NBA

Conferencia Oeste: todo lo que tenés que saber antes de la reanudación

10:37 27/07/2020 | Antes de la reactivación de la temporada, repasamos cómo llega cada una de las doce franquicias a Orlando.

Foto: Clutch Points

Faltan nada más que tres días para que se haga efectiva la reanudación de la temporada de la NBA. Con ella, se reactivarán los sueños de aquellos candidtos que lucharán por el campeonato en la burbuja de Orlando. Pero, también, las aspiraciones de los equipos que pueden dar el batacazo en este presente atípico. Ante esto, repasaremos cómo llegan las doce franquicias de la Conferencia Oeste.

Los Ángeles Lakers ha sido el equipo más regular y efectivo de esta costa. Con LeBron James y Anthony Davis como líderes, ostenta un récord de 49 victorias y 14 derrotas que lo pone por encima de las otras catorce franquicias. Los dirigidos por Frank Vogel se destacan por su eficiencia defensiva, un rubro que encontró en el expivote de New Orleans Pelicans a su máximo exponente en términos de dominio.

No contarán con Avery Bradley, un especialista en ese costado de la cancha que decidió no participar de la reactivación de la liga. Tampoco podrán utilizar a Rajon Rondo, quien se fracturó el pulgar de la mano derecha y estará fuera durante dos meses. Sí podrán usar a J.R. Smith, su nueva adquisición en esta ventana de negociaciones que permitió Adam Silver. Ya clasificados a los playoffs por primera vez en siete años, los angelinos están listos para ir por el título número diecisiete.

 

Un escalón por debajo se encuentra Los Ángeles Clippers, con un registro de 44 triunfos y 20 caídas. Los de Doc Rivers han pecado de inconsistencia a lo largo de la etapa regular, pero tienen los argumentos suficientes como para ubicarlos como los máximos candidatos a sentarse en el trono: a un quinteto extremadamente potente liderado por Kawhi Leonard y Paul George se le suma una banca profunda que tiene entre sus figuras a Lou Williams y Montrez Harell, dos de los jugadores que pelearán por el premio al Sexto Hombre del Año. No han sufrido bajas y están configurados para dominar en la postemporada, por lo que quizás se vea su mejor rendimiento a partir de agosto.

 

Denver Nuggets ha demostrado ser un conjunto sólido y listo para dar un paso hacia adelante en relación a lo que hizo en la campaña pasada. Con Nikola Jokic a la cabeza y una gran cantidad de piezas de rol que saben exactamente lo que hacen, Mike Malone logró transformar a los terceros del Oeste en un rival extremadamente duro desde lo defensivo y con varias virtudes en ataque. Su récord es de 43 partidos ganados y 22 perdidos, pero se encontrarán con una nueva aparición en este regreso: Bol Bol, el sudanés de 2,18 metros de altura que brilló en los amistosos y será muy tenido en cuenta por el entrenador. El objetivo de los Nuggets es superar las Semifinales de Conferencia a las que llegaron en 2019.

 

Las aspiraciones de Utah Jazz en el inicio de este año son compatibles con las que tiene actualmente y ese es un buen signo. La franquicia de Salt Lake City se armó para no perderle pisada a los equipos de Los Ángeles y, en cierto punto, lo ha conseguido: tiene una marca de 41-23 y ha podido establecerse como un contrincante difícil de vencer para los líderes. Comandados por Donovan Mitchell y Rudy Gobert, sus dos integrantes del All-Star Game este año, encararán estos ocho juegos que tendrán en Orlando como una posibilidad de escalar posiciones en la tabla y meterse en el podio.

 

Cuando todos pensaban que la partida de Russell Westbrook y Paul George terminaría de sepultar la competitividad del equipo, Oklahoma City Thunder renació como una de las sorpresas que dio esta temporada. Actualmente se encuentran quintos, con 40 triunfos y 24 traspiés.

Liderados por su perímetro conformado por un veterano de mil batallas como Chris Paul y un joven talentoso como Shai Gilgeous-Alexander, han sabido sostener la regularidad que instituciones que se preveían superiores no tuvieron. A pesar de no ser uno de los grandes candidatos, corren con la fortuna de no presentar ausencias y pueden causarle problemas a cualquiera.

Houston Rockets es la gran incógnita de la Conferencia Oeste. Bajo el mandato de Mike D'Antoni, el plantel de los texanos ejecuta sistemas que suelen ir contra la corriente de lo que dicen los manuales. El ya famoso "small-ball", con cinco jugadores caracterizados por ser perimetrales como titulares, es el mejor ejemplo de ello.

