Informe

¿Pudo Marcelo Nicola ser parte de los Bulls de Jordan?

16:33 20/07/2020 | En la etapa en la que Chicago seguía de cerca al croata, el argentino estaba en el Baskonia y también fue observado.

El Taugrés de Herb Brown, con Nicola arriba a la derecha, Brown en el medio, Pablo Laso arriba, Walter Guiñazú a la derecha de Brown, Ramón Rivas primero arriba a la izquierda, Juanito De la Cruz en el recuadro, Arlauckas en el piso acostado... (Foto Baskonistas.com)

Los años 90 podrían considerarse como la gran bisagra entre el mundo antiguo y el mundo moderno, en cuanto a lo que transformaron las tecnologías de la comunicación y lo que acercaron a sectores totalmente distanciados. 

En el básquetbol, los 90 fueron la última era en la que el seguimiento de jugadores era todavía un trabajo casi artesanal. Se podía descubrir un talento y que nadie más lo hubiese visto antes, o encontrarse con un diamante en bruto en un Sudamericano Juvenil o cualquier torneo de menores. No había TV en general, así que eran estrellas invisibles. 

Quizá no sea este el caso, pero también en los 90 el scouting de los equipos NBA era absolutamente distinto al actual. Muchas franquicias tenían contactos fuera de Estados Unidos, pero no se le daba a los extranjeros la importancia que tienen ahora. Salvo excepciones. 

Una de esas excepciones era Chicago Bulls, cuyo general manager, el controvertido Jerry Krause, se había enamorado del croata Toni Kukoc, a quien eligió en el draft de 1990 en la segunda ronda. Kukoc tardó bastante en sumarse a Chicago Bulls y en el medio, ocurrió esta historia. 

Herb Brown dirigió a Joventut de Badalona en la temporada 1989/90 y se enfrentó en un amistoso contra la Jugoplastika Split de Kukoc. Brown quedó enloquecido con ese equipo y se propuso seguir sus carreras. Al año siguiente, se contactó con Krause en un campamento de pretemporada de la NBA en Chicago y acordaron que les daría información exclusiva de jugadores a los Bulls a cambio de un salario.

Brown era el entrenador en ese momento del Taugrés Vitoria. O sea, del Baskonia, y al primer jugador que le recomendó a Krause fue a Marcelo Nicola, la perla que tenía el club vasco, con algunas características bastante parecidas a las de Kukoc: alero, 2.07, talento que le brotaba por los poros y mucha calidad. Lo que casi nadie sabe es que Krause fue a ver a Nicola a Vitoria. Lo cuenta el propio Brown en baskonistas.com:

"En el verano de 1992 volví a reunirme con Jerry para hablar sobre Toni Kukoc, Marcelo Nicola, etc. Le dije que podía viajar a Vitoria la próxima temporada para ver a Marcelo y a nuestro equipo. Meses después nos visitó, se quedó en casa junto con mi esposa y durante tres días. Vio un partido del Baskonia de la Copa Korac en nuestro pabellón, también repasamos videos y partidos por televisión. Conoció Vitoria y sus restaurantes. Durante estos días Jerry estaba muy concentrado y reservado, observaba los entrenamientos él solo (con un abrigo puesto y creo recordar no haberle contado a nadie que había venido a visitarme".

Al final, los Bulls sumaron a Kukoc en 1993, luego del retiro de Jordan, y con el croata consiguieron el segundo triplete de campeones en la NBA. En ese mismi 1993, Houston Rockets drafteó a Nicola en la segunda ronda, pero nunca le dio una chance. Luego fue traspasado a Portland como parte del canje por Clyde Drexler, pero si bien tuvo una prueba, no llegó a un acuerdo.

Fuente: 
Baskonistas.com

Compartir

 



X