Eliminatorias América

Argentina-Uruguay: una prueba de fuego vital por el Grupo A

02:16 23/02/2018 | Argentina tendrá una de las citas más difíciles de estas eliminatorias, en el arranque de la segunda ventana y ante el duro Uruguay. Duelo de invictos.

Postal del último encuentro de Argentina ante Uruguay: amistoso por el Súper 4 que se jugó en Salta antes de la Americup (foto: Prensa CABB)
- Argentina - Uruguay
. Horario: 21:00. TV: TyC Sports.
. Arbitros: Guilherme Locatelli (Brasil), Krishna Domínguez (México) y Fabio Huber (Brasil).
. Estadio: Parque Guerrero (Olavarría, Buenos Aires)
 
Tiempo de Argentina para reafirmarse. En lo que marcará el arranque de la segunda ventana clasificatoria al Mundial 2019, el seleccionado argentino recibirá este viernes en Olavarría la visita de Uruguay en lo que será su tercera presentación dentro de este nuevo sistema FIBA. Argentina expondrá su invicto pero también está ante la posibilidad de dar un paso clave dentro del Grupo A, en un duelo picante entre dos equipos que vienen de salir ilesos de aquella primera ventana desarrollada en octubre.
 
Argentina llega al partido de esta noche con esa particularidad que tiene este nuevo formato de ventanas al que hay que adaptarse: poco tiempo de trabajo en grupo. Es que la selección recién se juntó el pasado martes en Capital y horas después arribó a Olavarría para tener sus primeros movimientos. Llegará con tres entrenamientos encima, aunque lo positivo es que Sergio Hernández hizo una buena elección y ninguno de los jugadores viene con fuerte carga de minutos u horas de viaje encima.
 
Lo positivo es que la esencia de juego que tiene Argentina ya está impuesta y que eso no varía, ni con los nombres que pueden rotarse pero que son parte del proceso ni con el poco tiempo que haya para entrenar antes de un partido. De esta forma se hace un poco más sencillo y podría presentar alguna ventaja, aunque eso no da una seguridad total ya que después hay que salir a demostrarlo en cancha. Hoy por ejemplo será una prueba de fuego para demostrarlo ante un contrincante durísimo, sin dudas el que de antemano representa la mayor complejidad dentro del grupo.
 
Con Scola de regreso tras terminar su temporada en la CBA de China hace varios días, y Nico Laprovittola junto con Brussino, Delía y Redivo siendo los únicos otros cuatro jugadores que están en competición fuera del país (todos ellos viniendo desde la ACB de España), Argentina presentará un equipo donde se le abren las puertas a varios actores de la Liga. Igual hay varias novedades en este último aspecto.
 
De la ventana pasada, dentro del ámbito nacional, se mantienen varios como Deck, Fjellerup, Saiz, Mainoldi y el chico Berra. En este caso Hernández optó por sumar a Balbi y Vaulet, ambos haciendo regresos a la selección recordando que el base no estaba en un proceso desde que integró el plantel del Sudamericano de 2016 y que el alero no estuvo en la última ventana porque venía recuperándose de una lesión. Además, en el caso del cordobés, Vaulet fue parte de los últimos procesos pero todavía no ha debutado oficialmente porque hasta ahora no había entrado nunca entre los 12. En esta ocasión podría llegar a hacerlo si Hernández lo ve con posibilidades de sumar minutos.
 
A priori el partido promete ser muy parejo, con la calidad de nombres que tiene cada uno de los dos planteles y sabiendo que Uruguay presenta un equipo bastante completo independientemente de que le puede faltar alguna figura de renombre (no está Jayson Granger por ejemplo, la ausencia más significativa). Habrá además varias caras conocidas porque el plantel uruguayo tiene cinco jugadores de la Liga, pasando por Panchi Barrera (Gimnasia de Comodoro), Vidal (Regatas), Calfani (San Lorenzo) y Parodi junto con Iglesias (Bahía Basket).
 
En el seleccionado de Signorelli la novedad más importante es el regreso de Bruno Fitipaldo, que no estuvo en la primera ventana por lesión pero que ahora está recuperado y se ha sumado al equipo. Obviamente esto incrementa el potencial de Uruguay a la hora de hacer el análisis, más aún sabiendo que el punto más fuerte que tiene el rival es la calidad de jugadores que posee en sus armadores (Barrera, Vidal y Parodi). La doble base puede ser una alternativa que funcione mucho en Uruguay, aunque también es posible que esta vuelta de Fitipaldo quizá limite un poco el tiempo de cancha en el que Signorelli apueste por esa doble base.
 
Con esto se sabe dónde se van a librar batallas importantes, porque desde la base se pueden dar duelos interesantes de Lapro ante los bases uruguayos de turno, más aún en los momentos donde el jugador del Joventut comparta equipo con un 2 bajo como Redivo. Claro que cambiará con un escolta más alto como Brussino por ejemplo, como así también Uruguay deberá modificar su planteo (difícil que acá busque jugar con doble base apostando más a Fitipaldo).
 
También en el juego interior se dará una batalla interesante con Delía-Scola ante Batista, por eso tal vez la idea a priori será buscar la ventaja en las transiciones rápidas antes de que Uruguay regrese y se plante. Si bien Argentina puede hacer juego de variantes y las características que tiene en el plantel le permite jugar dependiendo del trámite que tenga el partido, sin dudas que correr la cancha lastimará a Uruguay y está claro que el rival intentará frenar eso desde la defensa (y también tratando de tener efectividad adelante).
 

Compartir

 



X