El daño que suelen generar con su poder de fuego se opaca por los problemas que presentan en defensa y por la ineficacia que sufren desde el tiro en varios encuentros. Sin embargo, podrán contar por primera vez con una versión descansada de James Harden y de Russell Westbrook, quienes normalmente llegan a estas instancias totalmente cargados por lo ocurrido en los 82 cruces previos. Poseen el mismo récord que OKC, pero apuntan a avanzar en la lista para no enfrentar a un candidato en primera ronda. Sufrieron la baja de Thabo Sefolosha, por lo que contrataron a Luc Mbah A Moute.

También con 40 victorias pero perjudicado por sus 27 caídas, los Dallas Mavericks han vuelto a la fila de equipos de playoffs. La razón de esta evolución repentina se llama Luka Doncic y en él descansan las esperanzas de los dirigidos por Rick Carlisle.

El esloveno no sólo ha sido la principal estrella de su cojunto, sino que también emergió como un nombre recurrente en la carrera por el MVP. Es el engranaje de un ataque que ha conseguido registros históricos, manteniéndose hasta el momento como el que posee el mejor Rating Ofensivo de todos los tiempos.

Sin Willie Cauley-Stein por decisión personal ni Dwight Powell por lesión, el problema más claro de los Mavericks está en el juego interior. La presencia de Kristaps Porzingis será clave si pretenden quedarse más tiempo del esperado en la burbuja.

Hasta ahora, los Memphis Grizzlies son quienes se ubican como el último clasificado a la postemporada en el Oeste. Siendo el único conjunto con récord negativo (32-33) en esa lista, deberá defender este puesto en los ocho encuentros que tendrán por delante.

Más allá de lo que suceda en ese tiempo, el desarrollo que han exhibido es notable y está estrictamente relacionado con la llegada de Ja Morant, un novato que les cambió la cara en todo sentido. Los Grizzlies juegan a un ritmo más alto, atacan mejor y tienen un futuro enorme por delante. Aunque, mientras alguien pueda arrebatarles el lugar, también disfrutarán de este presente.

Portland Trail Blazers es la franquicia a la que mejor le ha venido el parate. A tan sólo tres festejos (29-37) de Memphis, han recuperado piezas importantes como Zach Collins y Jusuf Nurkic y pudieron darle descanso y meses de recuperación a Dame Lillard y CJ McCollum, quienes lucharon con lesiones durante todo el torneo.

Fueron finalistas de Conferencia el año pasado y, a pesar de que perdieron algunos jugadores de rol vitales, todavía mantienen el núcleo que los llevó hasta esa serie contra Golden State Warriors. No podrán contar con Trevor Ariza, quien optó por no sumarse.

Potenciados por la presencia de Zion Williamson, los New Orleans Pelicans (28-36) sueñan con entrar a la postemporada en este reinicio de la NBA. Poseen un grupo joven y lleno de talento, que encontró en el número uno del Draft de 2019 a ese eje para convertirse en un equipo equilibrado y difícil para todos. Brandon Ingram, Lonzo Ball, Jrue Holiday, JJ Redick terminan de completar una plantilla que tiene más futuro que presente, pero no deja de ser peligrosa.

Sacramento Kings (28-36) apuntaba a dar el salto hacia la consolidación en este año, pero las lesiones y los malos resultados en el arranque tiraron gran parte de eso por la borda. Sin embargo, se repusieron y podrán formar parte de esta reanudación en la que tienen la chance de recuperar lo que perdieron. DeAaron Fox se encuentra recuperado y Harrison Barnes ya está libre de COVID-19, dos buenas noticias antes de pelear por el play-in.

Parece extraño ver a San Antonio Spurs (27-36) en el puesto doce del Oeste luego de pasar dos décadas como un candidato firme al título, pero los dirigidos por Gregg Popovich atraviesan una etapa de reconstrucción inminente y deberán aceptar ese nuevo proceso. Sin LaMarcus Aldridge por lesión, estarán enfocados en foguear a jóvenes como Derrick White, Dejounte Murray y Lonnie Walker. La racha de clasificaciones consecutivas (22) a playoffs está cada vez más lejos de continuar.

El último invitado de la Conferencia fue Phoenix Suns, una organización (26-39) que no ha podido encontrar el rumbo en los últimos años desde la partida de Steve Nash. Cuenta con una joya lista para explotar como Devin Booker, pero no fueron capaces de rodearlo apropiadamente y perdieron gran parte de sus primeros pasos en la liga.

Sin embargo, los de Arizona protagonizaron un arranque furioso, con una ofensiva efectiva liderada por el propio escolta y por Ricky Rubio, quien ya se recuperó del Coronavirus. Pese a que eso ilusionó a todos sus fans, la realidad los golpeó y volvieron a entrar en la nebulosa en los meses posteriores. Quizás estos ocho cotejos sirvan para recuperar ese fuego competitivo.

 

 

 

 

Compartir

 



X