NBA 2017/18

Con el regreso de Tony Parker, San Antonio venció 115-108 a Dallas

01:21 28/11/2017 | Los Spurs se quedaron con una buena victoria en casa ante los Mavericks. Aldridge y Gasol destacados. Parker debutó y fue titular. Manu sumó 2 puntos.

Manu aportó 2 puntos en la victoria de los Spurs
En lo que quedará marcado como el partido de regreso de Tony Parker tras superar su lesión, San Antonio sacó un triunfazo en casa después de derrotar a Dallas Mavericks por 115-108. A los Spurs les costó muchísimo quebrar la resistencia de un rival que nunca bajó los brazos, sin embargo lograron tener mejor eficiencia en los momentos decisivos y se quedaron con un triunfo más que importante para seguir sumando en la tabla del Oeste.
 
Manu Ginóbili no tuvo un partido tan aceitado desde los números pero contribuyó con sus habituales pasajes de calidad al triunfo texano. El bahiense, ingresando como siempre a través de la segunda formación de los Spurs, firmó una labor con 2 puntos (1/3 en dobles y 0/2 en triples), 1 rebote y 2 pérdidas en 16 minutos. 
 
Por su parte, lo mejor de San Antonio llegó a través de las manos de un gigantesco LaMarcus Aldridge autor de 33 puntos y 10 rebotes. Pau Gasol acompañó la labor del exPortland en el juego interior, con el español firmando una labor sólida de 25 unidades, 6 rebotes y 4 asistencias. Además, Danny Green y Patty Mills sumaron 12 unidades cada uno.
 
Parker, en su regreso a las canchas después de operarse de una dura lesión en el cuádriceps izquierdo que sufrió en los playoffs de la temporada pasada, entró como titular y terminó con 6 puntos más 4 asistencias. El base francés jugó tan solo 14 minutos, tiempo reducido pero a su vez totalmente entendible ya que no jugaba un partido oficial desde hace 208 días.
 
San Antonio arrancó mejor pero luego, promediando el parcial inicial, empezó a sufrir la buena respuesta de Dallas. La visita presionó y llegó a ponerse al frente por trece unidades, los Spurs recortaron el margen pero de todas formas se fueron al descanso largo abajo por 53-46.
 
La mayor tormenta ya había pasado en el segundo capítulo, quizá por eso San Antonio salió al complemento con otro semblante y jugando un básquet mucho más dinámico. Si bien no fue demasiado superior, ya en el tercer episodio cambió la tendencia, lo pasó a ganar por 78-75. Ese envión sirvió para que en el último cuarto consiga una ventaja máxima de once entrando a los minutos decisivos, sosteniendo esa ventaja y cerrando el partido con una buena victoria.

Compartir

 



X