LNB 2014/15

Atenas recuperó su identidad y aplastó a Libertad: 89-72

20:30 01/11/2014 | Con una actuación muy sólida y con pocas fisuras, Atenas regresó al triunfo ante Libertad. Se destacaron Rivero, González y Torres en el ganador.

LL
Juan Manuel Rivero fue una de las figuras en el equipo cordobés (Foto: Prensa Atenas).
El partido se presentaba con las mismas obligaciones para los dos, es decir, volver a la senda del triunfo. Atenas necesitaba fortalecer la localía, y Libertad de salir de una racha negativa de tres derrotas consecutivas.
 
Dentro de ese panorama, y a pesar de las ausencias de Lábaque y Malara por lesiones, Atenas arrancó mejor, congesionando la pintura y haciendo presión sobre el perímetro de su adversario, pero ese buen inicio apenas lo pudo plasmar en los tres primeros minutos (7-2). La consigna fue circular el balón a partir de la conducción de un González que lució más seguro, y buscar a Rivero y Mikulas como primeras opciones.
 
Libertad falló bastante en ese lapso, hasta que Sheard encontró los espacios para facturar de tres en dos ataques seguidos. Con ese argumento, porque abastecer a los grandes directamente no podía, la visita pasó al frente por primera vez (7-8).
 
Fue un mensaje para Atenas, que intensificó la presión más arriba anulando las vías de gol de los santafecinos, y volviendo a las fuentes, es decir circulación y juego profundo para Mikulas. De esa manera recuperó la supremacía en el marcador, y con dos penetraciones de González, el griego sacó diez (20-10) cuando quedaban 2m23s, obligando al primer tiempo muerto de Piccato.
 
Con un par de aciertos de Alloati y Johnson, la visita metió un parcial de 4-0. El ingreso de Torres terminó rindiendo sus frutos, porque definió dos veces debajo del cesto y volvió a estirar las cifras. En la última acción del cuarto, Johnson clavó un tiro de nueve metros que dejó a Libertad más cerca: 24-17.
 
El griego siguió mandando en el segundo segmento, básicamente porque mantuvo el ritmo, atrás dejó muy poco espacios, y al mismo tiempo encontró respuestas en la rotación. Torres fortaleció aún más la pintura, mientras Rivero y González pasaron a ser las primeras vías de gol. Con un juego sólido, como hacía tiempo que no se veía, el local sacó la máxima (36-21) cuando quedaban 5m36s.
 
Vildozá encabezó la reacción de Libertad, y lo hizo al convertir de tres después de recuperar un balón en la mediacancha. Tras un doble fallado por Más Delfino y otra recuperación, Essengue y el mismo Vildoza siguieron acortando las cifras con un parcial de 7-0 para el conjunto visitante (36-28). Fue suficiente para que D´Angelo pidiera su primer minuto del juego.
 
El partido se equilibró, porque Atenas no tuvo la misma precisión, y más allá de algunas acciones de Lo Grippo no pudo volver a plasmar la superioridad del inicio. A Libertad le sirvió para mantenerse cerca en base a los arrestos individuales de Johnson, Vildoza y Sheard.
 
Atenas pareció despegarse con un triple de Rivero, pero en el cierre de la primera mitad, Libertad movió la bola hasta que logró encontrar solo a Sheard, y esté desde una distancia de ocho metros estampó un triple agónico que dejó a su equipo a seis, una diferencia impensada y que no reflejó lo que vio en la primera mitad: 44-38.
 
En esos primeros veinte el conjunto de Sunchales tuvo la virtud de encontrar en los tiros de larga distancia (6/8 triples), la efectividad que necesitó para equiparar las acciones ante un rival que fue superior. Atenas mereció más, sobre todo porque hizo casi todo bien, salvo dejar desprotegido el perímetro cuando su adversario le mostró que estaba en una buena noche.
 
Atenas amagó despegarse con un doble de Filloy al regreso de vestuarios, pero Libertad tenía otros planes. El visitante comenzó a presionar más en la zona de la gestación y lo obligó a cometer errores. Sin un base natural, el dueño de casa chocó una y otra vez con una defensa que a esa altura estaba mejor parada, y salvo un triple de Rivero, el ataque se hizo demasiado anunciado y carente de sorpresa.
 
Por el contrario Libertad fue recortando la brecha, porque pasó a dominar la pintura con un gran trabajo de Alloati, y encontró en un intratable Johnson a su mejor opción. El extranjero lastimó tanto desde el perímetro, como así también con los cortes hacia el cesto. Con un juego colectivo mucho más afinado, los de Piccato se pusieron a uno (50-49) cuando restaban 5m18s.
 
El ingreso de Torres le permitió al local equilibrar la lucha aérea, especialmente en un ataque que se había quedado sin variantes. El pivote fue el primero que sacó la cara, arrastrando marcas e imponiendo su físico en el poste bajo. Cuando Atenas se serenó, volvió a mover la bola y recuperó el control. Y esta vez fue Rivero el que se encargó de ametrallar la zona desde larga distancia (tres triples en el cuarto).
 
El griego salió de su peor momento en base a lo realizado por Torres y Rivero, los que contagiaron al resto. Libertad que estuvo muy cerca de dar vuelta la historia cayó en una confusión, apresuró las ofensivas y terminó dilapidando todo lo que había conseguido. Mucho más sereno, el conjunto de D´Angelo ingresó en los diez finales recuperando parte de la ventaja obtenida en la primera mitad: 71-60.
 
El trabajo de la media cancha ateniense, con Rivero y González como figuras excluyentes, sumado a la gran producción de Torres y Mikulas en la zona de la pintura, fueron edificando las bases de un triunfo se hacía tan necesario. Además, con Merlo en la conducción, el "Chuzito" no tuvo que preocuparse en generar, y así pasó a realizar lo que mejor sabe hacer, jugar de escolta.
 
En un abrir y cerrar de ojos, el local tomó una ventaja tranquilizadora (79-65), mientras Libertad, que había basado su ofensiva en el perímetro perdió efectividad, y salvo la puntería de Johnson y el esfuerzo de Fierro en ambos costados, careció de argumentos para revertir la situación.
 
Atenas pasó a controlar definitivamente el juego, para redondear así una actuación muy sólida, que solo mostró un manto de preocupación tras la salida de Rivero. El escolta, que se dirigió al banco rengueando y con evidentes muestras de dolor, fue el goleador del partido con 23 puntos (3/5 dobles, 5/8 triples y 2/3 libres) y el jugador más regular del conjunto cordobes, que tuvo en González y Torres a las otras figuras excluyentes.
 
Roberto Martín
[email protected]
En Twitter: @robertofmartin
En Twitter: @basquetplus
 
Síntesis
Atenas (89): Luciano González 22, Juan Manuel Rivero 23, Demián Filloy 4, Diego Lo Grippo 5 y Gabriel Mikulas 7 (FI); Agustín Más Delfino 2, Matías Bortolín 0, Juan Manuel Torres 18 y Alvaro Merlo 8. Entrenador: Pablo D´Angelo.
Libertad (72): Keyron Sheard 16, Jonatan Slider 0, Shaquille Johnson 18, Mariano Fierro 9 y Alejandro Alloatti 12 (FI); Gastón Essengue 4, José Vildoza 13 y Franco Vieta 0. Entrenador: Gabriel Piccato.
Cuartos: 24-17, 20-21, 27-22 y 18-12.
Arbitros: Fabricio Vito y Rodrigo Castillo.
Estadio: Polideportivo Cerutti, Córdoba.

Compartir

 



X