

08:39 10/09/2020 | Es híper callado, no maneja redes sociales y sigue lastimando con su tiro de dos puntos medio y largo. Un especímen raro que se destaca casi sin proponérselo.

Leonard, el misterioso (Foto Getty)

Si tuviéramos que ponerle a Kawhi Leonard nombre de historieta sería Batman, o Superman. Una de esas figuras que superan la trampa del tiempo y se mantienen vigentes aunque el batitubo sea una antigüedad o la kriptonita no se la crea ni un chico de tres años. Son Batman y Superman, joder. No se discuten. 

Leonard, en la era de las estadísticas avanzadas, el tiro de tres puntos, las redes sociales, el show, la TV y toda la parafernalia que rodea a la NBA y a la vida en sí misma en estos tiempos digitales donde todo se ve y se comparte, vive en otro planeta. El suyo. Es un ser diferente pero, al mismo tiempo, el mejor de ese otro mundo donde todos se comportan de otra manera. 

Salvo la telenovela de su salida de San Antonio, nunca del todo clara, justamente, por la forma de ser de Kawhi. Se dijo que fue mal influenciado por su tío, Dennis Robertson, cuando en lugar de seguir las indicaciones de los médicos de los Spurs por su lesión en un cuádriceps, se fue por las suyas a ver médicos de New York. Él casi no habló sobre el tema. 

Solo se expresó a través de una carta cuando se fue a Toronto: "Siempre estaré agradecido por mi crecimiento bajo su guía (por Popovich). Nunca olvidaré lo que viví en este club. Siempre recordaré la ciudad y la gente de San Antonio", dijo KL. Él nunca generó polémica. 

En lo social, todo le costó mucho siempre. La pérdida de su padre en el 2008, cuando solo tenía 16 años, de un disparo en el lavadero de autos que tenía, fue un golpe que quizá lo hundió más en su propio interior. Siempre fue tremendamente introvertido. Era difícil escuchar su voz cuando se lo entrevistaba. En eso mejoró muchísimo. 

De todos modos, su mejor situación es la soledad y el silencio. Dentro del show que es la NBA y lo que generan las redes sociales, Kawhi abrió una cuenta de Twitter en junio de 2014 (cuando fue elegido MVP de las finales ante Miami), y la dejó de usar en julio de 2015, un año después. No fue muy prolífico. Subió 3 tuits y retuiteó otro. Cuatro en total. No tiene Instagram ni Facebook. Su hermana Miesha Slayton maneja una cuenta de fans en Twitter, lo más cercano a algo oficial del jugador. 

Además, en una era donde los jugadore se desviven por estar con Nike, Adidas o Under Armour, las tres que dominan el espectro de las zapatillas en la NBA, Leonard firmó en 2018 con New Balance. No solo eso. Con Nike, con quien estuvo de 2011 al 2018, tiene un juicio porque Kawhi les reclama que usaron un logo suyo (Klew), sin su autorización, algo que la empresa niega. 

De su novia Kishele Shipley tampoco se sabe mucho, salvo que salen desde el 2014. Por eso resultó casi un escándalo cuando lo grabaron en un stripclub con una bailarina haciéndole un jugueteo arriba suyo en topless, algo que es de lo más normal en la mayoría de los jugadores de la NBA. Pero no en Kawhi. 

Y ahora veamos su juego, que en definitiva es lo más importante. ¿Es hoy el mejor jugador del mundo? Para muchos, nos incluimos, lo es. Tiene todas los fundamentos desarrollados al máximo: tiro, dribling, giros, penetración, posteo...lo que usted quiera. Todo lo hace con una velocidad y potencia física como ningún otro. Quizá no sea el mejor en ninguna de las opciones, pero es excelente en todas. 

La curiosidad es que, siendo plenamente capaz de convertirse en un feroz tirador de tres puntos, Kawhi sigue prefiriendo el midrange, el en su época llamado el tiro del millón de dólares (5 metros), porque el que tenía bien desarrollado ese lanzamiento iba a ser millonario. Hoy, claramente, el que se queda solo con ese tiro pasa a ser pobre, menos Kawhi, que no cambia. 

De donde toma los tiros Kawhi, por sector (NBA)

Pero Leonard tiene sus motivos. Las estadísticas avanzadas en realidad lo que muestran es cuántos puntos se le sacan a cada tiro tomado. Una bandeja suele tener un promedio elevado (1,5 o más), un tiro de tres anda arriba del 1,1 también y uno de midrange baja a 0,9 o menos. Leonard, con el altísimo porcentaje de dos cercano al cesto (2.5-5 metros), llega a ¡1.3 de valor en cada uno de sus tiros de corta y media distancia! En cambio, baja a 0.8 en tiros de tres puntos (bastante menos que el 1.13 que tuvo en serie regular). Los números que brindamos son de playoffs, hasta el juego 3 incluido ante Denver. 

¿Cómo hace para dominar la NBA entonces? En parte, tiene una buena ayuda de su entrenador, Doc Rivers, que ha reconocido que ha armado sistemas de ataque para Kawhi similares a los que usaba con Paul Pierce en Boston, otro gran anotador de midrange, pero en una época donde se le daba más valor a ese tiro.

Luego, porque ha perfeccionado ese lanzamiento de tal manera que, ¿quién le va a decir algo? De última, aquí lo que gana es la estadística fría, y Kawhi le saca más jugo que nadie al midrange. Si lo hace quedar como un jugador viejo, poco le importa. A los 29 años, si no lo está ya, se ubica próximo a las puertas de pasar a ser parte de la historia grande. Como Batman, o Superman.

Fabián García / [email protected]
En Twitter: @basquetplus

Fuente: 
NBA

Compartir

 



X